Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra
EP Global BLOGS CRÓNICAS
INTERNACIONALES

La campaña de uso del casco que indigna a Alemania

El ministro de Transportes lanza un anuncio con modelos en ropa interior bajo el eslogan: ‘Parece una mierda, pero me salva la vida’

Varias imágenes de la campaña a favor del uso del casco del Gobierno alemán.

Si lo que pretendía el Gobierno alemán era que su mensaje llegara a todos los usuarios de bicicleta del país, sin duda lo ha conseguido. Otra cosa es si el consejo ha calado entre los ciudadanos o simplemente se ha quedado en una campaña provocadora que ha levantado una enorme polémica por las acusaciones de sexismo y por el eslogan: Parece una mierda, pero me salva la vida.

La campaña de uso del casco que indigna a Alemania

Las estadísticas oficiales no mienten. Según la Asociación de Seguridad Vial de Alemania, 432 ciclistas murieron en el país en 2018. La estadística no revela las causas del fallecimiento, pero la cifra llevó al ministro de Transportes alemán, Andreas Scheuer, a poner en marcha la campaña, destinada a convencer a jóvenes de entre 17 y 30 años del uso de estos elementos de seguridad cuando se montan en una bicicleta.

La idea en si no era mala, pero los expertos que diseñaron la campaña, que tuvo un coste de 400.000 euros, se aventuraron a utilizar como reclamo a jóvenes y atractivos modelos de ambos sexos, vestidos solo con ropa interior. Una creatividad que no pasa inadvertida en las calles, ni en las redes, ni en los medios audiovisuales donde se ha difundido.

En actitud insinuante, tumbados, apoyados en paredes… y siempre el casco en la cabeza. La campaña ha sido lanzada en inglés y no en alemán (por el público al que va dirigido, con amplio dominio de ese idioma). Y desde el martes, en todo el país se pueden ver vallas, cartelones y anuncios con el eslogan Look like shit. But saves my Life (“Parece una mierda. Pero me salva la vida”).

Fue hacerse pública la campaña y comenzar el chaparrón de críticas, muchas de ellas de miembros del propio Ejecutivo. Mientras, el vídeo de la iniciativa se ha hecho viral y lleva ya más de dos millones de reproducciones. La presidenta del Grupo de Trabajo de Mujeres Socialdemócratas, Maria Noichl, tachó los carteles de sexistas, de mal gusto y tendentes a promocionar “una política de carne fresca”. “Es vergonzoso, estúpido y sexista que el ministro de Transportes venda sus políticas usando piel desnuda”, afirmó la líder, citada por el periódico Bild.

La ministra de la Familia y también militante del SPD; Franziska Giffey, apostó por la ironía para criticar la campaña iniciada por su colega de Gabinete. Y quiso mostrar su disconformidad en las redes sociales. La ministra, vestida con una chaqueta roja y falda negra subió una foto suya en bicicleta a Facebook con un mensaje sugerente: “Querido Andreas Scheuer. ¡Estar completamente vestida también combina bien con un casco!”.

A las críticas se sumó también el copresidente de Los Verdes, Robert Habeck. “Por supuesto, los cascos de bicicleta son importantes en el tráfico”, admitió. “Es bueno señalar esas bondades, pero no con carteles inadecuados. Eso no es ni gracioso ni moderno”, zanjó.

Las críticas no parecen importarle al ministro Scheuer, y, menos aún, a sus colaboradores del ministerio. En vísperas del lanzamiento de la campaña en todo el país, el Ministerio de Transportes dejó saber que solo un 8% de los ciclistas de entre 17 y 30 años usa casco.

Es cierto, pero lo que hasta el momento sigue estando presente en el imaginario colectivo no es el carácter preventivo de la campaña, sino la imagen de una bella modelo (Alicija Köhler, una concursante del programa Germany's Next Top Model) que se posa sobre una cama, vestida con ropa interior y con un casco de bicicleta en la cabeza.

“Estoy muy satisfecho con la campaña y sé que mucha gente todavía quiere discutir con nosotros”, dijo Andreas Scheuer, consciente de que su polémica campaña destinada a “sacudir y polarizar” había logrado un primer objetivo: atraer la mayor atención posible. "La meta ya ha sido alcanzada cuando se está discutiendo una campaña”, afirmó el ministro.

Se adhiere a los criterios de The Trust Project Más información >

Más información