Diseñar nanosatélites e impulsar el producto local. Así mira hacia el futuro la comarca de Oviedo

Tras años de lucha para reinventarse, la economía de estos 21 concejos ovetenses se encamina hacia una industria más innovadora y un sector primario más fuerte y digitalizado

Tras años de lucha para reinventarse, la economía de la comarca de Oviedo mira ahora, con esperanza, hacia un futuro marcado por una industria más innovadora y un sector primario más fuerte y digitalizado. Las noticias que han acompañado la entrada del 2022 son un reflejo de cómo pueden ser los próximos años. El Gobierno del Principado ha anunciado que planea lanzar nanosatélites asturianos para potenciar el 5G en la zona, transformar la central térmica de Soto de Ribera para generar hidrógeno e impulsar la construcción y ampliación de los polígonos industriales a causa de la demanda de un nuevo sector que está cogiendo fuerza en la región: el logístico. Esto último, ante la llegada de grandes multinacionales a localidades como Llanera (13.790 habitantes) y Siero (51.608 habitantes,) ha provocado que otras empresas más pequeñas quieran establecerse a su lado y que la demanda de suelo industrial haya crecido en el último año un 40%, según datos municipales. “Tenemos la obligación de situar a Asturias en la primera línea de la ciencia, la investigación y la innovación”, afirmó el pasado verano el presidente del Principado de Asturias, el socialista Adrián Barbón, durante una visita al Parque Tecnológico de Asturias.

A los planes llevados a cabo por la Administración y las inversiones de grandes empresas, se suman proyectos como los de Correos, enfocados en dos vertientes: ser un nexo y un punto de apoyo logístico para las grandes empresas de la zona (a través de su servicio de paquetería o de Soluciones Digitales) y potenciar el desarrollo rural de la comarca. Entre sus iniciativas destaca, por un lado, llevar a la puerta de los vecinos servicios postales, financieros y administrativos a través de sus carteros rurales y, por otro, apoyar a los pequeños productores y a los emprendedores a digitalizar sus ventas, posicionar su negocio en la web y distribuir sus mercancías. “Hay empresas [logísticas] que no te van a un pueblo remoto a recoger a un señor un paquete que va a enviar un kilo de peras. Correos sí te va. Tiene esa vocación intrínseca de hace 300 años de dar un servicio al ciudadano”, cuenta Domiciano Pache, gestor comercial de paquetería de Correos en Asturias y León.

Enclave logístico con un futuro aeroespacial

Fortalecer la industria aeroespacial para las telecomunicaciones es uno de los principales caminos en los que el Gobierno del Principado quiere adentrarse los próximos meses. Para ello, la Consejería de Ciencia e Innovación ha lanzado una licitación de compra pública innovadora para crear bancos de pruebas de nanosatélites para desarrollar tecnología 5G y bancos de ensayos para motores de cohetes, cualificados por la Agencia Espacial Europea. Estas pequeñas naves (de hasta solo 10 kilos de peso) operarán a unos 8 kilómetros por segundo en órbitas bajas (de entre 400 kilómetros y 650 kilómetros de altitud). El precio estimado de cada uno de estos nanosatélites ronda entre los 50.000 y 100.000 euros. Borja Sánchez, el consejero de Ciencia, Innovación y Universidad, afirmó el pasado noviembre que el proyecto permitirá alcanzar nuevas oportunidades, desde impulsar tecnología 5G, la ciberseguridad, crear redes de emergencia en alta montaña o mar y realizar mapeos geográficos de la región. La comarca no parte de cero en este sector, en Oviedo está ubicado el Instituto de Ciencias y Tecnologías Espaciales de Asturias (ICTEA), de la Universidad de Oviedo. Este año, de hecho, la Consejería de Ciencia, Innovación y Universidad ha destinado 8,7 millones de euros a 56 grupos de investigación, la mayoría agregados a esta universidad, para desarrollar tecnologías emergentes, estudios de inteligencia artificial y energías limpias.

A estas iniciativas públicas se le unen otras liderados por emprendedores, como la ovetense H2Vector, dedicada en sistemas de gestión de energía basados en la producción de hidrógeno verde. Uno de sus proyectos, una estación de recarga personalizada para centros logísticos y pymes, ha sido seleccionado por organización European Clean Hydrogen Alliance como “inversiones viables y soluciones innovadoras que cubren todas las fases de la cadena de valor del hidrógeno limpio”.

Lo que más afecta es lo que sucede más cerca. Para no perderte nada, suscríbete.

