Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

El Supremo suspende el traslado de Lula a un presidio común en São Paulo

La defensa solicitaba que la resolución esperase el fallo sobre la recusación del ministro Sérgio Moro en el Constitucional, que podría anular su sentencia

Lula
El expresidente Luiz Inacio Lula da Silva en una fotografía de abril de 2018. AFP

El Supremo Tribunal Federal (STF) ha suspendido este miércoles el traslado del expresidente Luiz Inácio Lula da Silva a un presidio común en São Paulo. Horas antes la jueza Carolina Lebbos, responsable de la ejecución de la pena del expresidente, había decidido que Lula siguiera cumpliendo su condena que se le impuso en el caso del apartamento de tres plantas de Guarujá en una cárcel común en el Estado de São Paulo. El expresidente está preso en una celda especial en la cárcel de la Superintendencia de la Policía Federal de Curitiba desde abril de 2018, tras haber sido condenado en segunda instancia por blanqueo de capitales y corrupción pasiva. Ahora le corresponderá al tribunal determinar a qué presidio irá el expresidente.

La Policía Federal había solicitado el traslado de Lula alegando que la superintendencia de Curitiba no dispone de las condiciones adecuadas para que cumpla allí la pena. Como argumentos, citó los trastornos que sufren los vecinos de la zona —provocados por grupos antagónicos— y que sus estructuras son solo para presos provisionales.

La defensa de Lula había solicitado, el mes pasado, la suspensión del análisis de la petición de la superintendencia hasta la resolución de un hábeas corpus que tramita en el Supremo Tribunal Federal (STF, el Constitucional brasileño) pidiendo la recusación del juez Sérgio Moro, lo que podría anular la sentencia del expresidente. El Supremo suspendió el juicio antes del receso de julio y deberá retomarlo en breve, afirmaba en su petición el abogado Cristiano Zanin Martins. Él destacaba asimismo que, en el caso de que no fuese posible esperar, debería cumplir la condena en una sala del Estado Mayor, en instalaciones militares en la región metropolitana de São Paulo, dependiendo de la disponibilidad de las Fuerzas Armadas. El argumento es que Lula tenía una condición "peculiar" y que gozaba de derechos y prerrogativas incluso durante el cumplimiento de la pena.

Al decidir su traslado, la jueza afirmó que la petición de la defensa para que la pena se cumpla en la región metropolitana de São Paulo es procedente. Pero Lebbos declaró que la legislación no prevé que los presos provisionales tengan que cumplir la condena en salas del Estado Mayor. Por eso, optó por el traslado a una cárcel común, que le garantice a Lula su integridad física y moral. "Por consiguiente, concedo la petición inicial y autorizo el traslado del penado del actual lugar de custodia a un establecimiento ubicado en el Estado de São Paulo, estimando, por ser de justicia, la pretensión subsidiaria da Defensa", afirmó la jueza en su resolución.

En un comunicado, los abogados del líder del Partido de los Trabajadores afirmaron este martes que "la resolución dictada por el Juzgado Federal 12 de Curitiba desestimó las peticiones formuladas por la defensa y, contradiciendo a los precedentes ya observados en relación con otro expresidente de la República (...) le negó al expresidente Lula el derecho a Sala de Estado Mayor y determinó su traslado a un establecimiento en São Paulo a definir."

Se adhiere a los criterios de The Trust Project Más información >

Más información