Selecciona Edición
Selecciona Edición
Tamaño letra
Aquellos niños que superaron la guerra

Aquellos niños que superaron la guerra

19 fotos

La Guerra Civil española, las dos guerras mundiales, la de Corea... Save the Children reúne en una colección de fotografías actuales a supervivientes de los conflictos armados más cruentos de las últimas décadas

  • Erich Karl creció pobre y en difíciles circunstancias en Weimar (Alemania), durante la Primera Guerra Mundial. A sus 106 años, todavía recuerda el chocolate caliente que recibió de niño como parte de un programa de alimentación escolar. Después de la Primera Guerra Mundial, los niños alemanes fueron los primeros beneficiarios del Fondo Save the Children, establecido en 1919.
    1Erich Karl creció pobre y en difíciles circunstancias en Weimar (Alemania), durante la Primera Guerra Mundial. A sus 106 años, todavía recuerda el chocolate caliente que recibió de niño como parte de un programa de alimentación escolar. Después de la Primera Guerra Mundial, los niños alemanes fueron los primeros beneficiarios del Fondo Save the Children, establecido en 1919. Save The Children
  • Después de la Primera Guerra Mundial, los niños alemanes como Erich Karl fueron los primeros beneficiarios del Fondo Save the Children, establecido en 1919. En la imagen, negativos de la sesión de fotos realizada por el fotógrafo Dominic Nahr al hoy anciano Karl, que tiene 106 años.
    2Después de la Primera Guerra Mundial, los niños alemanes como Erich Karl fueron los primeros beneficiarios del Fondo Save the Children, establecido en 1919. En la imagen, negativos de la sesión de fotos realizada por el fotógrafo Dominic Nahr al hoy anciano Karl, que tiene 106 años. Save The Children
  • María Consuelo Beltrán (niña de la derecha en la foto de época) tenía ocho años cuando comenzó la Guerra Civil española. Ahora tiene 91 años. Save the Children estuvo activo en España desde el otoño de 1936 hasta mediados de 1938; distribuyó ropa, leche y alimentos y cuidó a los menores de edad que habían huido a Francia y vivían en hogares y campamentos de vacaciones, conocidos como "colonias". Dominic Nahr  Save The Children
    3María Consuelo Beltrán (niña de la derecha en la foto de época) tenía ocho años cuando comenzó la Guerra Civil española. Ahora tiene 91 años. Save the Children estuvo activo en España desde el otoño de 1936 hasta mediados de 1938; distribuyó ropa, leche y alimentos y cuidó a los menores de edad que habían huido a Francia y vivían en hogares y campamentos de vacaciones, conocidos como "colonias". Dominic Nahr / Save The Children
  • María Consuelo Beltrán, de 91 años, creció en el País Vasco durante la Guerra Civil española. Hoy recuerda perfectamente cuando su ciudad natal Irún, ubicada en la frontera con Francia, fue fuertemente bombardeada en 1936. Poco después, fue tomada por los partidarios del dictador Francisco Franco y su familia huyó a las granjas cercanas.
    4María Consuelo Beltrán, de 91 años, creció en el País Vasco durante la Guerra Civil española. Hoy recuerda perfectamente cuando su ciudad natal Irún, ubicada en la frontera con Francia, fue fuertemente bombardeada en 1936. Poco después, fue tomada por los partidarios del dictador Francisco Franco y su familia huyó a las granjas cercanas. Save The Children
  • Evelyne Brix creció durante la Segunda Guerra Mundial en Berlín. En 1943, las Fuerzas Aliadas lanzaron bombas contra la capital. Se cerraron las escuelas y se evacuó a los niños como parte de los programas gubernamentales. La señora Brix pasó cerca de dos años en Lázně Letiny, que se encuentra hoy en la República Checa, bajo un programa gubernamental de evacuación de niños a áreas rurales.
    5Evelyne Brix creció durante la Segunda Guerra Mundial en Berlín. En 1943, las Fuerzas Aliadas lanzaron bombas contra la capital. Se cerraron las escuelas y se evacuó a los niños como parte de los programas gubernamentales. La señora Brix pasó cerca de dos años en Lázně Letiny, que se encuentra hoy en la República Checa, bajo un programa gubernamental de evacuación de niños a áreas rurales. Save The Children
  • Evelyne Brix el 20 de abril de 1938. En 1946, Evelyne tenía 14 años y recibió comidas escolares gratuitas como parte de los programas cofinanciados y organizados por Save the Children en toda Alemania ante la escasez de comida tras la guerra. "No tenían por qué ayudarnos. Después de todo, éramos el enemigo", comenta.
    6Evelyne Brix el 20 de abril de 1938. En 1946, Evelyne tenía 14 años y recibió comidas escolares gratuitas como parte de los programas cofinanciados y organizados por Save the Children en toda Alemania ante la escasez de comida tras la guerra. "No tenían por qué ayudarnos. Después de todo, éramos el enemigo", comenta. Save The Children
  • Yong Woong Jo tiene 74 años y fue testigo de la Guerra de Corea y la batalla por la capital de Incheon con seis años de edad. Save the Children comenzó a trabajar en Corea del Sur justo al final de la guerra y lanzó un programa a gran escala para niños.
