Selecciona Edición
Selecciona Edición
Tamaño letra

Detenido un militar mexicano por violar a una joven en Chihuahua

El presunto agresor se hizo pasar por conductor de Uber para engañar a su víctima

Navolato Sinaloa
Un militar vigila una calle en Sinaloa. EFE

Un militar de la Fuerza Aérea Mexicana ha sido detenido en Chihuahua (norte de México) por violar a una joven de 19 años. El soldado, identificado como Ricardo Javier L. P. trabajaba en sus ratos libres como chófer de Uber y la noche del 26 de diciembre utilizó ese puesto para engañar a su víctima. El presunto agresor enfrenta de 12 a 20 años de prisión por violación agravada.

La joven había pedido un servicio aquella noche y la aplicación le asignó un conductor que no llegó a tiempo. Según la versión de las autoridades estatales, Ricardo Javier fue más rápido. Él pudo ver ese servicio y acudir antes que nadie. La chica sospechó cuando observó que la matrícula de aquel coche no coincidía con la que le marcaba la plataforma. Pero él la convenció.

Según el testimonio de la víctima, el presunto agresor le dio información suficiente sobre su trayecto y le habló de que las fallas en el sistema habían impedido que la aplicación se actualizara con su coche. Ella le creyó, hasta que llegaron a un predio al norte de Chihuahua. Él sacó un cuchillo y la violó.

La joven pudo escapar y, antes de hacerlo, memorizó parte de la matrícula de su coche. Esto fue clave para encontrar al detenido. De quien la policía sospecha que puede estar relacionado con otros casos similares, pues siempre utilizaba el mismo método. Ricardo Javier fue arrestado en las instalaciones de la Base Militar de la Fuerza Aérea de Chihuahua el pasado martes.

Chihuahua, desde hace una década, uno de los lugares más letales de México para ser mujer, ha acumulado en 2017 al menos 929 violaciones, más de dos al día. Se trata de la cifra más alta de todo el país, según los datos oficiales. En todo el Estado —de unos cinco millones de habitantes— se cometen el triple de violaciones que en la Ciudad de México, que tiene más del doble de población. Y esta cifra podría aumentar, pues las autoridades reconocen que la gran mayoría de delitos en este país no se denuncian y todavía menos los que son de índole sexual.