LA CRISIS DEL CORONAVIRUS

El Lliure presenta una programación exclusivamente digital

Ofrece obras creadas específicamente para la actual coyuntura sin teatros

Juan Carlos Martel, director del Lliure, al presentar la programación a inicio de temporada.
Juan Carlos Martel, director del Lliure, al presentar la programación a inicio de temporada.

El Teatre Lliure de Barcelona ofrecerá durante los meses de mayo y junio una programación exclusivamente digital debido a la crisis sanitaria por la pandemia de coronavirus. Esta nueva programación no aprovechará como hasta ahora el archivo del teatro, con espectáculos grabados, sino que promoverá “la creación pensada para este nuevo escenario” sin teatros.

El Lliure ha presentado hoy esta programación exclusivamente digital y también la convocatoria de nuevas Ayudas a la creación Carlota Soldevila, un programa de subvenciones puesto en marcha la temporada pasada, para afrontar el descenso de la actividad debido al cierre de los teatros en la actual situación de confinamiento.

El director del Lliure, Juan Carlos Martel, ha dicho en rueda de prensa que “la covid-19 potencia una precariedad del sector cultural que ya existía antes” y ha recalcado que “la situación no es dramática, sino que es trágica, por lo que el Lliure ha de buscar nuevos caminos de acción”.

La nueva programación digital, que comenzará en mayo y se alargará hasta el mes de junio, se incluye en la iniciativa #TheShowMustGoOn y cogerá el relevo de #LliureAlSofà y #TeatreAlFil, que desde finales de marzo y durante el mes de abril han llenado las redes de contenido escénico, consiguiendo éxitos de audiencia como la del Hamlet interpretado por Pol López. Martel ha señalado que “hasta ahora las iniciativas impulsadas durante el confinamiento aprovechaban el archivo del Lliure”, pero que ahora quieren “promover la creación pensada específicamente para este nuevo escenario”. Según el director del teatro, “esta programación extraordinaria contempla ofrecer trabajo a 30 artistas y 8 conferenciantes, aproximadamente”.

La programación se iniciará con el proyecto Lecturas dramatizadas, basado en la lectura que diferentes dramaturgos harán en formato radiofónico o audiovisual de dos espectáculos de nueva creación: El gegant del Pi, de Pau Vinyals, y Els segon principi, de Mercè Sarrias y Miguel Casamayor.

La propuesta del Lliure también cuenta con un espectáculo digital accesible las 24 horas del día, Màkina SHK un chatbot -programa informático de conversación- creado a partir de frases de Shakespeare con el que los usuarios podrán mantener una conversación virtual en inglés. El teatro también presentará las adaptaciones audiovisuales para niños de cuatro clásicos teatrales: La casa de Bernarda Alba, de Federico García Lorca; Terra baixa, de Àngel Guimerà; Antígona, de Sófocles, y El rey Lear, de Shakespeare.

Además, el Teatre Lliure se une a la iniciativa Historias de una Europa en crisis y reflexión, creada durante el confinamiento por la red europea de teatros públicos mitos21, que coordina el Dramaten de Estocolmo y consiste en la creación de monólogos a partir de entrevistas a personas que trabajan para el mantenimiento de los servicios esenciales, como personal sanitario, de limpieza o transportistas. Durante mayo y junio vuelve también la Escuela de pensamiento, el ciclo de conversaciones sobre el teatro y el pensamiento con invitados del sector de la cultura y dinamizado por la filósofa Marina Garcés y el escritor Albert Lladó que ahora se adapta al formato digital.

En el ámbito educativo, se han programado los proyectos Magda Puig en residencia, que invita a alumnos a descubrir y experimentar acciones artísticas contemporáneas, y Escena Pilot, la realización de un vídeo documental y artístico sobre la belleza con la colaboración de los institutos Barri Besòs, Domènech i Montaner y Vila de Gràcia.

Por otra parte, la nueva línea en el programa Ayudas a la creación Carlota Soldevila que ha lanzado el Teatre Lliure está formada por un total de 20 ayudas divididas en cuatro modalidades: ayudas para el diseño de proyectos escénicos, ayudas para textos dramáticos, ayudas para dramaturgias en artes en la calle, en colaboración con Fira Tàrrega, y ayudas para la escena distante, con la colaboración de Temporada Alta. El objetivo de estas ayudas es “intentar hacer frente al descenso de la actividad debido al cierre de teatros y continuar incentivando la creación teatral en situación de confinamiento”.

Martel ha recalcado que la temporada 2019-2020 ya fue cancelada y desde el teatro no prevén que se pueda reanudar. “Estamos trabajando en la posibilidad de que las producciones canceladas se puedan ver durante la próxima temporada y en la creación de protocolos para garantizar la seguridad tanto del personal interno como de los artistas y del público cuando volvamos a abrir”.

En un balance de las iniciativas durante la primera fase del estado de alarma destaca la gran acogida de #LliureAlSofà, con 44.487 visualizaciones en sus siete espectáculos emitidos en su canal de youtube. Lo más visto ha sido Hamlet (10.649 personas), Renard o el Llibre de les bèsties (2.237) y Jane Eyre: una biografia (4.500).

Lo más visto en...

Top 50