México suma a los empresarios a la renegociación del Tratado de Libre Comercio

El Gobierno inicia una ronda de consultas de 90 días con el sector privado

Peña Nieto, acompañado en Los Pinos por la Conago.
Peña Nieto, acompañado en Los Pinos por la Conago. EFE

El Gobierno mexicano sumará a los empresarios en su estrategia de renegociación con Estados Unidos del Tratado de Libre Comercio de América del Norte (TLCAN), que no iniciará antes de mayo. Las secretarías de Economía y Relaciones Exteriores han informado este miércoles de que iniciarán una ronda de consultas de 90 días con el sector privado para “fijar los parámetros que guiarán la revisión y profundización” del acuerdo comercial firmado en 1992 por Estados Unidos, México y Canadá.

La inclusión de los empresarios en la renegociación del tratado fue debatida este martes en la Conferencia Nacional de Gobernadores (CONAGO), un consejo que reúne al poder ejecutivo con los 32 mandatarios estatales. Como se preveía, el tema que dominó el último encuentro fue la amenaza del Gobierno de Trump a México. Miguel Ángel Mancera, el jefe de Gobierno de la Ciudad de México, propuso ante sus homólogos que un grupo de empresarios se sume al equipo negociador del acuerdo comercial, cuya disolución se ha convertido en la espada de Damocles de la economía nacional.

Más información
Carlos Slim llama a potenciar el mercado interno
Trump, el nuevo aprendiz de brujo
México puede prosperar sin Trump, por ERNESTO ZEDILLO

Mancera mencionó este lunes los hombres de negocios que en su opinión deberían formar parte en las negociaciones. Entre ellos se encuentran los poseedores de las principales fortunas del país: Carlos Slim, el magnate de las telecomunicaciones; Germán Larrea, del poderoso Grupo México y Alberto Baillères, de Grupo BAL. También incluyó a Juan Beckmann (José Cuervo), Antonio del Valle (Mexichem), Agustín Coppel (Grupo Coppel), Manuel Arango (ex-Grupo Cifra), Antonio Chedrahui (Chedrahui), Armando Garza (Grupo Industrial Alfa), José Antonio Fernández (FEMSA), Valentín Díez Morodo (ex Grupo Modelo), Alejandro Ramírez (Cinépolis). La secretaría de Economía, sin embargo, no mencionó el nombre de los empresarios que serán consultados el próximo mes y medio. Las consultas serán supervisadas por el Senado, la cámara del Congreso que tiene facultad exclusiva en temas de política exterior

Ildefonso Guajardo, el ministro de Economía y uno de los negociadores del Gobierno de México con Estados Unidos, aseguró este miércoles que las conversaciones con el sector privado se hacen con la intención de mejorar el tratado y no salir de él. “Una salida sería totalmente contraria al interés nacional”, aseguró el secretario. México manda al norte el 80% de sus exportaciones.

El TLCAN ha sido objeto de muchas presiones que llegan desde Washington. Su revisión es uno de los temas que más persigue la Administración Trump junto con la construcción del muro fronterizo, que debe ser financiado por los mexicanos según el presidente republicano. El Gobierno de Enrique Peña Nieto ha dicho a grandes rasgos que está dispuesto a actualizar el acuerdo e incluir las industrias de telecomunicaciones, el sector energético y el de comercio electrónico.

En México, una mayoría de voces pide que el país se mantenga dentro del TLCAN. El expresidente Carlos Salinas de Gortari, que firmó el acuerdo hace casi un cuarto de siglo, se ha expresado en favor de modernizarlo. En un texto para la London School of Economics, el exmandatario dijo que siete millones de empleos en Estados Unidos y tres millones de trabajos en México están vinculados al intercambio comercial entre ambas naciones. “Matar el TLCAN, como algunos proponen, destruiría millones de empleos en Estados Unidos y haría aún más daño en México”, escribió.

En cambio, Ernesto Zedillo, el presidente que sucedió a Salinas, pidió al Gobierno de México interrumpir el diálogo con Trump hasta que Washington ponga en la mesa una hoja de ruta clara sobre el TLCAN que beneficie a ambos países. “Ese escenario es por el momento muy poco probable, y lo prudente es asumir que el presidente Trump matará el Tratado de Libre Comercio”, escribió Zedillo hace algunos días en The Washington Post. El exmandatario, un economista egresado de la Universidad de Yale, dijo que el rompimiento del tratado significaría malas noticias para la economía mexicana, pero descartó que sea la única herramienta que puede generar crecimiento económico.

Sobre la firma

Luis Pablo Beauregard

Es uno de los corresponsales de EL PAÍS en EE UU, donde cubre migración, cambio climático, cultura y política. Antes se desempeñó como redactor jefe del diario en la redacción de Ciudad de México, de donde es originario. Estudió Comunicación en la Universidad Iberoamericana y el Máster de Periodismo de EL PAÍS. Vive en Los Ángeles, California.

Normas

Archivado En

Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS