Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

El exgobernador de Sonora es un prófugo de la justicia

Guillermo Padrés gobernó esa entidad mexicana de 2009 a 2015, periodo durante el cual habría cometido fraude fiscal y lavado de dinero. La Interpol ha ordenado su búsqueda

El exgobernador de Sonora, Guillermo Padrés, en imagen de archivo.
El exgobernador de Sonora, Guillermo Padrés, en imagen de archivo.

La incertidumbre política que vive México luego de que el gobernador de Veracruz dejó el cargo a un mes de concluir su gestión, empieza a tomar tintes de ingobernabilidad con otro exmandatario estatal huyendo de la justicia. La fiscalía anunció en días recientes que investiga por fraude fiscal y blanqueo de capitales a Guillermo Padrés, exgobernador del noroccidental Estado de Sonora, que ya es buscado por la Policía Internacional (Interpol). Con dos ejecutivos estatales perseguidos por corrupción y una honda crisis de derechos humanos, el panorama para México no logra aclararse.

Luego de que la fiscalía confirmara que continúa la investigación en contra de Padrés Elías por varios delitos cometidos durante su mandato (2009-2015), el fin de semana la Interpol emitió una orden internacional de búsqueda y captura del exgobernador de Sonora. La notificación fue emitida a más de 190 países para "localizar, detener y, en su caso, extraditar" al sonorense para que responda por un presunto fraude fiscal, desvío de fondos públicos y uso de recursos de procedencia ilícita. Esto convierte a Padrés en un "prófugo buscado para un proceso penal" que, según el reporte, podría huir a algún destino en Estados Unidos, Centroamérica, Sudamérica o Europa.

Padrés es acusado de desfalcar al erario público con más de 30.000 millones de pesos (unos 1.700 millones de dólares) y de obtener recursos de procedencia ilícita por casi nueve millones de dólares, producto de sobornos. La fiscalía Anticorrupción de Sonora, la fiscalía general y el Servicio de Administración Tributaria iniciaron una investigación en su contra el año pasado, siendo todavía gobernador, pero una serie de amparos han impedido hasta ahora su detención. 

Sin embargo, la situación de Padrés no cambia con la orden de Interpol, según su defensor, Antonio Lozano. El abogado aseguró en una entrevista radiofónica que se trata de un "trámite normal" y que el escándalo es solo político, ya que la procuraduría general (PGR) no le notificó ni le permitió aportar pruebas en su defensa.

Lozano Gracia -quien fue fiscal general durante la administración del expresidente Ernesto Zedillo (1994-2000)- aseguró que su cliente es inocente y que una vez que conozca a detalle la orden de aprehensión, procederá contra ella a través de amparos. 

La semana anterior, el partido de Padrés -el conservador Acción Nacional (PAN)- le suspendió provisionalmente los derechos partidistas en tanto las autoridades judiciales lo investigan. La decisión de la cúpula panista llegó luego de que el priista Javier Duarte pidiera licencia para separarse del cargo de gobernador de Veracruz a mes y medio de terminar su mandato; en medio de un huracán de acusaciones de corrupción en su contra que ya son investigadas por la fiscalía general, y con un Estado sumido en una profunda crisis de violencia.

Cuando asumió el cargo en septiembre de 2015, la sucesora de Padrés, Claudia Pavlovich, prometió investigar a su antecesor y hacer justicia en ese caso. Dos meses después, la fiscalía de Sonora entregó a su par federal, en noviembre de 2015, un expediente que documenta la posible comisión de diversos delitos por parte de funcionarios del Gobierno estatal, y varios excolaboradores de Padrés han sido detenidos desde entonces.

Conflicto político

Las investigaciones de la fiscalía a Padrés y Duarte han provocado una confrontación entre los partidos Acción Nacional (PAN) y Revolucionario Institucional (PRI). Tradicionalmente opositores pero aliados en numerosas ocasiones, ambos órganos políticos tienen gobernadores y exgobernadores en la lista 'negra' de corrupción en México, que incluye al priista Humberto Moreira y el panista Luis Armando Reynoso Femat.

El caso de Padrés ha sido aprovechado por el PRI para señalar al PAN, cuyo presidente (Ricardo Anaya) ha sido acusado de encubrir al exgobernador de Sonora, al no denunciar que el hoy prófugo estuvo en la sede nacional del PAN. Anaya Cortés se defendió asegurando que cuando vio a Padrés Elías aún no se sabía de la orden de aprehensión en su contra. Otros panistas conocidos se han pronunciado también contra él, como la esposa del expresidente Felipe Calderón, Margarita Zavala, quien se menciona como posible candidata presidencial para 2018 y ha pedido que se le investigue y rinda cuentas ante la justicia.

Más información