Chiapas: el primer objetivo en la estrategia de vacunación

El Gobierno se vuelca en este territorio, que experimenta un gran rezago en la inmunización, y acusa a las autoridades locales de falta de logística

Adultos mayores esperan para recibir la vacuna contra la covid-19 en San Cristóbal de las Casas, Chiapas, en marzo de este año.
Adultos mayores esperan para recibir la vacuna contra la covid-19 en San Cristóbal de las Casas, Chiapas, en marzo de este año.Isabel Mateos (CUARTOSCURO)

El Gobierno ha puesto especial hincapié en el Estado de Chiapas ante el rezago que lleva con las vacunaciones, apenas un 19% de la población mayor de 18 años inmunizada, mientras que la media en todo México es del 40%, al menos con la primera dosis. Hasta este Estado han llegado 395.000 vacunas recientemente y el objetivo es poner 50.000 al día. Este territorio es multicultural, de difícil orografía y acceso a los servicios sociales, así como donde cala profundamente la rumorología y la desinformación. Son los factores que el Ejecutivo de Andrés Manuel López Obrador ha mencionado para explicar el rezago. El presidente ha insistido esta mañana que es “importante la vacunación, salva vidas y la enfermedad no se vuelve grave. Está comprobado”. “Queremos que Chiapas avance, que se coloque al mismo nivel que otras entidades”, ha dicho el mandatario. “Hay que actuar ya”.

El director del Instituto Mexicano del Seguro Social (IMSS), Zoé Robledo, se ha encargado de esta estrategia en Chiapas, donde se ofrece un paquete de tres por dos, es decir, si un joven convence a dos mayores para ir a vacunarse él mismo también saldrá inmunizado.

Más información
Un pueblo en Chiapas rehúsa a ser vacunado contra el coronavirus
Chiapas ofrece un ‘tres por dos’ en vacunas mientras otros ciudadanos buscan inmunizarse por segunda vez

En este Estado se han elevado el número de sedes de vacunación hasta las 41 y se ha vinculado a este proceso a las autoridades municipales y a las comunidades indígenas de manera directa. Brigadas especiales del IMSS recorren el territorio con una meta: que cuando acabe este mes, el 40% de los mayores de edad tengan su dosis puesta. La estrategia es que una vez lleguen a las comunidades vacunen a todo el mundo, de 18 en adelante. “Hay comunidades muy apartadas en la selva Lacandona, en los Altos de Chiapas, en la sierra. Una vez allí, ¿para qué vamos a vacunar por fases? Si además son pocos habitantes”, ha dicho el presidente. Y no ha ahorrado insinuaciones sobre ciertas ineficacias que han dejado a Chiapas en este rezago. “No es que la gente no quiera vacunarse, ha sido falta de difusión, de logística, de abasto de vacunas. Ahora trabajamos en coordinación. Afortunadamente no tenemos brotes, pero hay que actuar ya”.

López Obrador ha criticado que en el Estado había lugares que ni centro de vacunación tenían. “Pero ya la gente se está vacunando. Todo esto depende de la actitud de los Gobiernos. En Chiapas ha faltado también coordinación con las autoridades federales”. El presidente ha puesto de ejemplo a Claudia Sheinbaum, jefa del Gobierno de Ciudad de México, que “en todas las reuniones pide vacunas, está pendiente”. “Ella siempre dice: ‘si sobran, en la ciudad tenemos capacidad para su aplicación”.

La dificultad en los territorios más rurales, como Chiapas, pero también en comunidades aisladas de Guerrero y otros Estados se hizo obvia desde el primer momento. Pueblos enteros se negaron a ser inmunizados y así lo aprobaron a mano alzada. Se trata de creencias muy arraigadas y desconfianzas que no lo están menos. Buena parte de esa población no cree ni en la existencia del virus, mucho menos va a pasar por una inmunización. Preguntados por ello, algunos recurren a falsas leyendas, como que en un pueblo de al lado se han muerto todos lo que se vacunaron. Los rumores no cesan y los médicos en esas comunidades no pueden convencerlos ni casa por casa.

La cara buena de la moneda es que esa ruralidad y el aislamiento en las montañas ha protegido a estas poblaciones de alguna forma del virus. Aunque tampoco hay una garantía médica en esas zonas que certifique las causas de la muerte. Son comunidades que se conducen muy al margen de las formas de vida de otros lugares de México, como las ciudades. El mapa de Chiapas ha sido de los primeros en mostrar color verde, es decir, territorio libre del virus. Pero el temor ahora es que la tercera ola pueda alcanzar con más virulencia a aquellos lugares donde la vacunación no haya avanzado.

México atraviesa su tercera fase de contagio tras seis meses sin crecimiento, sin embargo, las hospitalizaciones no tienen un reflejo como en los episodios anteriores, ni los fallecimientos, lo que se ha atribuido a la extensión de las vacunas, sobre todo entre la gente de más edad, que eran los más propensos a un desenlace fatal si se contagiaban. “La incidencia se ha reducido en un 75%, respecto a momentos anteriores”, ha dicho el subsecretario de Salud, Hugo López-Gatell, esta mañana.

El segundo objetivo de la inmunización en este momento es la frontera norte, con vista a abrir el paso de la población en una zona de gran interés económico y laboral. El 55,5% ya está inmunizado. En Baja California, se ha completado la vacunación a todos los mayores de 18 años que hayan accedido voluntariamente. Janhsen, una sola dosis, ha sido el biológico elegido. Se avanza en el resto de la frontera. Esta semana se completará Chihuahua y la meta ahora es inyectar más de medio millón de dosis en Ciudad Juárez, donde ayer se pusieron unas 80.000.

Las vacunas siguen llegando a México. Hay momentos, como en esta última semana, en que el 50% del biológico se envasa en el país. Ocurre con los laboratorios CanSino y Astra Zeneca. “Esa es la razón de que México esté entre los 10 países del mundo en abastecimiento de vacunas”, ha dicho el canciller, Marcelo Ebrard en la conferencia matutina. Esta semana se recibirán unas cuatro millones de dosis y la siguiente se esperan otros siete millones.

Suscríbase aquí a la newsletter de EL PAÍS México y reciba todas las claves informativas de la actualidad de este país

Normas

Más información

Archivado En

Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS