Más de 200 bomberos trabajan para estabilizar el incendio forestal que amenaza varias poblaciones en Granada

El fuego, que se inició a mediodía del jueves en el municipio de Los Guájares, afecta ya a unas 2.000 hectáreas

Medios aéreos y terrestres del Infoca trabajan en la extinción de un incendio forestal declarado este jueves en un paraje de Los Guájares, en la Costa Tropical de Granada.Foto: ALBA FEIXAS (EFE) | Vídeo: EFE

El Servicio de Extinción de Incendios Forestales de Andalucía (Plan Infoca) tiene desplegados a un total de 240 bomberos forestales que trabajan este sábado para estabilizar el incendio forestal declarado el pasado jueves en un paraje de Guájar Alto, en el término municipal de Los Guájares (Granada). En una publicación en su perfil oficial de Twitter, los responsables del Plan Infoca han detallado que a los bomberos forestales desplegados se suman 20 medios aéreos, así como siete vehículos pesados de extinción y tres unidades de maquinaria pesada. La noche, según el Infoca, ha sido “dura”, pero las condiciones meteorológicas se han mantenido conformes a las previsiones y han permitido que el personal por tierra haya avanzado en la extinción del fuego.

El incendio en la zona de Los Guájares en Granada ―zona de sierra conocida así por el nombre de las tres localidades más cercanas, Guájar Faragüit, Guájar-Fondón y Guájar Alto― tiene en vilo a los habitantes de algunos pueblos del Valle de Lecrín, en el sur de la provincia. Pinos del Valle (666 habitantes) y Albuñuelas (786 habitantes) son los municipios más cercanos al fuego y aunque el fuego aún se mantiene a cierta distancia de ellos, los vientos cambiantes preocupan a los equipos de extinción de incendios. Las llamas afectan ya a unas 2.000 hectáreas, según cálculos provisionales del Servicio de Extinción de Incendios Forestales de Andalucía (Infoca).

Ramón Fernández Pacheco, Consejero de Sostenibilidad, Medio Ambiente y Economía Azul ha visitado el puesto de mando a última hora de la tarde del viernes y ha explicado que a esa hora, 30 horas después del inicio del incendio, se han calcinado más de 2.000 hectáreas. Fernández ha explicado que “el incendio no está controlado”. “Somos razonablemente optimistas de que si las condiciones meteorológicas nos respetan y el viento no sopla fuerte esta noche [del viernes al sábado] podamos avanzar para que en la mañana del sábado se puedan dar pasos firmes en el control del incendio. Es cierto que no podemos controlar la meteorología y el viento es el peor enemigo. Tenemos que confiar en que el tiempo nos respete y que podamos dar buenas noticias en las próximas horas”, ha añadido.

Por su parte, Juan Sánchez, director del Centro Operativo Regional del Infoca ha explicado que el incendio podía haber quedado controlado en la mañana del viernes si no hubiera sido por los vientos erráticos de la noche anterior. Sánchez ha dicho que la situación prevista para esta noche era algo mejor y que esperaba dar “el golpe definitivo” con los trabajos nocturnos para que “cuando caliente el sol, a mediodía, no tome fuerza de nuevo”.

El Servicio de Extinción de Incendios Forestales de Andalucía (Infoca) ha desplegado más de 200 personas, que trabajan en una zona con pronunciadas pendientes y riesgo de rodamientos. En cuanto a medios aéreos, hay desplegados más de una docena de helicópteros, nueve aviones, seis autobombas y diversas excavadoras.

Lo que más afecta es lo que sucede más cerca. Para no perderte nada, suscríbete.
Suscríbete

El incendio se declaró a las 14.00 horas de este jueves. El fuego llegó a estar casi controlado anoche, pero el viento cambiante fue avivando todo lo que se había conseguido apagar. Con la retirada del sol, sin embargo, las situaciones más o menos favorables de la tarde cambiaron radicalmente. Alrededor de las 21.00, los medios aéreos regresaron a sus bases y 300 personas han continuado los trabajos de madrugada. “La noche ha sido bastante complicada, con vientos erráticos, caprichosos y en algunos momentos peligrosos que han tirado por tierra mucho del trabajo que estaban haciendo los retenes y la BRICA (unidades de especialistas que apoyan a los retenes) en el flanco izquierdo del incendio”, según ha informado Giuseppe Aloisio, director general de Medio Ambiente de la Junta de Andalucía.

La zona en la que se inició el fuego es un entorno de sierra de espesa vegetación, mayoritariamente matorral denso y pinos. Se encuentra a medio camino entre el mar y la capital, aunque orientado más hacia la costa. La cercanía al litoral hace que el viento cambie de dirección con frecuencia.

A los 300 trabajadores sobre el terreno que han trabajado durante la noche se han unido varios drones, utilizados para sobrevolar el perímetro del incendio y conocer así la evolución del fuego.

El humo durante toda la tarde del jueves, y el fuego mismo en la noche y madrugada del viernes, han sido visibles desde numerosas zonas de la provincia. Las redes sociales se han llenado de imágenes del humo visto desde la capital, a casi 40 kilómetros en línea recta de Los Guájares.

Desde el Ayuntamiento de Los Guájares han lamentado este viernes que el fuego vuelva a “desolarlos”, destruyendo su sierra. “La Sierra de Los Guájares se quema poco a poco. Los que amamos esta montaña, senderos y pueblos nos abrasamos internamente al mismo ritmo que lo hace el fuego. La pena y la impotencia de no poder hacer nada nos invade cada minuto que pasa”, señala el consistorio a través de Facebook. Ha informado también a través de redes sociales que se suspende la XII CXM Valle de los Guájares, una carrera por montaña que se iba a celebrar este domingo.

Normas

Más información

Archivado En

Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS