Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

López Obrador ofrece cuentas alegres y un poco de autocrítica en 100 días de Gobierno

El presidente de México destaca la lucha contra la corrupción y reconoce que los mejores resultados en combate a la violencia están por llegar

López Obrador presenta informe sobre los 100 días de su Gobierno.
López Obrador presenta informe sobre los 100 días de su Gobierno. REUTERS

El combate a la corrupción ha centrado el mensaje del presidente de México, Andrés Manuel López Obrador, por sus 100 días de Gobierno. En un informe leído tres horas después de su conferencia matutina diaria, que apenas duró hoy ocho minutos, el mandatario hizo un balance de la gestión que ha sacudido desde el 1 de diciembre las formas de hacer política en el país. El líder del Movimiento de Regeneración Nacional (Morena) ha afirmado que los programas de austeridad, ahorro y de combate a la corrupción han hecho que su Administración tenga disponibles 700.000 millones de pesos (36.000 millones de dólares).

"Aunque nos quedemos sin camisa y pasemos de la austeridad republicana a la pobreza franciscana seguiremos entregando apoyos", dijo López Obrador al defender el reparto de subsidios, una de las guías maestras de su Administración. En estos primeros tres meses, el Gobierno ya ha entregado, o está por hacerlo, dinero a 13 millones de personas mayores de 65 años. El presidente asegura que para el primer semestre de este año esta cifra aumentará a 18 millones de beneficiarios. Además, nueve millones de estudiantes pobres recibirán 60.000 millones de pesos durante 2019, unos 3.000 millones de dólares, en becas. "Por la corrupción que prevalecía decidimos que el dinero del presupuesto no se entregue a intermediarios: ni asociaciones, ni fundaciones, ni organizaciones", anunció el presidente mexicano. Esta decisión le ha generado roces con algunas arraigadas organizaciones de la sociedad civil, quienes se han quejado que este recorte al presupuesto pone en peligro otros programas de impacto social.     

López Obrador anunció una catarata de cifras optimistas y dijo que ya ha cumplido con más de 60 de los 100 compromisos que hizo en el Zócalo de Ciudad de México en su primer día como presidente. "La economía está en marcha. Crece poco, pero no hay ni asomo de recesión como quisieran nuestros adversarios o como pronostican de mala fe sus analistas. Se van a quedar con las ganas", dijo después de citar que el peso haya ganado valor con respecto al dólar (un 4%), una ligera baja en la inflación y un aumento del 2,6% en la recaudación federal durante el primer bimestre del año respecto al mismo periodo de 2018. "La confianza de los contribuyentes del manejo honrado de sus impuestos nos ayudará a superar la meta establecida", añadió el mandatario.  

Pero también hubo espacio, poco, para la autocrítica. El tema que lo obligó a dar malas cifras es la inseguridad. Esta es una realidad que su Gobierno heredó de los dos mandatos anteriores: el del presidente Felipe Calderón (2006-2012), quien sacó al Ejército de sus cuarteles para combatir a los carteles del narcotráfico, y el de Enrique Peña Nieto (2012-2018), cuyo Gobierno tuvo una reacción inercial a la violencia. 2018 ha sido el año más violento en la historia del país y 2019, el peor inicio que se ha tenido por las cifras de homicidios. "En los hechos, la población del país se encuentra en estado de indefensión", dijo López Obrador. "Solo se ha logrado contener la incidencia delictiva, pero no reducirla significativamente como lo deseamos. Se mantiene el mismo número de homicidios y robo de vehículos que antes de que llegáramos", reconoció el presidente.

Antes del Gobierno de Morena se registraban, en promedio, 91,3 homicidios diarios. De diciembre a marzo de este año son 88.2. El robo de vehículos, otro de los delitos de alto impacto, presenta una tendencia similar. Antes eran robados 669 coches diarios y hoy son 636. El resultado más optimista en materia de seguridad y justicia ha sido la disminución del robo de combustible, uno de los tres delitos que han sido catalogados como graves por ley en la presente Administración junto a la corrupción y los delitos electorales. Las redes de delincuentes pasaron de sustraer ilegalmente 81.000 barriles de hidrocarburos a 15.000, después de un operativo militar que provocó un importante desabasto de gasolina en varios Estados del país. José Antonio Yepez, El Marro, el líder de la banda más importante de huachicoleros (ladrones de combustibles) sigue a la fuga y está siendo cazado por el Gobierno federal. 

El mensaje de López Obrador por sus primeros 100 días fue dado ante tres de sus cuatro hijos, su esposa, su Gabinete, la plana mayor de los empresarios mexicanos y algunos de los gobernadores. El evento tuvo el sabor de un discurso del primer año de Gobierno. El presidente mexicano ha anunciado que ofrecerá uno de estos discursos cada trimestre, además de las conferencias matutinas donde responde a las preguntas de la prensa. 

Slim, sobre los 100 días de López Obrador: “No hay preocupación sobre la economía”

Slim (izquierda), en el balance de los 100 días de Gobierno de López Obrador.
Slim (izquierda), en el balance de los 100 días de Gobierno de López Obrador. CUARTOSCURO

Jacobo García

El empresario Carlos Slim dio sus bendiciones a los primeros 100 días de Lopez Obrador. Slim, uno de los hombres más ricos del mundo, se sumó así al coro de voces que aplaude su gestión y destacó sus avances en la lucha contra la corrupción y el combate a la pobreza.

Según Slim, “el gobierno ha trabajado muy intensamente para afrontar el combate a la pobreza, la lucha contra la corrupción y contra el crimen (…) y hubo avances con el aumento al salario mínimo que estaba estancado”.

Uno de los anuncios de López Obrador más destacados por Slim fue el aumento en el número de becas a los estudiantes “porque México necesita una población más preparada con educación moderna y de calidad”, dijo el dueño de la principal compañía de teléfonos del país.

Sobre el papel de las empresas calificadoras que han bajado el rating de algunas empresas públicas de México, Slim quitó importancia a sus diagnósticos al decir que “el trabajo de las calificadoras es calificar”. “Pero lo importante es que hay un presupuesto razonable que se está cumpliendo con creces. Hay incluso ingresos adicionales, disciplina y los equilibrios macroeconómicos se está cumpliendo. No hay preocupación” señaló.

Según Slim, la economía mexicana no atraviesa ninguna crisis sino que crece de forma más lenta de lo esperado, en torno al 2%. “Para ello el gobierno debería aumentar la inversión lo que haría que el país creciera al doble de lo que lo está haciendo ahora”, añadió.

Una de las prioridades aplaudidas por Slim, ha sido la decisión de López Obrador por recuperar la industria petrolera “porque PEMEX está en una situación difícil y debemos volver a ser productores de petróleo, cuya producción ha caído a la mitad, y volver a los niveles que hemos manejado tradicionalmente”, añadió.

Sobre la migración, Slim aplaudió las inversiones previstas en Honduras, Guatemala y El Salvador y llamó al resto de empresarios a invertir en la región para que la población no tenga que dejar su país.

Se adhiere a los criterios de The Trust Project Más información >

Más información