COMUNIDAD DE MADRID

120.000 habitantes y una alcaldía en el aire

Cs degrada a su número uno en Alcobendas justo unos días antes de que fuera a ocupar el poder por un pacto con el PSOE

Rafael Sánchez Acera (PSOE), durante el juramento de su cargo como alcalde de Alcobendas (Madrid) en 2019.
Rafael Sánchez Acera (PSOE), durante el juramento de su cargo como alcalde de Alcobendas (Madrid) en 2019.J. C.

Puede ser la historia del alcalde que no fue. En 2019, Miguel Ángel Arranz, candidato de Cs en Alcobendas, se la prometía muy felices: había firmado un pacto con el PSOE para repartirse la alcaldía de esta ciudad de 120.000 habitantes, a razón de un par de años cada uno. Dos años después, parece imposible que empuñe el bastón de mando: su partido acaba de relevarle como vicealcalde, concejal de urbanismo y portavoz sin darle explicaciones. Aunque Arranz insiste en que solo él puede ser el nuevo alcalde, en sustitución del socialista Rafael Sánchez Acera, un terremoto ha sacudido la política municipal en una ciudad que parecía destinada a convertirse en la alcaldía más importante del partido de Begoña Villacís en Madrid.

“El alcalde [Rafael Sánchez Acera, del PSOE] me ha dicho que así son las cosas, y que esto es lo que ha pedido mi grupo municipal [Cs]”, cuenta Arranz. “A mí me parece una absoluta deslealtad, es lo que le he dicho”, sigue. Y denuncia: “Estaba todo hecho, con los decretos [para convertirse en alcalde]. El PSOE quiere blindarse en la alcaldía”.

“Esto se debe a una petición de Cs”, discrepa Ángel Sánchez, portavoz del PSOE. “La cláusula [por la que Cs ocupará la alcaldía] sigue vigente. El compromiso sigue vigente. Simplemente estamos a la espera de que Cs tome sus decisiones”.

¿Qué explica que Cs releve al político que iba a pilotar su municipio más importante en la región a solo unos días de que llegara al poder? ¿Para qué poner en riesgo el bastón de mando en un momento tan delicado para el partido, que ha desaparecido de la Asamblea de Madrid y depende de la política municipal para sobrevivir como proyecto político?

“En un grupo hay que saber cuidar a la gente”, cuenta una fuente con conocimiento de los detalles de la operación, que apunta a que las relaciones laborales dentro del Ayuntamiento estaban siendo conflictivas. “Si los tratas mal, después te quedas solo”.

Así responde Arranz: “En política todos tenemos una visión de la cosas, y de las personas”. “Es legítimo que todos queramos llegar a una alcaldía como la de Alcobendas, pero a día de hoy solo puede llegar el cabeza de lista [de Cs, o cualquier otro partido, en las elecciones de 2019]”, añade, invocando los artículos 196 y 198 de la ley electoral.

Miguel Ángel Arranz, de Cs Alcobendas.
Miguel Ángel Arranz, de Cs Alcobendas.

Todo empieza este lunes, un día de celebración en Alcobendas que terminó en una crisis sin precedentes. Ese día, la alianza del PSOE con Ciudadanos ―uno de los pocos municipios donde la formación de Inés Arrimadas decidió aliarse con la izquierda tras las elecciones municipales autonómicas y municipales de 2019— cumple dos años de Gobierno. A las 14:47 de la tarde, Arranz publica un tuit en su perfil oficial.

“Me comunica Recursos Humanos que el alcalde me ha retirado la delegación de Vicealcalde y como concejal de Urbanismo. Seguimos a la espera de convocatoria del pleno para el cambio de Alcaldía, al que me presentaré como cabeza de lista de Ciudadanos tal y como estaba pactado”, escribe.

En ese momento arranca una jornada frenética en los despachos del Ayuntamiento de la décima ciudad de la región por habitantes ―117.000 vecinos, casi tantos como Cádiz o Jaén—. Los chats de Cs se convierten en un hervidero de rumores. Unos sostienen que el PSOE no quiere soltar la alcaldía. Otros, que Villacís quiere entregársela al PP. Nadie entiende nada.

Un día después, martes, empiezan las explicaciones oficiales. El PSOE y Cs coinciden en prometer que el pacto se cumplirá. Sin embargo, ninguno despeja dos incógnitas fundamentales: quién será el nuevo alcalde, y cuándo se convocará el pleno para elegirle.

“Se acaban de cumplir los dos años de la constitución del Ayuntamiento, así que todavía estamos a tiempo de cumplir el pacto”, dice una fuente de la gestora que dirige los destinos del PSOE desde la dimisión de su secretario general, José Manuel Franco, por los resultados de las elecciones del 4-M. Y lanza un dardo ante la división interna de su socio en Alcobendas. “¿Tiene Cs una propuesta para la alcaldía que conserve sus cinco votos?

“Justo ahora se cumplen los dos primeros años de gobierno del PSOE, y ahora le toca a Cs, que estará en la alcaldía los dos siguientes”, amplían desde Cs. “Quién será el candidato a alcalde se verá cuando se convoque el pleno correspondiente, que todavía no tiene fecha”.

“Estaría encantado de ser alcalde, pero no lo busco”, completa Aitor Retolaza, el político de Cs que ha sustituido a Arranz. “Me pongo a disposición del partido”.

Suscríbete aquí a nuestra nueva newsletter sobre Madrid.

Archivado En:

Te puede interesar

Lo más visto en...

Top 50