Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

Lima, el norte y la Amazonía votaron por Fujimori

El centro y sur prefirieron a la izquierdista Verónika Mendoza, mientras que en el departamento de Arequipa ganó Pedro Pablo Kuczynski

Keiko Fujimori durante un mitin en la ciudad amazónica de Iquitos.
Keiko Fujimori durante un mitin en la ciudad amazónica de Iquitos. EFE

A más de 95% del recuento oficial, la distribución del voto en el territorio peruano muestra que las regiones de la costa norte –las más integradas a la economía nacional y con mayor número de electores– y de la Amazonía –las más aisladas y con menor número de electores– optaron por Keiko Fujimori, la candidata presidencial por Fuerza Popular que se impuso en la primera vuelta electoral con el 39%. El voto de la izquierda, por Verónika Mendoza del Frente Amplio, corresponde al sur, pero también a departamentos pobres, de mayor población rural y quechua-hablante, y con conflictos sociales a causa de proyectos mineros, como Ayacucho, Apurímac, Cusco, Moquegua, Pasco y Puno,

Además, la fórmula presidencial del fujimorismo (Fuerza Popular) logró la mayor cantidad de votos en la capital, Lima, que concentra el mayor número de electores: más de 5,4 millones. Allí obtuvo el 40%.

Mendoza también conquistó, con el 52,4% de los votos, Ayacucho, la región más golpeada por la violencia desde 1980 cuando estalló el grupo terrorista Sendero Luminoso. Es también el segundo departamento con mayor pobreza monetaria. La congresista por Cusco enfrentó una dura contracampaña en las dos semanas anteriores a los comicios, que la acusaba de ser permisiva con el terrorismo. En su lista de candidatos para el Congreso incluía a Abel Gilvonio, hijo y sobrino de un miembro del Movimiento Revolucionario Túpac Amaru (MRTA), un grupo de inspiración guevarista y que secuestraba a empresarios para extorsionarlos, muy activo en la selva central a fines de los años 80.

Las regiones más integradas a la economía nacional, pero también las más aisladas optaron por Keiko Fujimori

Apurímac, la región de la sierra sur donde el Frente Amplio consiguió más del 50% de votos, concentra el proyecto de explotación de cobre más importante de Perú, Las Bambas, operado por la compañía china MMG. Un grupo de comuneros afectados por ese proyecto está en Lima hace dos semanas en huelga de hambre, afuera de la Defensoría del Pueblo, reclamando por compromisos firmados por la empresa que no ha respetado.

En Cajamarca, la región más pobre de Perú, en la sierra norte, el candidato de Democracia Directa, Gregorio Santos, ha obtenido el 40,6% de los votos, pese a estar en prisión preventiva en Lima hace más de año y medio, investigado por un supuesto caso de cohecho mientras era presidente regional de ese departamento.

Las preferencias por la hija del autócrata Alberto Fujimori se han expresado de manera predominante, no solo en la capital, sino en otras dos regiones con la mayor cantidad de electores urbanos después de Lima: La Libertad y Piura, donde obtuvo el 49% y 55% de votos, respectivamente. Además, logró el mayor porcentaje en Tumbes, región costera fronteriza con Ecuador, y en Amazonas, el departamento mas pobre de la Amazonía.

Los otros departamentos que optaron por Fuerza Popular son Madre de Dios (foco central de la minería ilegal, en la frontera con Brasil y Bolivia), Loreto, San Martín y Ucayali.

Por otro lado, el exbanquero de inversión Pedro Pablo Kuczynski, quien pasa a la segunda vuelta del 5 de junio, alcanzó el primer lugar de votos en la región Arequipa, departamento del sur, lugar de origen del escritor peruano Mario Vargas Llosa y foco del mayor conflicto social en 2015 por causa del proyecto minero Tía María. Arequipa es también otra de la regiones con mayor número de votantes: en dicha circunscripción hubo 755.218 votos válidos y el 27,3% fueron a Peruanos por el Kambio, de centro-derecha.

Más información