_
_
_
_
_
Alexa, de Amazon, y Google Assistant; Siri, de Apple, o Cortana, de Microsoft. Los asistentes virtuales serán nuestros próximos compañeros de piso. Pero, a diferencia de los humanos, no habrá que hacer reparto de tareas: ellos se encargarán de todas. La domótica se volverá tan sofisticada que nos olvidaremos de los botones: con nuestra voz daremos órdenes para hacer nuestra casa más confortable o, incluso, para transformar su distribución en cuestión de segundos. ¿No le gusta la cocina? Pruebe a convertirla en un dormitorio. Y cocine en el salón. En el fondo, habrá un único espacio, tal y como dictan las casas modulares, donde todo crece o se multiplica. “En los últimos años se han desarrollado sistemas, tanto por pequeñas como por grandes empresas como IKEA, con componentes modulares móviles que permiten hacer que un espacio se pueda usar como tres o cuatro habitaciones clásicas”, cuenta el arquitecto Enrique Espinosa, director de Eeestudio. Esta corriente comenzó en los años sesenta con el fenómeno loft y el trabajo de arquitectos como Cedric Price, Superstudio o Archizoom. Hoy regresa, pero ya no es una utopía, sino algo que plantearse en la próxima reforma. <b>En la ilustración:</b> Ophera, el último avance que ha diseñado Piero Lissoni para la línea de armarios modulares personalizables Armadio al Centimetro, de LEMA, que permite encastrar un sofá en la estructura.
8 fotos

Así será la casa del futuro: modular, con el gimnasio en el baño y aromatizada

Todo girará en torno a la cocina, los muebles será móviles (excepto el sofá) y tendremos un asistente virtual. Jordi Labanda imagina un hogar en el futuro y lo ilustra junto a las últimas novedades del Salone del Mobile de Milán

_
_