Selecciona Edición
Selecciona Edición
Tamaño letra

Aeroméxico y los boletos sujetos a espacio

Al menos doscientos turistas mexicanos están atrapados en Madrid por la compra de billetes que no les garantizan un asiento en los vuelos

“Tengo un conocido”, “fue un regalo”, “conozco un contacto…”. Estas son algunas de las frases que se repiten por el aeropuerto de Madrid entre el grupo de 200 turistas que esperan a que se abra un lugar en un avión de Aeroméxico para poder volver al país.

Los boletos que adquirieron son sujetos a espacio. La aerolínea ha explicado que este tipo de billetes son una prestación laboral para pilotos y sobrecargos y que no tienen ninguna garantía de asiento. Fuentes cercanas a la empresa aseguraron que el no usarlos durante temporada alta es sólo una recomendación, no una restricción.

Al no haber un contrato de compraventa directo con Aeroméxico, la aerolínea ha dejado claro que de momento sólo puede asegurar el traslado de los clientes que sí adquirieron un billete con la empresa.

Alejandro Alba compró el boleto por 12.000 pesos (637 dólares de los 1.062 que costaba) con un amigo que conocía a un empleado de la aerolínea. “Me dijo que no había problema, que el margen de días siempre son dos, no más”, cuenta desde el mostrador de Aeroméxico.

Maribel García tiene una historia similar. En su caso, dice que el boleto fue un obsequio de un familiar que trabaja en la aerolínea y que sabía que tendría que esperar, pero un máximo de tres días. “Llevo 10 días aquí en Barajas con mis hijos y mi esposo, ha sido una experiencia muy fuerte”.

Al contactar con uno de los distribuidores de boletos sujetos a espacio, las instrucciones detallan que hay que enviar una carta en la que se reconoce no tener derecho a reclamar por demoras en la lista de espera y no hay devoluciones por un billete que tiene un año de vigencia a partir de la fecha de emisión; además, se firma también una segunda carta en la que se especifica que fue un obsequio y que se ha pagado únicamente el 10% del valor total. El cargo real es de entre 10.500 y 12.000 pesos (dependiendo de la temporada) y de 630 euros si el boleto se emite desde Europa. Una vez obtenido el boleto, al final del correo electrónico reza: “Recuerda que en caso de que te pregunten cómo lo obtuviste, debes asegurar que fue un obsequio de___ y el nombre de un empleado de Aeroméxico”.

El consejero de prensa de la Embajada mexicana en España, Salvador Musalem, explicó que cada año tienen el mismo problema, pero este agosto el número de turistas que siguen esperando un lugar es mayor que nunca.

Más información