Suscríbete
Varios coches circulan por la autopista A-66 a su paso por Robledo en dirección a Oviedo.
Varios coches circulan por la autopista A-66 a su paso por Robledo en dirección a Oviedo. Julián Rus

A esta incipiente actividad aeroespacial se ha sumado con fuerza el sector logístico. En parte, debido a la ubicación de muchos de los pueblos de la comarca. Por ella discurren la A-8, la A-63, la A-64, la A-66, la N-630, la N-634 y la autovía industrial ASII. Además, el puerto de Gijón se encuentra a 24 kilómetros de Oviedo, capital que también está a 127 kilómetros de León y a 200 kilómetros de Santander. “Gijón puede ser una puerta de entrada [de mercancías] importante y las comunicaciones por tierra con el resto de España son buenas. Desde aquí, llegamos a todos los sitios”, dice Pache.

Infraestructuras que han convertido a Siero y Llanera en dos enclaves perfectos como puntos de almacenamiento y distribución de mercancías en el norte peninsular. Tanto, que el ayuntamiento de este último municipio está trabajando para liberar suelo industrial colindante a su polígono de Silvota ante la creciente demanda empresarial. “Algunas entidades ya han preguntado para utilizar 60.000 o, incluso, 120.000 metros cuadrados. Llanera está en el centro de Asturias y dentro del triángulo Oviedo, Gijón y Avilés”, reconoció el alcalde el pasado año a los medios locales.

Digitalizar el producto local

Tras 30 años trabajando en Correos, Pache afirma que la revolución de los últimos años en los envíos de paquetería ha sido espectacular: “Se ha disparado el e-commerce. Todo el mundo compra, todo el mundo vende. Es increíble”. Pero no siempre es fácil digitalizar un pequeño negocio para poder vender fuera de la comarca, especialmente si está ubicado en poblaciones alejadas. Razón por la que el operador logístico creó Correos Market, una plataforma de venta de productos a clientes de toda España que también ofrece la biografía de cada productor y su contacto. “Aquellos pequeños negocios que no tenían salida en el mercado, les estamos ayudando a entrar. Muchas de esas empresas en un futuro pueden llegar a despuntar”, subraya Pache.

Incluso teniendo la disponibilidad de esa estructura para vender en línea, mantener un negocio en un pueblo con pocos habitantes sigue siendo una tarea difícil. La despoblación ha provocado que servicios básicos, como los financieros, esenciales para el día a día de un pequeño proyecto empresarial estén desapareciendo. Para paliar eso, desde el año pasado los carteros de toda la comarca acercan a los domicilios de los vecinos los servicios que, a causa de este éxodo, están desapareciendo de los núcleos rurales: pago de recibos bancarios, venta de sobres, sellos, embalajes para paquetes, entrega del distintivo de la DGT, entradas de conciertos, billetes de tren, e incluso entrega de dinero en metálico de las cuentas de ahorro de los clientes. Una iniciativa que, para muchos emprendedores, facilita su vida diaria y optan por permanecer en su pueblo. También, ha puesto en marcha la instalación de 27 cajeros automáticos en toda Asturias, algunos de ellos en localidades de entre 500 y 3.000 habitantes que no cuentan con oficina bancaria o van a quedarse sin ella próximamente.

Unión de agricultores para paliar el paro

La tercera línea de actuación del Gobierno del Principado, junto con la actividad aeroespacial y la logística, es dar más apoyo al sector agroalimentario que, según datos oficiales, ocupa el segundo lugar en la producción industrial regional y aporta cada año unos 1.700 millones de euros al Producto Interior Bruto regional. El objetivo: que el sector primario crezca del 20 al 25% y permita crear 10.000 puestos de trabajo, directos e indirectos, hasta el 2030. Para ello, el Gobierno autonómico ha presupuestado 96,3 millones de euros en ayudas para ganaderos y agricultores. Algo más de 19 millones de euros de esa partida irán destinados a la modernización de explotaciones y la incorporación de jóvenes a la actividad.

En algunas localidades, como Ribera de Arriba, donde el paro supera el 22%, este tipo de iniciativas podrían significar el empujón necesario para que mejore su economía. Desde hace tres años, el Consistorio municipal y el Gobierno autonómico llevan diseñando un proyecto pilo para crear un polígono agrícola en Bueño (perteneciente al concejo de Ribera de Arriba) donde puedan asentarse empresas agrarias que de trabajo a gente joven. El primer paso está siendo acabar con el minifundismo de 55 hectáreas de terrenos junto al río Nalón para generar varias parcelas de mayor tamaño donde establecer producciones más rentables. La vega de Bueño es conocida por su potencial para plantar kiwis y arándanos.

Archivado En:

Más información