Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

12 momentos televisivos que dejaron a los españoles clavados en el sofá

Hechos que cambiaron nuestra historia, eventos deportivos o finales de series legendarias: todos consiguieron que la audiencia se multiplicase y nadie pudiese apartar la mirada

  •  El 25 de julio de 1992 a las 22:40, 6.811.000 espectadores, un 64,9% de la audiencia, contuvo la respiración mientras una flecha en llamas cruzaba el cielo del Estadio de Montjuic. El arquero Antonio Rebollo, que había recibido el fuego olímpico del último relevista, el legendario alero del Barcelona y de la selección española Juan Antonio San Epifanio, “Epi”, acababa de protagonizar el momento más icónico de los primeros (y únicos) Juegos Olímpicos celebrados en España. Pero esa noche hubo más imágenes inolvidables en TVE, como el Mediterráneo recreado por La Fura Dels Baus, el futuro rey Felipe VI entrando en el estadio como abanderado español mientras la infanta Elena se deshacía en lágrimas o el entusiasta "hola" que daba la bienvenida a los 12000 atletas que desfilaron por el estadio y a los 3500 millones de espectadores que siguieron el evento desde todos los rincones del mundo. Para ver el momento de la flecha,  haz clic aquí . Para ver el "hola",  aquí . 
    1La inauguración de Barcelona 92 (TVE, 1992) 

    El 25 de julio de 1992 a las 22:40, 6.811.000 espectadores, un 64,9% de la audiencia, contuvo la respiración mientras una flecha en llamas cruzaba el cielo del Estadio de Montjuic. El arquero Antonio Rebollo, que había recibido el fuego olímpico del último relevista, el legendario alero del Barcelona y de la selección española Juan Antonio San Epifanio, “Epi”, acababa de protagonizar el momento más icónico de los primeros (y únicos) Juegos Olímpicos celebrados en España. Pero esa noche hubo más imágenes inolvidables en TVE, como el Mediterráneo recreado por La Fura Dels Baus, el futuro rey Felipe VI entrando en el estadio como abanderado español mientras la infanta Elena se deshacía en lágrimas o el entusiasta "hola" que daba la bienvenida a los 12000 atletas que desfilaron por el estadio y a los 3500 millones de espectadores que siguieron el evento desde todos los rincones del mundo. Para ver el momento de la flecha, haz clic aquí. Para ver el "hola", aquí