    7Yong Woong Jo tiene 74 años y fue testigo de la Guerra de Corea y la batalla por la capital de Incheon con seis años de edad. Save the Children comenzó a trabajar en Corea del Sur justo al final de la guerra y lanzó un programa a gran escala para niños. Save The Children
  • Foto de Yong Woong Jo (a la izquierda) que fue testigo de la Guerra de Corea y la batalla por la capital de Incheon cuando era un niño de seis años. La foto fue tomada en 1956 y ahora tiene 74. Gracias al programa de Save The Children en el país, Yong Woong conoció a la persona que le apadrinó, la estadounidense Naomi Middaugh, a la edad de seis. Ella le envió materiales escolares y le dio una grabadora. Intercambiaron cartas y grabaciones de voz hasta bien entrada la década de 1980. Nunca se conocieron en persona.
    8Foto de Yong Woong Jo (a la izquierda) que fue testigo de la Guerra de Corea y la batalla por la capital de Incheon cuando era un niño de seis años. La foto fue tomada en 1956 y ahora tiene 74. Gracias al programa de Save The Children en el país, Yong Woong conoció a la persona que le apadrinó, la estadounidense Naomi Middaugh, a la edad de seis. Ella le envió materiales escolares y le dio una grabadora. Intercambiaron cartas y grabaciones de voz hasta bien entrada la década de 1980. Nunca se conocieron en persona. Save The Children
  • Theophilus Chukwuemeka Amadi fue uno de los niños que sufrió desnutrición severa durante la Guerra de Biafra a fines de la década de 1960. Su hermano pequeño no sobrevivió a la enfermedad. Emeka, que tenía tres años en ese momento, sobrevivió gracias a la ayuda médica y los alimentos proporcionados por organizaciones de ayuda humanitaria que apoyaron a cientos de miles de personas.  rn
    9Theophilus Chukwuemeka Amadi fue uno de los niños que sufrió desnutrición severa durante la Guerra de Biafra a fines de la década de 1960. Su hermano pequeño no sobrevivió a la enfermedad. Emeka, que tenía tres años en ese momento, sobrevivió gracias a la ayuda médica y los alimentos proporcionados por organizaciones de ayuda humanitaria que apoyaron a cientos de miles de personas. Save The Children
  • Parte del Museo Nacional de Guerra de Nigeria en Umuahia, la antigua capital de Biafra. Hoy, Emeka tiene 54 años y trabaja en el Museo Nacional de Guerra de Nigeria en Umuahia para garantizar que los terribles sucesos del pasado nunca sean olvidados.
    10Parte del Museo Nacional de Guerra de Nigeria en Umuahia, la antigua capital de Biafra. Hoy, Emeka tiene 54 años y trabaja en el Museo Nacional de Guerra de Nigeria en Umuahia para garantizar que los terribles sucesos del pasado nunca sean olvidados. Save The Children
  • Vichuta Ly, de 54 años, baja las escaleras del Ministerio de Justicia en Phnom Penh. Su padre era el ministro de Justicia y fue capturado en los primeros días del régimen de los Jémeres Rojos. Se advirtió a su familia que abandonara la ciudad antes de que también se los llevaran. Vichuta recuerda: “En medio de la noche, un miembro del Khmer Rouge vino y nos dijo que debíamos abandonar la ciudad”.
    11Vichuta Ly, de 54 años, baja las escaleras del Ministerio de Justicia en Phnom Penh. Su padre era el ministro de Justicia y fue capturado en los primeros días del régimen de los Jémeres Rojos. Se advirtió a su familia que abandonara la ciudad antes de que también se los llevaran. Vichuta recuerda: “En medio de la noche, un miembro del Khmer Rouge vino y nos dijo que debíamos abandonar la ciudad”. Save The Children
  • Huesos en el suelo dentro del Centro Genocidal Choeung Ek, un monumento a los dos millones de personas que murieron durante el periodo de los jemeres rojos. Vichuta Ly, de 54 años, perdió a 30 miembros de su familia.
    12Huesos en el suelo dentro del Centro Genocidal Choeung Ek, un monumento a los dos millones de personas que murieron durante el periodo de los jemeres rojos. Vichuta Ly, de 54 años, perdió a 30 miembros de su familia. Save The Children
  • Mawla Jan Nazari rompe a llorar en su casa después de hablar sobre la muerte de su hermano durante un ataque ruso. A los 16 años, Mawla Jan se unió a los muyahidines y luchó contra los soviéticos. El desencadenante de esto fue la muerte de su hermano mayor, que ya se había unido a ellos al comienzo de la intervención. "Fue asesinado con otros 72 combatientes en ataques aéreos".
