Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

Detenido un funcionario de Alan García por el ‘caso Odebrecht’

Un viceministro implicado elude una orden de captura por encontrarse en el exterior

Colectivos civiles marchan en Lima para rechazar los casos de corrupción.
Colectivos civiles marchan en Lima para rechazar los casos de corrupción. EFE

El Ministerio Público peruano emprendió la Operación Palinginesia con la primera captura del caso Odebrecht , la trama de corrupción orquestada por la constructora brasileña en la que esta pagaba sobornos para adjudicarse contratos públicos en el continente. Edwin Luyo Barrientos, expresidente del Comité de Licitación de los tramos 1 y 2 del metro de Lima, y exfuncionario del segundo Gobierno de Alan García (2006- 2011), fue detenido en la capital peruana. La obra tuvo un presupuesto inicial de 410 millones de dólares, pero alcanzó un valor final de 519 millones. La fiscalía ha pedido 18 meses de prisión preventiva en su contra.

También fue expedida una orden de captura contra Jorge Cuba Hidalgo, viceministro de Comunicaciones de García, cuyo domicilio allanaron las autoridades sin encontrarlo. Según la agencia de migraciones del Perú, Cuba viajó a Estados Unidos el 24 de diciembre del 2016, cuando aún no tenía impedimentos legales para abandonar el país.El fiscal Hamilton Castro, titular del equipo de fiscales creado para investigar la trama, informó de que solicitará una orden de detención internacional contra Cuba por los delitos de cohecho y lavado de activos. El ministro del Interior, Carlos Basombrío, confirmó que será incluido en el sistema de recompensas.

Ambos funcionarios habrían pedido ocho millones de dólares para favorecer a Odebrecht en la licitación de la Línea 1 del Metro, que se remonta a 2009. Para recibir los sobornos constituyeron dos sociedades anónimas. Las empresas abrieron cuentas en la sucursal de Panamá del Banco Privado de Andorra, donde empezaron a llegar los pagos parciales, a medida que el proceso de licitación avanzó. Ahora la fiscalía evalúa pedir al principado de Andorra o a Panamá el levantamiento del secreto bancario para conocer al detalle los movimientos de ambas empresas.

Larga trayectoria

Tanto Cuba como Luyo tienen una larga trayectoria como funcionarios. En 2005, coincidieron en la Municipalidad de Lima durante el primer período de Luis Castañeda Lossio, actual alcalde. Después volvieron a coincidir cuando Enrique Cornejo, también del APRA, el partido de García, se desempeñó como ministro de Transportes y Comunicaciones del entonces presidente. Cuba fue viceministro de Comunicaciones y Luyo presidente del Comité de Licitación del metro.

Cornejo y García condenaron las supuestas actuaciones de sus subordinados, pero pocos analistas creen que Cuba y Luyo actuaran sin el aval de instancias superiores. El periodista Augusto Álvarez Rodrich afirma: "Sería ingenuo creer que estos funcionarios de rango intermedio recibían sobornos millonarios solo para ellos, y negarse a imaginar que personas de su jerarquía actuaban como cobradores de coimas para gente con mucho más poder de decisión".

"Esto recién empieza", agrega el analista. "En breve, los peruanos asistiremos otra vez a un espectáculo deplorable que revelará, como con los vladivideos [las grabaciones al exasesor presidencial Vladimiro Montesinos, que dieron con el derrumbe del Gobierno de Alberto Fujimori], la podredumbre de una política que decide por el soborno".