    Cordon Press
  • El 24 de mayo de 1993, 9.662.000 de espectadores siguieron en Antena 3 el primer debate televisado entre dos aspirantes a la presidencia del país. El por entonces presidente Felipe González y el candidato del Partido Popular José María Aznar se enfrentaron en directo en un formato inédito en España, pero que en Estados Unidos, donde se había patentado la idea, ya había resultado decisivo en más de una ocasión para dirimir quién iba a llegar a la Casa Blanca. La primera en su primera edición, el 25 de septiembre de 1960, cuando un jovial y sonriente John F. Kennedy vapuleó al mucho más experimentado, pero avejentado, Richard Nixon. Conscientes de la importancia del evento, los asesores de ambos contrincantes mantuvieron una lucha encarnizada por controlar hasta el más mínimo detalle del debate moderado por Manuel Campo Vidal, desde los tiempos, el contenido de los bloques y los turnos, hasta la temperatura del plató o el aire acondicionado. Una semana después, Telecinco emitía el segundo de los debates, a menos de siete días de las elecciones generales, y obtenía una audiencia ligeramente superior, 10.524.000 espectadores, un 75,3% de la audiencia dejaba claro el interés que despertaba el futuro político del país.
    2Aznar-González, el primer debate televisado (Antena 3, 1993) El 24 de mayo de 1993, 9.662.000 de espectadores siguieron en Antena 3 el primer debate televisado entre dos aspirantes a la presidencia del país. El por entonces presidente Felipe González y el candidato del Partido Popular José María Aznar se enfrentaron en directo en un formato inédito en España, pero que en Estados Unidos, donde se había patentado la idea, ya había resultado decisivo en más de una ocasión para dirimir quién iba a llegar a la Casa Blanca. La primera en su primera edición, el 25 de septiembre de 1960, cuando un jovial y sonriente John F. Kennedy vapuleó al mucho más experimentado, pero avejentado, Richard Nixon. Conscientes de la importancia del evento, los asesores de ambos contrincantes mantuvieron una lucha encarnizada por controlar hasta el más mínimo detalle del debate moderado por Manuel Campo Vidal, desde los tiempos, el contenido de los bloques y los turnos, hasta la temperatura del plató o el aire acondicionado. Una semana después, Telecinco emitía el segundo de los debates, a menos de siete días de las elecciones generales, y obtenía una audiencia ligeramente superior, 10.524.000 espectadores, un 75,3% de la audiencia dejaba claro el interés que despertaba el futuro político del país. Getty Images
  • El 3 de mayo de 2000, apenas diez minutos antes de la medianoche, 11.745.000 de espectadores, más del 70% de cuota de pantalla, escuchaban por primera vez una frase que ya es historia del audiovisual patrio: “la audiencia ha decidido que abandone la casa…”. En aquella ocasión la elegida fue María José Galera, una madre sevillana que protagonizó no sólo la primera expulsión sino también la primera gran historia de amor de aquel “experimento sociológico” que cambió para siempre las reglas de la televisión. Su romance express (apenas estuvo once días en la casa) con el ex soldado Jorge Berrocal dividió a sus compañeros de encierro y a la audiencia —y con las cifras de audiencia que se manejaban casi podríamos decir al país entero— entre los que se creyeron su historia de amor 'fou' y los que lo consideraron una pantomima. Y dio pie a alguna de las escenas más memorables de la noche (y de la historia del concurso) como aquel “Quién me pone la pierna encima para que no levante cabeza”, frase con la que el amante abandonado se lamentaba entre estertores de amargura . Mucho más fría –y acorde con el sentir de los miles de espectadores que habían engordado las arcas de Mediaset con sus llamadas– fue la peluquera malagueña Silvia quien, en medio del llanto generalizado, se limitó a despedirla con un escueto “Hala, hasta luego, Marijose, un beso”.
    3La audiencia ha decidido... (Telecinco, 2000) El 3 de mayo de 2000, apenas diez minutos antes de la medianoche, 11.745.000 de espectadores, más del 70% de cuota de pantalla, escuchaban por primera vez una frase que ya es historia del audiovisual patrio: “la audiencia ha decidido que abandone la casa…”. En aquella ocasión la elegida fue María José Galera, una madre sevillana que protagonizó no sólo la primera expulsión sino también la primera gran historia de amor de aquel “experimento sociológico” que cambió para siempre las reglas de la televisión. Su romance express (apenas estuvo once días en la casa) con el ex soldado Jorge Berrocal dividió a sus compañeros de encierro y a la audiencia —y con las cifras de audiencia que se manejaban casi podríamos decir al país entero— entre los que se creyeron su historia de amor 'fou' y los que lo consideraron una pantomima. Y dio pie a alguna de las escenas más memorables de la noche (y de la historia del concurso) como aquel “Quién me pone la pierna encima para que no levante cabeza”, frase con la que el amante abandonado se lamentaba entre estertores de amargura . Mucho más fría –y acorde con el sentir de los miles de espectadores que habían engordado las arcas de Mediaset con sus llamadas– fue la peluquera malagueña Silvia quien, en medio del llanto generalizado, se limitó a despedirla con un escueto “Hala, hasta luego, Marijose, un beso”. Cordon Press
  • No fue la primera telenovela que se emitió: España ya había llorado con las desventuras de 'Los ricos también lloran' (1979), 'Caballo Viejo' (1988) o la brasileña 'Doña Beija' (1986), pero sí fue la que tuvo un mayor calado social y un éxito tan desmedido que provocó su paso de la segunda cadena, donde se había estrenado casi de tapadillo, a un horario estelar en TVE –las 15:30, justo después del Telediario– que a partir de entonces ocuparían los “culebrones” tanto extranjeros como nacionales. Las desventuras de Jeannette Rodríguez y Carlos Mata se convirtieron en un fenómeno social que cada tarde dejaba las calles de España vacías y reunía ante el televisor a ocho millones de espectadores. Llegaron a implicarse tanto en la historia que en algunos pueblos españoles lanzaron cohetes para festejar el nacimiento de la hija de Cristal y Luis Alfredo. El capítulo final duplicó esas cifras: dieciocho millones de almas siguieron el inevitable final feliz y escucharon por última vez a Rudy La Scala interpretando 'Mi vida eres tú (y solamente tú)'. (En la imagen Jeanette Rodríguez, que interpretaba a Cristal).
    4El final de Cristal (TVE, 1991) No fue la primera telenovela que se emitió: España ya había llorado con las desventuras de 'Los ricos también lloran' (1979), 'Caballo Viejo' (1988) o la brasileña 'Doña Beija' (1986), pero sí fue la que tuvo un mayor calado social y un éxito tan desmedido que provocó su paso de la segunda cadena, donde se había estrenado casi de tapadillo, a un horario estelar en TVE –las 15:30, justo después del Telediario– que a partir de entonces ocuparían los “culebrones” tanto extranjeros como nacionales. Las desventuras de Jeannette Rodríguez y Carlos Mata se convirtieron en un fenómeno social que cada tarde dejaba las calles de España vacías y reunía ante el televisor a ocho millones de espectadores. Llegaron a implicarse tanto en la historia que en algunos pueblos españoles lanzaron cohetes para festejar el nacimiento de la hija de Cristal y Luis Alfredo. El capítulo final duplicó esas cifras: dieciocho millones de almas siguieron el inevitable final feliz y escucharon por última vez a Rudy La Scala interpretando 'Mi vida eres tú (y solamente tú)'. (En la imagen Jeanette Rodríguez, que interpretaba a Cristal). Cordon Press
  •  Tras las glorias recientes –o ya no tan recientes– del combinado español cuesta creer que en 1983 un simple partido de clasificación acabase convocando a toda España frente al televisor. Pero el 21 de diciembre de aquel año la selección llegaba a aquel último partido de la liguilla en una posición tan endeble que sólo un milagro, o lo que viene a ser lo mismo, once goles de diferencia frente a su rival, le permitiría clasificarse para la Eurocopa de 1984. Nadie, ni los aficionados, ni los medios de comunicación, ni, probablemente, ninguno de los 30.000 espectadores que abarrotaban esa noche el Benito Villamarín, confiaba realmente en la gesta, y menos tras una primera parte en la que a pesar de los tres goles de Santillana los jugadores entraban en el túnel de vestuarios abatidos tras fallar un penalti y recibir un gol en contra, lo que obligaba a marcar nueve goles en 45 minutos. Pero en el segundo tiempo todo cambió y tras un inicio vertiginoso y gracias al acierto de Santillana, Rincón, Sarabia y Maceda, España llegó al minuto 80 a un gol de la gesta, una gesta que se logró gracias a Juan Señor y que dejó a un país gritando y a un locutor, José Ángel de la Casa, sin voz. Para volver a ver el gol de Señor,  haz clic aquí . (En la imagen, la selección española de fútbol en 1983).
    5Los doce goles del España-Malta (TVE, 1983) 