    13Mawla Jan Nazari rompe a llorar en su casa después de hablar sobre la muerte de su hermano durante un ataque ruso. A los 16 años, Mawla Jan se unió a los muyahidines y luchó contra los soviéticos. El desencadenante de esto fue la muerte de su hermano mayor, que ya se había unido a ellos al comienzo de la intervención. "Fue asesinado con otros 72 combatientes en ataques aéreos". Save The Children
  • Tres jóvenes que venden helados se toman un descanso y suben a un viejo tanque ruso abandonado durante su viaje a Jalalabad desde Kabul.
    14Tres jóvenes que venden helados se toman un descanso y suben a un viejo tanque ruso abandonado durante su viaje a Jalalabad desde Kabul. Save The Children
  • Vanessa tiene 29 años. En 1994, cuando solo tenía cinco, vivió el genocidio contra los tutsis en Ruanda. Más de un millón de personas fueron asesinadas en apenas unos meses. Al igual que cientos de miles de personas, ella también tuvo que huir de la brutal violencia. Su madre ató las mangas de la camisa de Vanessa junto a las de dos de sus hermanos para que no se perdieran entre la gran masa de población que huía. Gracias a eso sigue en contacto con sus hermanos.
    15Vanessa tiene 29 años. En 1994, cuando solo tenía cinco, vivió el genocidio contra los tutsis en Ruanda. Más de un millón de personas fueron asesinadas en apenas unos meses. Al igual que cientos de miles de personas, ella también tuvo que huir de la brutal violencia. Su madre ató las mangas de la camisa de Vanessa junto a las de dos de sus hermanos para que no se perdieran entre la gran masa de población que huía. Gracias a eso sigue en contacto con sus hermanos. Save The Children
  • Vanessa rompe a llorar al recordar a sus padres. Vanessa no ha vuelto a verlos desde los años de la guerra en su país. Junto con sus hermanos se inscribió en un programa de reunificación familiar de Save the Children en 1995.
    16Vanessa rompe a llorar al recordar a sus padres. Vanessa no ha vuelto a verlos desde los años de la guerra en su país. Junto con sus hermanos se inscribió en un programa de reunificación familiar de Save the Children en 1995. Save The Children
  • José David Ríos creció en una región de Colombia donde el cultivo de coca y el narcotráfico están muy extendidos. El conflicto entre el Gobierno, los grupos guerrilleros y las fuerzas paramilitares dominaron su infancia. Cuando tenía nueve años se vio envuelto en un tiroteo entre el ejército rebelde de las FARC y las tropas gubernamentales. Fue herido de bala en ambas piernas y en un brazo. Un programa juvenil de Save the Children Colombia le dio apoyo psicológico.
    17José David Ríos creció en una región de Colombia donde el cultivo de coca y el narcotráfico están muy extendidos. El conflicto entre el Gobierno, los grupos guerrilleros y las fuerzas paramilitares dominaron su infancia. Cuando tenía nueve años se vio envuelto en un tiroteo entre el ejército rebelde de las FARC y las tropas gubernamentales. Fue herido de bala en ambas piernas y en un brazo. Un programa juvenil de Save the Children Colombia le dio apoyo psicológico. Save The Children
  • Amal abandonó la ciudad sitiada de Homs en Siria, con siete años y buscó refugio en el Líbano. Es una niña tranquila, pero llora muy a menudo cuando se acuerda de su abuela, que tuvo que permanecer en Homs. La guerra en Siria dura ya casi nueve años y en Líbano, alrededor de un cuarto de su población es refugiada de origen sirio.
    18Amal abandonó la ciudad sitiada de Homs en Siria, con siete años y buscó refugio en el Líbano. Es una niña tranquila, pero llora muy a menudo cuando se acuerda de su abuela, que tuvo que permanecer en Homs. La guerra en Siria dura ya casi nueve años y en Líbano, alrededor de un cuarto de su población es refugiada de origen sirio. Save The Children
  • Rajiya nació en marzo de 2019 en Save the Children Camp 21, ubicado en el campo de refugiados de Kutupalong cerca de Cox‘s Bazar, en Bangladés. Rajiya pasó los primeros diez días de su vida en el hospital ya que su madre tenía hemorragias graves. La madre de Rajiya, Jannat Khatun (de 20 años), lleva en Cox‘s Bazar desde hace aproximadamente un año, cuando huyó de Myanmar por culpa de la violencia contra los rohingya, la minoría étnica a la que pertenece.
    19Rajiya nació en marzo de 2019 en Save the Children Camp 21, ubicado en el campo de refugiados de Kutupalong cerca de Cox‘s Bazar, en Bangladés. Rajiya pasó los primeros diez días de su vida en el hospital ya que su madre tenía hemorragias graves. La madre de Rajiya, Jannat Khatun (de 20 años), lleva en Cox‘s Bazar desde hace aproximadamente un año, cuando huyó de Myanmar por culpa de la violencia contra los rohingya, la minoría étnica a la que pertenece. Save The Children