NARCOTRÁFICO

La oposición, a López Obrador tras la detención de Cienfuegos: “Dejen de colgarse medallas ajenas. Fue la DEA”

Los defensores del Ejecutivo reprochan a los Gobiernos anteriores que permitieran los vínculos entre los altos mandos de la seguridad pública y el narcotráfico

Cienfuegos encabeza una ceremonia de destrucción de armas de fuego que el Ejército mexicano confiscó al crimen organizado mediante operativos especiales, en marzo del 2018.
Cienfuegos encabeza una ceremonia de destrucción de armas de fuego que el Ejército mexicano confiscó al crimen organizado mediante operativos especiales, en marzo del 2018.MARIO JASSO / Cuartoscuro

El exsecretario de Defensa durante el sexenio de Enrique Peña Nieto, Salvador Cienfuegos, fue detenido el jueves en Estados Unidos, según informó el canciller Marcelo Ebrard en Twitter tras ser avisado pasadas las nueve de la noche por Christopher Landau, el embajador de ese país en México. La detención del general ha desenterrado de nuevo los reproches hacia los Gobiernos anteriores por permitir los vínculos entre los encargados de la seguridad pública y el narcotráfico. Pero también ha despertado las recriminaciones de la oposición al Ejecutivo de López Obrador, a quien recuerdan que los altos cargos mexicanos no están siendo juzgados en el país, sino en EE UU.

A unas horas de la audiencia de Cienfuegos en un tribunal de Los Ángeles, donde fue detenido, se van sumando las voces que piden que el general sea juzgado en México. Así lo ha demandado este viernes el gobernador de Puebla, Miguel Barbosa: “No es correcto que las detenciones a los personajes más importantes de la vida pública de nuestro país sigan haciéndose en Estados Unidos”. El mandatario de Morena además ha asegurado que está “muy apenado” por la detención puesto que “los señalamientos son muy fuertes”.

Cienfuegos, que está siendo investigado por cinco delitos de narcotráfico en la misma corte de Nueva York que lleva el caso de Genaro García Luna y que sentenció a Joaquín el Chapo Guzmán, se esforzó como secretario de Defensa en cubrir los abusos que se producían dentro de las fuerzas armadas. El general se negó a colaborar en la investigación de la desaparición de los los 43 estudiantes de Ayotzinapa a pesar de que sus hombres tuvieron un papel importante como testigos.

Este viernes a primera hora el subsecretario de Derechos Humanos, Alejandro Encinas, ha asegurado que la captura Cienfuegos tendrá repercusiones en el caso de los 43 normalistas. A su llegada a Palacio Nacional para reunirse con el Gabinete, el funcionario ha señalado que el asunto se tiene que tomar con calma y atender a fondo, puesto que “muestra los problemas tan graves que hay en el país de descomposición política y de vínculo con actividades delictivas”: "Pero esto va a impactar sin lugar a dudas en la investigación”.

El presidente Andrés Manuel López Obrador ha calificado este viernes la detención de Cienfuegos como “lamentable” y una “situación inédita”, que se suma al arresto de García Luna, el que fue secretario de Seguridad Pública con el expresidente Felipe Calderón, también en suelo estadounidense. “Esto es una muestra inequívoca de la descomposición del régimen, de cómo se fue degradando la función pública. Yo siempre dije que no era solo una crisis, que era una decadencia. Estamos ahora constatando la profundidad de esta descomposición”, ha dicho el presidente en su conferencia matutina.

El diputado por Acción Nacional (PAN) Jorge Triana fue anoche uno de los primeros en llamar al Ejecutivo de México a “no colgarse medallas” puesto que la cancillería mexicana incluso “ignora por las cargos por los que ha sido arrestado Cienfuegos”.

La oposición ha aprovechado la detención para insistir en que no ha sido a petición de la justicia mexicana, sino de las instituciones estadounidenses. López Obrador ha reconocido en su mañanera que en México no existe ninguna investigación en contra del general Cienfuegos: “No hay nada en México. Esto surge de una investigación que se lleva a cabo en Estados Unidos”. Además el mandatario también ha admitido que el Gobierno no sabía que se está investigando en el país al militar: “No tenemos información. Hay que esperar que se den a conocer los motivos de la detención en Los Ángeles”.

El exsenador y exsecretario de Trabajo con Calderón, Javier Lozano Alarcón, ha pedido no especular sobre los cargos imputados a Cienfuegos, puesto que es “muy grave”. Además ha asegurado que hasta que no se pruebe lo contrario reitera su "afecto y respetos” al general.

El arresto del exsecretario de Defensa se ha convertido en un misil que atraviesa sexenios y Gobiernos, también para el presidente López Obrador, que ha consolidado al ejército como el pilar de la seguridad pública. El ex Procurador General de la República Ignacio Morales Lechuga ha advertido del “terremoto” que va a ocasionar esta detención en las fuerzas armadas.

Por su parte, el vicecoordinador del grupo parlamentario del Partido del Trabajo y uno de los defensores más feroces de López Obrador, Gerardo Fernández Noroña ha señalado: “Nosotros enfrentamos a Cienfuegos cuando intentó vender el campo militar número 1F. Siempre dijimos lo que era, el tiempo nos vuelve a dar la razón. Recibimos amenazas de su parte durante esa lucha”.


Archivado En:

Te puede interesar

Lo más visto en...

Top 50