    Tras las glorias recientes –o ya no tan recientes– del combinado español cuesta creer que en 1983 un simple partido de clasificación acabase convocando a toda España frente al televisor. Pero el 21 de diciembre de aquel año la selección llegaba a aquel último partido de la liguilla en una posición tan endeble que sólo un milagro, o lo que viene a ser lo mismo, once goles de diferencia frente a su rival, le permitiría clasificarse para la Eurocopa de 1984. Nadie, ni los aficionados, ni los medios de comunicación, ni, probablemente, ninguno de los 30.000 espectadores que abarrotaban esa noche el Benito Villamarín, confiaba realmente en la gesta, y menos tras una primera parte en la que a pesar de los tres goles de Santillana los jugadores entraban en el túnel de vestuarios abatidos tras fallar un penalti y recibir un gol en contra, lo que obligaba a marcar nueve goles en 45 minutos. Pero en el segundo tiempo todo cambió y tras un inicio vertiginoso y gracias al acierto de Santillana, Rincón, Sarabia y Maceda, España llegó al minuto 80 a un gol de la gesta, una gesta que se logró gracias a Juan Señor y que dejó a un país gritando y a un locutor, José Ángel de la Casa, sin voz. Para volver a ver el gol de Señor, haz clic aquí. (En la imagen, la selección española de fútbol en 1983).

