Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

Así ha sido el intenso año de Cher

La cantante estadounidense, de 72 años, cierra un año cargado de proyectos con la perspectiva de 2019 de gira por el mundo

Cher el pasado 2 de diciembre en la entrega de los premios del Kennedy Center.
Cher el pasado 2 de diciembre en la entrega de los premios del Kennedy Center. Getty Images

Cher afirma que lleva más de 50 años siendo una persona diferente. Desde que empezó en la música, asegura, se convierte en otra mujer cuando se sube a un escenario. De esta manera, vence una vergüenza que le ha acompañado toda su carrera. "No me gusta hablar con extraños, no me gusta entrar en restaurantes, pero cuando estoy trabajando soy otra persona, una persona que consigue ser libre", ha explicado al canal estadounidense CBS. Lo ha hecho tras haber sido premiada por el Kennedy Center, institución que otorga los premios más prestigiosos del arte en Estados Unidos, gracias a su excepcional contribución a la cultura americana. La distinción la ha recibido junto a otras personalidades de la música como Lin-Manuel Miranda, autor del musical Hamilton, el compositor Philip Glass, el músico de jazz Wayne Shorter y la intérprete de country Reba McEntire.

Con este galardón, Cher pone un lazo dorado a 2018. Este año, la diva, de 72 años, ha vuelto a dejar claro que aún tiene mucha guerra que dar —dos décadas después de su último gran éxito musical, Believe, al estrenar una película, Mamma Mia! Una y otra vez, lanzar un disco de versiones de ABBA y realizar una gira por Estados Unidos, Canadá y Australia. Además, acaba de estrenar en Broadway un musical sobre su carrera, en el que tres actrices interpretan a la cantante en diferentes momentos de su vida. Este año, a diferencia de otros, ha sido noticia más veces por su trabajo, que por su vida personal.

Regreso a la gran pantalla

A finales de 2017 los medios anunciaban la participación de Cher en la secuela de Mamma Mia junto a las todoterreno Meryl Streep y Amanda Seyfried. Cuando se supo que la cantante haría de madre del Donna, el personaje de Streep, cundió la sorpresa: ambas actrices tan solo se llevan tres años. La cercanía en edad pasaba inadvertida ya que no comparten escenas, a excepción del número final donde el elenco canta Super Trouper. Esa es, junto a Fernando, a dúo con Andy García, las dos canciones que Cher cantan en la secuela de la adaptación al cine del musical de Broadway con canciones de la banda sueca. Pero le había picado la mosca ABBA.

Nuevo álbum cinco años después

Tras el estreno en julio de 2018 del largometraje, Cher se animó a grabar versiones de grandes éxitos de ABBA en el estilo dance con el que volvió a conquistar las listas a finales de los noventa, gracias a Believe. Para el LP Dancing Queen, que se publicó el 28 de septiembre, grabó junto al productor Mark Taylor Gimme! Gimme! Gimme! (A Man After Midnight), Chiquitita, The Name of the Game, Waterloo, Mamma Mía!, The Winner Takes it All y SOS, entre otros. Para este último preparó un videoclip en el que la diva cede el protagonismo a varias modelos y actrices que, de alguna manera, dan visibilidad a diversas maneras de ser mujer. Entre ellas está la dominicana Aimee Carrero, que pone voz a Elena de Avalor, una princesa guerrera de ascendencia hispana de Disney Channel y Trace Lysette, una de las primeras mujeres transgénero que apareció como persona no trans en la televisión estadounidense. Hay espacio también para jóvenes estrellas como Rumer Willis,hija de Bruce Willis y Demi Moore.

Cher no aparece en el vídeo, el primero desde 2014, porque durante el rodaje estaba inmersa en girar por Australia, donde no actuaba desde 2005. Etsa vez ha llevado allí su nuevo tour Here We Go Again, que toma el nombre de una frase de la canción Mamma Mia! El título le va como anillo al dedo, ya que el repertorio, y buena parte de los trajes diseñados, como siempre, por Bob Mackie, vuelven a ser los de todas sus giras. Solo SOS, Waterloo y Fernando, suenan por primera vez en sus conciertos.

Legado

Han pasado ya 16 años desde que saliese a la carretera con The Farewell Tour, la gira de recitales con los que, como su nombre indica, iba a decir adiós a los escenarios. Tras una breve retirada, sin embargo, volvió a las andadas con una residencia en Las Vegas por prescripción médica, puesto que la jubilación estaba acabando con ella. Durante los últimos 10 años Cher ha reducido su actividad pero no ha parado de actuar, grabar y ofrecer entrevistas. No ha conseguido un número uno, como sí logró en las cinco anteriores, ni sus discos no venden tanto hoy, pero su figura y su calado social siguen siendo únicos. Ahora que se habla tanto de apropiación cultural con la cantante catalana Rosalía, Cher fue una de las primeras en tomar referencias de otras sociedades, como la aborigen americana, en aquel mítico Half Breed o la zíngara en Gypsies, Tramps and Thieves. Clásicos que han dado forma a la gran figura cuyo aspecto, forma de hablar y estilo de vida son inconfundibles.

Tanto es así que su trabajo ha cristalizado en un musical que se acaba de estrenar en Broadway, con el título de The Cher Show. En él se repasan algunos de los momentos más importantes de su carrera: desde sus inicios con Sonny Bono hasta el triunfo de Believe. Pero también incluye canciones más recientes como Song For The Lonely o la firme declaración de principios en forma de canción You Haven't Seen The Last of Me, de la película de 2010 Burlesque. La noche del estreno Cher subió a cantar If i Could Turn Back Time junto a una de las actrices, un momento mágico en el que la diva debió sentir lo mismo que Benny Andersson y Björn Ulvaeus de ABBA cuando vieron estrenado su musical en el Teatro Prince Edward de Londres en abril de 1999.

Por todas esas canciones y momentos que Cher ha dado en los últimos 50 años, recibió el 2 de diciembre el premio Kennedy en Washington. La gala fue retransmitida el 26 de diciembre en Estados Unidos. En ella, varios artistas interpretaron éxitos de la diva. entre ellos Cyndi Lauper que la homenajeó con If I Could Turn Back Time  o Adam Lambert, que convirtió el hit de baile Believe en una balada que, como dijo más tarde la propia Cher en Twitter, le había quedado sin palabras. También en The Cher Show, el musical, el tempo de la canción es mucho más lento. No sabemos si aprovechará esa nueva versión más íntima de Believe para sus conciertos, unas citas que la tendrán ocupada todo 2019 pues ya ha colgado el cartel de no hay entradas en casi todos los conciertos que dará por Europa a partir de septiembre, cuando ya tenga 73 años, convirtiéndose en una de las artistas femeninas más mayores en llenar arenas por el mundo. Mayor, aunque aún más joven que dos colegas que también siguen dando guerra: Bob Dylan y Mick Jagger. Y a ellos nadie les critica por seguir como chavales sobre las tablas, donde la tímida Cherylin Sarkisian se transforma en la súper estrella Cher.

Se adhiere a los criterios de The Trust Project Más información >