_
_
_
_
_

La investigación apunta a que el incendio en el que murieron tres personas en Murcia fue intencionado

La Guardia Civil halló pintadas amenazantes en una de las puertas traseras de la vivienda siniestrada en Ricote

Imagen de la casa que resultó incendiada el 9 de mayo en el municipio murciano de Ricote.
Imagen de la casa que resultó incendiada el 9 de mayo en el municipio murciano de Ricote.Marcial Guillén (EFE)
Virginia Vadillo

El incendio en una vivienda del municipio murciano de Ricote (1.200 habitantes) en el que el pasado 9 de mayo fallecieron tres personas pudo ser intencionado, según apuntan las investigaciones que está llevando a cabo la Guardia Civil para tratar de aclarar el suceso. Fuentes del cuerpo han explicado que una de las líneas de investigación que ha “cobrado peso” en los últimos días es la de que alguien ajeno a los fallecidos (la propietaria de la casa, de 88 años, su pareja, de 81, y el hijo de ella, de 51 años) inició el fuego desde el exterior del inmueble. Los agentes han llegado a esa conclusión tras una “pormenorizada inspección ocular”, si bien la Guardia Civil insiste en que la investigación sigue abierta y se siguen recabando pruebas.

La hipótesis del incendio intencionado, según fuentes conocedoras del caso, se apoya principalmente en las pintadas amenazantes halladas en una de las puertas traseras de la vivienda, una casa unifamiliar de varias plantas en el casco antiguo de la localidad. En esa puerta estaba escrita la frase “Wachi, paga cabrón”, según las fotografías publicadas por el periódico La Verdad. Esas palabras, indican las mismas fuentes, harían alusión a pequeñas deudas contraídas por el hijo de la propietaria de la vivienda por la compra y menudeo de estupefacientes. En la inspección ocular de la casa, los agentes han encontrado indicios de que el fuego se originó en la parte exterior.

La propietaria de la vivienda, que era usuaria del servicio de teleasistencia, utilizó su dispositivo de alarma para avisar del fuego sobre las dos de la madrugada pero, cuando los bomberos llegaron al lugar, el incendio se había extendido ya por todo el interior de la casa, por lo que no pudieron acceder hasta tenerlo extinguido. Fue entonces cuando encontraron los cuerpos de los tres fallecidos. Tres días después, el 12 de mayo, la Guardia Civil detuvo también en Ricote a una persona por prender fuego a la puerta de otra vivienda tras discutir con su propietario. En esta ocasión se produjeron solo daños materiales y el instituto armado considera que el detenido no tiene relación con el incendio en el que fallecieron las tres personas.

Lo que más afecta es lo que sucede más cerca. Para no perderte nada, suscríbete.
Suscríbete

Sobre la firma

Virginia Vadillo
Es la corresponsal de EL PAÍS en la Región de Murcia, donde escribe sobre la actualidad política, social y medioambiental desde 2017. También trabaja con la Agencia EFE en esa comunidad autónoma. Es licenciada en Periodismo por la Universidad Complutense de Madrid y Máster en Periodismo de Agencias por la Universidad Rey Juan Carlos.
Tu comentario se publicará con nombre y apellido
Normas
Rellena tu nombre y apellido para comentarcompletar datos

Más información

Archivado En

Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS
_
_