    Cordon Press
  •  Las audiencias millonarias que había obtenido 'Operación Triunfo' hacían presagiar que la participación de su flamante ganadora, Rosa López, en Eurovisión obtendría un dato espectacular. Pero los más de doce millones de espectadores –ocho de cada diez personas que en ese momento se encontraban viendo la televisión– que siguieron la actuación de la granadina superaron cualquier expectativa. Esos números resultaban inéditos desde que la irrupción de las privadas fragmentase para siempre las audiencias y duplicaban los de la edición anterior: el sexto puesto conseguido por el 'Dile que la quiero' de David Civera había sido seguido por cinco millones y medio de espectadores. El 'Europe's living a celebration' interpretado por Rosa, con Bisbal, Chenoa, Geno, Bustamante y Gisela a los coros, no pasó del séptimo puesto pero renovó el interés de los espectadores por un formato que había perdido el favor de un público para el que las victorias de Massiel y Salomé quedaban ya demasiado lejos. Para volver a ver la actuación de Rosa,  haz clic aquí . 
    6Rosa en Eurovisión (TVE, 2002) 

    Las audiencias millonarias que había obtenido 'Operación Triunfo' hacían presagiar que la participación de su flamante ganadora, Rosa López, en Eurovisión obtendría un dato espectacular. Pero los más de doce millones de espectadores –ocho de cada diez personas que en ese momento se encontraban viendo la televisión– que siguieron la actuación de la granadina superaron cualquier expectativa. Esos números resultaban inéditos desde que la irrupción de las privadas fragmentase para siempre las audiencias y duplicaban los de la edición anterior: el sexto puesto conseguido por el 'Dile que la quiero' de David Civera había sido seguido por cinco millones y medio de espectadores. El 'Europe's living a celebration' interpretado por Rosa, con Bisbal, Chenoa, Geno, Bustamante y Gisela a los coros, no pasó del séptimo puesto pero renovó el interés de los espectadores por un formato que había perdido el favor de un público para el que las victorias de Massiel y Salomé quedaban ya demasiado lejos. Para volver a ver la actuación de Rosa, haz clic aquí

    Cordon Press
  •  El 28 de diciembre de 1995, en plenas fiestas navideñas, 11.527.000 de espectadores vieron como Lourdes Cano y Adolfo Segura, o lo que es lo mismo, Concha Cuetos y Carlos Larrañaga, colocaban el cartel de “Cerrado por amistad” en la botica más famosa de la televisión española. Un final del que se habían rodado tres versiones para que la incógnita se mantuviese en secreto hasta el último momento. 'Farmacia de guardia' fue la primera producción propia de Antena 3, que en una clara apuesta por el entretenimiento familiar de calidad había confiado su desarrollo al maestro Antonio Mercero. El responsable de que millones de españoles sintiesen más familiares las playas de Nerja que las de sus propios destinos vacacionales gracias a 'Verano azul' volvió a pulsar con acierto la tecla de la emoción y el público se rindió nuevamente ante la aparente sencillez de sus tramas. Con su 48% de media de cuota de pantalla, 'Farmacia de Guardia' mantiene todavía hoy el honor de ser la serie más vista de la historia de España desde la irrupción de las cadenas privadas. Y también atesora un capital emocional mucho más valioso: más de 20 años después de su final todavía hay quien tras atascarse abriendo una puerta en la dirección equivocada no puede reprimir un “¡Para dentro, Romerales!”. Para volver a ver el final de la serie,  haz clic aquí . 
    7La farmacia de Lourdes Cano cierra sus puertas (Antena 3, 1995) 

    El 28 de diciembre de 1995, en plenas fiestas navideñas, 11.527.000 de espectadores vieron como Lourdes Cano y Adolfo Segura, o lo que es lo mismo, Concha Cuetos y Carlos Larrañaga, colocaban el cartel de “Cerrado por amistad” en la botica más famosa de la televisión española. Un final del que se habían rodado tres versiones para que la incógnita se mantuviese en secreto hasta el último momento. 'Farmacia de guardia' fue la primera producción propia de Antena 3, que en una clara apuesta por el entretenimiento familiar de calidad había confiado su desarrollo al maestro Antonio Mercero. El responsable de que millones de españoles sintiesen más familiares las playas de Nerja que las de sus propios destinos vacacionales gracias a 'Verano azul' volvió a pulsar con acierto la tecla de la emoción y el público se rindió nuevamente ante la aparente sencillez de sus tramas. Con su 48% de media de cuota de pantalla, 'Farmacia de Guardia' mantiene todavía hoy el honor de ser la serie más vista de la historia de España desde la irrupción de las cadenas privadas. Y también atesora un capital emocional mucho más valioso: más de 20 años después de su final todavía hay quien tras atascarse abriendo una puerta en la dirección equivocada no puede reprimir un “¡Para dentro, Romerales!”. Para volver a ver el final de la serie, haz clic aquí

