Detenido un camionero que septuplicaba la tasa de alcohol y tuvo que hacerse la prueba tumbado en el arcén

La Guardia Civil recibió varias llamadas de alarma sobre la conducción temeraria del transportista, que circulaba en zigzag y de lado a lado de la calzada

El camionero detenido hace la prueba de alcoholemia tumbado en el arcén. Foto: Guardia Civil | Vídeo: EPV

La Guardia Civil ha detenido a un hombre como presunto autor de un delito contra la seguridad vial por conducir un camión en un grave estado de ebriedad. El conductor tenía una tasa de 1,16 miligramos de alcohol por litro de aire espirado. Incapaz de mantenerse en pie, tuvo que someterse a la prueba tumbado en el arcén. Multiplicaba en más de siete veces la tasa máxima permitida para los conductores profesionales, que es de 0,15 mg/l.

La detención se produjo el pasado domingo, después de que la Guardia Civil recibiera varias llamadas de alarma sobre un conductor que iba circulando en zigzag y de lado a lado de la calzada. El vehículo llevaba un semirremolque de 3,5 toneladas y transitaba por la AP-68, cerca del municipio de Agoncillo, a unos 15 kilómetros de Logroño.

Los agentes del Sector de Tráfico en La Rioja lo interceptaron y realizaron la prueba de alcoholemia al conductor, que rozaba el coma etílico. El hombre, de nacionalidad británica, fue trasladado al Hospital Fundación de Calahorra, donde permaneció en observación médica varias horas.

Cuando recibió el alta, se procedió a su detención y a la instrucción de las correspondientes diligencias penales por conducir un vehículo a motor bajo la influencia de bebidas alcohólicas. También se tramitó otra denuncia por conducción temeraria ya que puso en riesgo la integridad del resto de usuarios de la vía. La autoridad judicial ha decretado contra el detenido la privación del derecho a conducir vehículos a motor y ciclomotores por un periodo de 16 meses.

La ley de tráfico considera infracción muy grave (castigada con 500 euros de multa) conducir con tasas que superen los límites legales. Hacerlo por encima de 0,50 mg/l supone, además, la retirada de seis puntos del carnet de conducir. El consumo de estupefacientes es una de las principales causas de accidentes mortales de tráfico. En el 50% de las muertes de conductores en 2021 se detectó presencia de alcohol, drogas o psicofármacos, según informó la ministra de Justicia, Pilar Llop, el pasado mes de julio.

Lo que más afecta es lo que sucede más cerca. Para no perderte nada, suscríbete.
Suscríbete
Normas

Archivado En

Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS