Selecciona Edición
Selecciona Edición
Tamaño letra
Soldados en el Ayuntamiento de Yangon.
Soldados en el Ayuntamiento de Yangon. AFP

El golpe de Estado en Myanmar, en imágenes

9 fotos

Los militares detienen a Aung San Suu Kyi, premio Nobel de la Paz, junto a otros dirigentes civiles. Justifican su acción como “respuesta a las denuncias de fraude” en las últimas elecciones

  • Vehículos policiales esperan en una calle en Yangon (Myanmar). La antigua Birmania comienza esta semana con incertidumbre y volviendo una década atrás en el tiempo. De madrugada, su Ejército, que había ocupado el Gobierno entre 1962 y 2011 y aún mantenía grandes cotas de poder, ha perpetrado un golpe de Estado para zanjar su desacuerdo con el triunfo electoral del 8 de noviembre de la jefa del Ejecutivo, Aung San Suu Kyi, de 75 años, y de su partido, la NLD (siglas en inglés de la Liga Nacional por la Democracia).
    1Vehículos policiales esperan en una calle en Yangon (Myanmar). La antigua Birmania comienza esta semana con incertidumbre y volviendo una década atrás en el tiempo. De madrugada, su Ejército, que había ocupado el Gobierno entre 1962 y 2011 y aún mantenía grandes cotas de poder, ha perpetrado un golpe de Estado para zanjar su desacuerdo con el triunfo electoral del 8 de noviembre de la jefa del Ejecutivo, Aung San Suu Kyi, de 75 años, y de su partido, la NLD (siglas en inglés de la Liga Nacional por la Democracia). EFE
  • Un grupo de activistas de Myanmar sostiene el retrato de Aung San Suu Kyi, durante una protesta frente a la embaja de Myanmar de Bangkok (Tailandia).
    2Un grupo de activistas de Myanmar sostiene el retrato de Aung San Suu Kyi, durante una protesta frente a la embaja de Myanmar de Bangkok (Tailandia). AFP
  • Varios soldados hacen guardia en una calle en Naypyidaw, este lunes. Los líderes civiles, incluida la propia premio Nobel de la Paz; el presidente, Win Myint, y los gobernadores de las distintas regiones, se encuentran detenidos.
    3Varios soldados hacen guardia en una calle en Naypyidaw, este lunes. Los líderes civiles, incluida la propia premio Nobel de la Paz; el presidente, Win Myint, y los gobernadores de las distintas regiones, se encuentran detenidos. AFP
  • Los soldados montan guardia en una carretera bloqueada que conduce al Parlamento de Myanmar, en Naypyidaw. El estado de emergencia, que deja el control del país al jefe del Estado Mayor, Min Aung Hlain, se prolongará, según han anunciado los militares, al menos un año, hasta la celebración de nuevas elecciones.
    4Los soldados montan guardia en una carretera bloqueada que conduce al Parlamento de Myanmar, en Naypyidaw. El estado de emergencia, que deja el control del país al jefe del Estado Mayor, Min Aung Hlain, se prolongará, según han anunciado los militares, al menos un año, hasta la celebración de nuevas elecciones. AFP
  • Un soldado camina por el recinto del Ayuntamiento en Yangon, este lunes. El país regresa así a la situación de Gobierno militar en la que estuvo antes de que comenzase el lento e incompleto proceso de transición democrática en 2011.
    5Un soldado camina por el recinto del Ayuntamiento en Yangon, este lunes. El país regresa así a la situación de Gobierno militar en la que estuvo antes de que comenzase el lento e incompleto proceso de transición democrática en 2011. AFP
  • Un vehículo con simpatizantes del golpe de Estado pasa junto a una fila de camiones de la policía estacionados cerca de la comisaría de policía de Kyauktada, en Yangon. En un comunicado distribuido por las redes sociales, con el nombre pero no la firma de la consejera de Estado, Aung San Suu Kyi, la NLD ha condenado el golpe como un regreso a la dictadura y ha pedido a la población que “resista con firmeza” a la acción militar.
    6Un vehículo con simpatizantes del golpe de Estado pasa junto a una fila de camiones de la policía estacionados cerca de la comisaría de policía de Kyauktada, en Yangon. En un comunicado distribuido por las redes sociales, con el nombre pero no la firma de la consejera de Estado, Aung San Suu Kyi, la NLD ha condenado el golpe como un regreso a la dictadura y ha pedido a la población que “resista con firmeza” a la acción militar. AP
  • Un soldado hace guardia en el exterior del Ayuntamiento en Yangon, este lunes. Las embajadas de los países occidentales han recomendado a sus ciudadanos residentes que permanezcan en sus domicilios y no salgan a la calle si no resulta imprescindible.
    7Un soldado hace guardia en el exterior del Ayuntamiento en Yangon, este lunes. Las embajadas de los países occidentales han recomendado a sus ciudadanos residentes que permanezcan en sus domicilios y no salgan a la calle si no resulta imprescindible. AFP
  • Un soldado, junto a un vehículo militar, bloquea la carretera que conduce al Parlamento en Naypyidaw. El Tatmadaw, el Ejército birmano, ha justificado su asonada apelando al artículo 417 de la Constitución vigente, de 2008 y redactada por los militares antes de comenzar el proceso de cesión parcial del control. Ese apartado autoriza a las fuerzas armadas a hacerse con el poder si consideran en grave peligro la unidad del país.
    8Un soldado, junto a un vehículo militar, bloquea la carretera que conduce al Parlamento en Naypyidaw. El Tatmadaw, el Ejército birmano, ha justificado su asonada apelando al artículo 417 de la Constitución vigente, de 2008 y redactada por los militares antes de comenzar el proceso de cesión parcial del control. Ese apartado autoriza a las fuerzas armadas a hacerse con el poder si consideran en grave peligro la unidad del país. AFP
  • Un grupo de activistas de Myanmar sostiene el retrato de Aung San Suu Kyi, durante una protesta frente a la Universidad de las Naciones Unidas en Tokio (Japón). Las detenciones de los líderes en sus residencias de Naypidaw durante la madrugada ocurrieron solo horas antes de que el Parlamento tuviera prevista su sesión inaugural.
    9Un grupo de activistas de Myanmar sostiene el retrato de Aung San Suu Kyi, durante una protesta frente a la Universidad de las Naciones Unidas en Tokio (Japón). Las detenciones de los líderes en sus residencias de Naypidaw durante la madrugada ocurrieron solo horas antes de que el Parlamento tuviera prevista su sesión inaugural. AFP