    Cordon Press
  •  El once de julio de 2010, exactamente a las 22:55:56, Andrés Iniesta enchufaba a bocajarro un pase de Cesc Fábregas que se colaba en la portería del portero holandés Stekelenburg y elevaba a España al olimpo del fútbol mundial. Tras agotar el tiempo reglamentario (y las fuerzas) parecía que los penaltis serían los encargados de dirimir cuál de las dos selecciones levantaría por primera vez una Copa Mundial, pero la magia del pálido centrocampista del Barcelona acortó los plazos y minutos después el capitán Iker Casillas elevaba el trofeo hacia el cielo sudafricano. El 85,9% de la audiencia, 15 millones de espectadores según los audímetros –pero con toda seguridad muchos más, ya que el evento fue seguido tanto en las casas como en los bares y en cientos de pantallas instaladas en plazas públicas– estalló en un grito colectivo mientras Camacho lanzaba aquel sentidísimo “Iniesta de mi vida” y el héroe del partido corría desaforado hacía ningún lugar mientras homenajeaba ante el mundo al llorado Dani Jarque. Para volver a ver el gol de Iniesta,  haz clic aquí . 
    8Iniesta de mi vida (Telecinco, 2010) 

    El once de julio de 2010, exactamente a las 22:55:56, Andrés Iniesta enchufaba a bocajarro un pase de Cesc Fábregas que se colaba en la portería del portero holandés Stekelenburg y elevaba a España al olimpo del fútbol mundial. Tras agotar el tiempo reglamentario (y las fuerzas) parecía que los penaltis serían los encargados de dirimir cuál de las dos selecciones levantaría por primera vez una Copa Mundial, pero la magia del pálido centrocampista del Barcelona acortó los plazos y minutos después el capitán Iker Casillas elevaba el trofeo hacia el cielo sudafricano. El 85,9% de la audiencia, 15 millones de espectadores según los audímetros –pero con toda seguridad muchos más, ya que el evento fue seguido tanto en las casas como en los bares y en cientos de pantallas instaladas en plazas públicas– estalló en un grito colectivo mientras Camacho lanzaba aquel sentidísimo “Iniesta de mi vida” y el héroe del partido corría desaforado hacía ningún lugar mientras homenajeaba ante el mundo al llorado Dani Jarque. Para volver a ver el gol de Iniesta, haz clic aquí

    Cordon Press
  •  "La de Chanquete fue la primera muerte de un ser querido para la mayoría de los que fueron niños en los 80. Y es que todos los personajes de aquella legendaria serie llamada 'Verano azul' se colaron de tal manera en nuestras casas que eran ya como de la familia". Así hablaba Carlitos, el narrador de 'Cuéntame', de la muerte de otro personaje televisivo, el anciano pescador que había protagonizado la serie española más célebre de los años 80. Aquella muerte tan desoladora como traicionera —jamás se lo perdonaremos a Antonio Mercero, jamás— no pilló a nadie de sorpresa, ya que la revista SuperTele lo había desvelado en su edición semanal, pero aun así su impacto fue tan incalculable como su alcance ya que en 1982 no se medían las audiencias. Aunque teniendo en cuenta que aquel domingo 7 de febrero su emisión sólo competía con la final del Campeonato de Europa de Patinaje Artístico emitida en el UHF y sus 19 capítulos han sido repuestos innumerables veces es fácil concluir que el 100 % de la población adulta haya escuchado a Pancho gritar: "¡Chanquete ha muerto!". Si quieres volver a escuchar ese grito,  haz clic aquí . 
    9¡Chanquete ha muerto! (TVE, 1982) 

