Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

La Justicia argentina absuelve a Mauricio Macri por los Papeles de Panamá

Un juez entiende que el presidente argentino no fue “socio ni accionista” de dos empresas descubiertas en paraísos fiscales

La Justicia argentina absuelve a Mauricio Macri por los Papeles de Panamá

Mauricio Macri no fue “socio ni accionista” ni percibió “ganancias o utilidades” de dos empresas radicadas en Bahamas y Panamá, pese a que figuró como director de ambas hasta 2009. Así lo resolvió la Justicia tras una investigación de poco más de un año y despegó definitivamente al presidente de Argentina de los Papeles de Panamá, un escándalo que marcó los primeros meses de la gestión del nuevo Gobierno. El fallo, con la firma del juez Andrés Fraga, explicó que Macri aceptó la dirección de las offshore Fleg Trading y Kagemusha a pedido de su padre, Franco Macri, “al solo y único efecto de designar un reemplazante y renunciar”. El padre de Macri quedó entonces como único responsable de las empresas y de cualquier operación que pudieran realizar.

En 2009, cuando era jefe de Gobierno de Buenos Aires, Macri omitió las dos empresas en su declaración jurada. Pero su nombre apareció en el directorio como parte de la investigación internacional realizada a partir de una filtración del estudio panameño Mossack Fonseca. La justicia abrió entonces una causa por presunta evasión impositiva y lavado de dinero. El presidente fue absuelto del segundo delito hace dos meses por un tribunal de segunda instancia. En cuanto a un eventual delito fiscal, faltaba la resolución del juez Fraga. Para el magistrado, Macri nunca cobró dinero de las dos empresas ni ejerció cargo efectivo alguno en ellas y cerró el caso.

En mayo de 2016, cuando estalló el escándalo de los Panamá Paper, Macri sostuvo que las empresas eran de su padre Franco, titular del Grupo Socma y uno de los hombres más rico del país. Franco dijo entonces ante la justicia que constituyó las empresas en 1998 y las liquidó en 2008. Reconoció además que al frente del directorio puso a sus hijos Mauricio y Mariano, pero que “en la práctica” sólo él ejerció el cargo. El juez Fraga dijo ahora que Macri "no participó en las decisiones empresarias ni en negocio alguno de Fleg Trading Ltd, ni fue titular o cotitular de ninguna cuenta corriente bancaria en el país o en el exterior de dicha sociedad, que no percibió honorarios como director ni ninguna otra retribución de Fleg Trading Ltd”.

Respecto a Kagemusha, una offshore descubierta días después de la filtración original de los Papeles de Panamá, Franco Macri dijo que su hijo tenía sólo 22 años cuando fue abierta, por lo que era "imposible pensar que ellos hubieran decidido o tomado intervención".

Este fallo y el anterior cerraron definitivamente un escándalo que obligó a Macri a ponerse a la defensiva cuando llevaba en la Casa Rosada menos de seis meses. El caso fue especialmente dañino para su imagen en momentos en que la oposición impulsaba la imagen de Macri como representante de los ricos. El presidente tuvo que tomar la iniciativa para evitar el deterioro de su imagen y llegó incluso a demandar a su padre para que éste entregara a la justicia las pruebas que, a su entender, demostraban su inocencia. En la causa, caratulada como “Macri vs Macri”, el presidente dijo que a pesar de su “insistencia” no había logrado hasta entonces que su padre entregara la documentación al juez.

Más información