Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

“El FMI tiene que entender que los muertos no pagan”

Exministro de Cristina Fernández de Kirchner, rompió con la expresidenta para armar su propio espacio político. Hoy aspira a ser la alternativa peronista a Mauricio Macri

Sergio Massa
Servio Massa, el martes, en sus oficinas de Buenos Aires tras la entrevista con EL PAÍS.

Sergio Massa dirige el Frente Renovador, un movimiento que reivindica el peronismo desde fuera del kirchnerismo. En su segundo intento por alcanzar la presidencia de Argentina (en 2015 tuvo el 21% de los votos), a falta de las primarias en el bloque Alternativa Federal y de que Cristina Fernández de Kirchner diga si se presenta o no, Massa propone “superar el fracaso de Mauricio Macri” con un pacto económico y social entre todas las fuerzas políticas y una renegociación de la deuda con el Fondo Monetario Internacional (FMI).

Pregunta: ¿Cómo se llega a la Casa Rosada?

Respuesta: Construyendo un gran acuerdo y grandes mayorías. Argentina necesita superar el fracaso de Mauricio Macri. Fracasó porque generó una expectativa que no cumplió, porque la sociedad se siente engañada y, sobre todo, porque nunca recorrió el camino de unir a los argentinos. Eligió la confrontación fácil con el pasado para mantenerse en el poder sin importar lo que eso significaba. Si uno hace campaña dividiendo, es imposible gobernar para todos.

P. Desde el regreso a la democracia en los años ochenta se habla de la necesidad de unos Pactos de la Moncloa en Argentina. ¿Por qué es tan difícil lograrlos?

R. En enero de 2016 me subí a un avión y acompañé al Gobierno a Davos como líder opositor para decirle al mundo que empezaba una nueva etapa. En el viaje de vuelta, le planteé al presidente que era el momento de construir un acuerdo económico y social. Me dijo: “Gané yo, gobierno yo”. Esa soberbia, esa mezquindad, lo único que ha hecho es encerrar a la Argentina en esto que nos pasa hoy. El presidente que prometió pobreza cero nos llevó a la peor liga del mundo junto a Venezuela e Irán.

P. ¿El país que heredará el próximo presidente será peor que el que heredó Macri?

R. Será mucho peor, porque creció la deuda, cayó la producción, tenemos la inflación más alta de los últimos 30 años y tenemos más pobreza. Estamos mucho peor.

P. ¿Cómo se sale de la crisis?

R. El camino es volver a una economía asociada a la producción y al trabajo, poner la educación en el centro de la escena, y cambiar el sistema de impuestos para defender a los exportan, que son los que generan dólares genuinos. Debemos dejar de ser un país que importa deuda y exporta ahorro. Necesitamos vender valor agregado, salir de la lógica de que Argentina es sólo agroexportador.

“Argentina necesita superar el fracaso de Macri”.

P. ¿Por qué Argentina es un país tan peronista?

R. Porque es un país en vías de desarrollo, un país en que el ciudadano le asigna un rol central al Estado. Y el peronismo, como movimiento político, es el que mejor interpreta el uso del Estado como herramienta para generar desarrollo y equilibrar desigualdades. Creo en el Estado como instrumento de transformación de la vida de la gente.

P. ¿Hay un sitio para Cristina Fernández de Kirchner en ese entramado opositor que usted propone?

R. No sé qué hará la expresidenta. Nosotros no podemos prohibirnos hablar a todos los votantes opositores y decirles que esto no consiste en tener candidatos de culto, porque acá hay que ganarle a Macri. No alcanza con construir candidaturas que después pierdan en segunda vuelta con Macri.

P. Supongamos que habla usted con inversores. Explíquenos en qué se distingue de Kirchner.

R. En que no creo en los cepos, peleé contra el cepo a la venta de dólares en 2013; no creo en las economías donde existen mecanismos indiscriminados de control de cambio, creo en el modelo que tienen Chile o Brasil. Creo que a un inversor que viene a generar empleo, no a especular, tengo que darle todas las facilidades, porque eso es el Estado interviniendo.

“El peronismo cree en el Estado como instrumento de transformación de la vida de la gente”.

P. ¿Hasta qué punto la imagen de la expresidenta pesa sobre el peronismo?

R.: La gente separa muy bien y sabe bien qué es lo que hace cada uno. Yo fui alcalde, jefe de Gabinete, director de la Seguridad Social durante seis años, legislador y hoy no tengo ningún proceso en la Justicia. Vivo en la misma casa desde que me casé y eso la gente lo sabe.

P. Imaginemos que Massa es presidente. ¿El FMI da margen para cambiar el acuerdo el año próximo?

R. Nosotros le planteamos al Fondo en diciembre, con mucha claridad, que nuestra decisión era rediscutir el acuerdo. El acuerdo es injusto para Argentina porque sólo sirvió de salvavidas para Macri. Establece obligación de desembolso dentro de un gobierno y obligaciones de pago en el que le sigue inmediatamente después. Necesitamos una salida a la portuguesa, alargar los plazos y usar ese alivio para disminuir impuestos. El FMI tiene que entender que los muertos no pagan.

P. ¿Qué hace falta para convencer a los argentinos de que traigan el dinero que tienen en el exterior?

R. El Gobierno perdió una gran oportunidad con el blanqueo, porque no puso incentivos para la repatriación. El tema central son los incentivos y eso depende de los esquemas impositivos. Si castigo más la producción y el trabajo que la especulación financiera afuera del país tu tendencia natural va a ser mirar la utilidad de cada inversión, deducir los impuestos y ver que los incentivos están mal alineados.

"Yo no voy a empezar de cero, mantendré lo que esté bien".

P. Mientras tanto, la inflación se come el dinero local.

R. Durante muchos años se dijo que el problema de la inflación era la emisión monetaria. Este Gobierno tiene desde hace un año emisión monetaria cero y alcanzó el récord de inflación de los últimos 27 años. Claramente no es sólo emisión monetaria, sino emisión más agregados monetarios.

P. ¿Es posible que la moneda argentina se aprecie?

R. Se va a apreciar el día que tengamos balanza comercial positiva por exportación, no por caída del turismo. La balanza tiene que ser por crecimiento de exportaciones, y para eso hay que mirar al Mercosur, a nuestro nicho de negocio en Asia y África o en la India. Tenemos que explorar mercados y que el sistema de relaciones exteriores se oriente al comercio.

P. ¿Por qué triunfa tanto en Argentina el discurso del político que promete refundar la nación? Macri ha vuelto a repetirlo en su última entrevista.

P. Yo no voy a empezar de cero, mantendré lo que esté bien.

Se adhiere a los criterios de The Trust Project Más información >

Más información