    "La de Chanquete fue la primera muerte de un ser querido para la mayoría de los que fueron niños en los 80. Y es que todos los personajes de aquella legendaria serie llamada 'Verano azul' se colaron de tal manera en nuestras casas que eran ya como de la familia". Así hablaba Carlitos, el narrador de 'Cuéntame', de la muerte de otro personaje televisivo, el anciano pescador que había protagonizado la serie española más célebre de los años 80. Aquella muerte tan desoladora como traicionera —jamás se lo perdonaremos a Antonio Mercero, jamás— no pilló a nadie de sorpresa, ya que la revista SuperTele lo había desvelado en su edición semanal, pero aun así su impacto fue tan incalculable como su alcance ya que en 1982 no se medían las audiencias. Aunque teniendo en cuenta que aquel domingo 7 de febrero su emisión sólo competía con la final del Campeonato de Europa de Patinaje Artístico emitida en el UHF y sus 19 capítulos han sido repuestos innumerables veces es fácil concluir que el 100 % de la población adulta haya escuchado a Pancho gritar: "¡Chanquete ha muerto!". Si quieres volver a escuchar ese grito, haz clic aquí

    RTVE
  •  “¡La otra Torre Ricardo, la otra torre! ¡Es otro avión!”, exclamaba Matías Prats ante la imagen en directo de la Torres Gemelas envueltas en una densa humareda. Eran aproximadamente las tres de la tarde del 11 de septiembre de 2001 y lo que minutos antes había sido calificado por el presentador como el choque aparentemente fortuito de una avioneta contra una de las torres del World Trade Center se reveló ante sus ojos, ante los del corresponsal Ricardo Ortega –que tres años después  fallecería asesinado en Haití – y ante los de la atónita audiencia, como un ataque terrorista masivo que marcaría un antes y un después en la historia moderna. En España más de doce millones de espectadores siguieron la tragedia en directo. Todas las televisiones nacionales modificaron su parrilla para cubrir el suceso, TV-3 mantuvo su cobertura en directo durante más de doce horas y a lo largo de la tarde y toda la noche de aquel martes fatídico las imágenes grabadas por los profesiones se mezclaron con las recibidas a través de las cámaras domésticas de los viandantes y vecinos que habían sido sorprendidos por el suceso. El mundo había cambiado para siempre y, por primera vez, lo había hecho en directo.
    10El 11-S contado en directo por Matías Prats (2001, Antena 3) 

    “¡La otra Torre Ricardo, la otra torre! ¡Es otro avión!”, exclamaba Matías Prats ante la imagen en directo de la Torres Gemelas envueltas en una densa humareda. Eran aproximadamente las tres de la tarde del 11 de septiembre de 2001 y lo que minutos antes había sido calificado por el presentador como el choque aparentemente fortuito de una avioneta contra una de las torres del World Trade Center se reveló ante sus ojos, ante los del corresponsal Ricardo Ortega –que tres años después fallecería asesinado en Haití– y ante los de la atónita audiencia, como un ataque terrorista masivo que marcaría un antes y un después en la historia moderna. En España más de doce millones de espectadores siguieron la tragedia en directo. Todas las televisiones nacionales modificaron su parrilla para cubrir el suceso, TV-3 mantuvo su cobertura en directo durante más de doce horas y a lo largo de la tarde y toda la noche de aquel martes fatídico las imágenes grabadas por los profesiones se mezclaron con las recibidas a través de las cámaras domésticas de los viandantes y vecinos que habían sido sorprendidos por el suceso. El mundo había cambiado para siempre y, por primera vez, lo había hecho en directo.

    Getty Images
  •  A pesar de que muchos consideran que presenciaron la entrada del militar golpista Antonio Tejero en el hemiciclo en riguroso directo, lo cierto es la televisión sólo emitió esas imágenes una vez que el Congreso fue liberado. La primera noticia televisiva sobre lo que estaba sucediendo en aquel momento trascendental llegó a través del informativo conducido por Joaquín Arozamena, presentador del programa informativo que el segundo canal emitía a las ocho de la tarde y que ese día se programó simultáneamente en las dos cadenas  como él mismo recuerda . Las icónicas imágenes que han llegado hasta nosotros fueron grabadas por el operador de TVE Pedro Francisco Martín para ser emitidas a posteriori como parte de la información sobre la investidura del presidente Calvo Sotelo, pero lo que sucedió aquella tarde les dio un valor incalculable e hizo que se multiplicaran en las pantallas del mundo durante décadas. Horas después, ya durante la madrugada del día 24, TVE emitía el mensaje el rey Juan Carlos con el que se daba por finalizado el conato de golpe de estado. Que en 1981 todavía no se midiesen las audiencias televisivas impide conocer el verdadero alcance de aquella información, aunque es fácil aventurar que, excepto los más pequeños, aquellos para los que aquel suceso sólo significó un día sin colegio, absolutamente todos los españoles estaban sentados expectantes frente al televisor. Para volver a ver el discurso del rey Juan Carlos,  haz clic aquí . 
    11El "¡Se sienten, coño!" que arregló un discurso del rey (TVE, 1981) 

    A pesar de que muchos consideran que presenciaron la entrada del militar golpista Antonio Tejero en el hemiciclo en riguroso directo, lo cierto es la televisión sólo emitió esas imágenes una vez que el Congreso fue liberado. La primera noticia televisiva sobre lo que estaba sucediendo en aquel momento trascendental llegó a través del informativo conducido por Joaquín Arozamena, presentador del programa informativo que el segundo canal emitía a las ocho de la tarde y que ese día se programó simultáneamente en las dos cadenas como él mismo recuerda. Las icónicas imágenes que han llegado hasta nosotros fueron grabadas por el operador de TVE Pedro Francisco Martín para ser emitidas a posteriori como parte de la información sobre la investidura del presidente Calvo Sotelo, pero lo que sucedió aquella tarde les dio un valor incalculable e hizo que se multiplicaran en las pantallas del mundo durante décadas. Horas después, ya durante la madrugada del día 24, TVE emitía el mensaje el rey Juan Carlos con el que se daba por finalizado el conato de golpe de estado. Que en 1981 todavía no se midiesen las audiencias televisivas impide conocer el verdadero alcance de aquella información, aunque es fácil aventurar que, excepto los más pequeños, aquellos para los que aquel suceso sólo significó un día sin colegio, absolutamente todos los españoles estaban sentados expectantes frente al televisor. Para volver a ver el discurso del rey Juan Carlos, haz clic aquí

    RTVE
  •  “Españoles: Franco ha muerto. El hombre de excepción que ante Dios y ante la Historia asumió la inmensa responsabilidad del más exigente y sacrificado servicio a España ha entregado su vida, quemada día a día, hora a hora, en el cumplimiento de una misión trascendental.” Así empezaba el discurso del presidente del Gobierno, Carlos Arias Navarro, que de luto riguroso y con gesto abatido comunicaba oficialmente la muerte de Francisco Franco y ponía fin a cuatro décadas de dictadura en España. Eran las diez de la mañana del jueves 20 de noviembre de 1975 y mientras el desconcierto y la incredulidad se adueñaba de las calles, TVE interrumpía su programación habitual que era sustituida por una retransmisión en directo desde la Capilla del El Pardo. Los días posteriores también se ofreció una parrilla acorde con el suceso lo que provocó un sonado enfado de miles de espectadores que vieron como el sábado no se emitía un nuevo capítulo de su serie favorita: 'Heidi'. Puedes volver a ver el momento  aquí . 
    12La muerte de Franco (TVE, 1975) 

    “Españoles: Franco ha muerto. El hombre de excepción que ante Dios y ante la Historia asumió la inmensa responsabilidad del más exigente y sacrificado servicio a España ha entregado su vida, quemada día a día, hora a hora, en el cumplimiento de una misión trascendental.” Así empezaba el discurso del presidente del Gobierno, Carlos Arias Navarro, que de luto riguroso y con gesto abatido comunicaba oficialmente la muerte de Francisco Franco y ponía fin a cuatro décadas de dictadura en España. Eran las diez de la mañana del jueves 20 de noviembre de 1975 y mientras el desconcierto y la incredulidad se adueñaba de las calles, TVE interrumpía su programación habitual que era sustituida por una retransmisión en directo desde la Capilla del El Pardo. Los días posteriores también se ofreció una parrilla acorde con el suceso lo que provocó un sonado enfado de miles de espectadores que vieron como el sábado no se emitía un nuevo capítulo de su serie favorita: 'Heidi'. Puedes volver a ver el momento aquí

    RTVE

Más información