Selecciona Edición
Entra en EL PAÍS
Conéctate ¿No estás registrado? Crea tu cuenta Suscríbete
Selecciona Edición
Tamaño letra

25 joyas del cómic español del siglo XXI

Autobiografía, crítica social, historia, ficción... todo cabe y todo vuela en estas obras, elegidas por más de 40 especialistas

  • Antonio Altarriba Lope saltó por la ventana de la residencia de ancianos de Lardero (La Rioja) en 2001... pero su vuelo no ha terminado. Aquel viejo anarquista, perdedor en la guerra y en la vida, sobrecoge aún hoy las almas de miles de personas: son los lectores de 'El arte de volar', novela gráfica escrita por su hijo Antonio Altarriba e ilustrada por Kim, Premio Nacional de Cómic en 2010. Metáfora visual, poesía, emoción, humor, tragedia, amor y guerra… todo cabe en esta obra maestra de la historieta española que, a cada nueva lectura, ofrece nuevos horizontes.rnEs un libro que se eleva de la anécdota a la categoría sin esfuerzo aparente, un arte al alcance de pocos contadores de historias: desde lo anecdótico de una dramática y concreta experiencia personal y familiar, Kim y Altarriba acceden a lo categórico para contarnos que ahí podríamos estar todos, mejor dicho, que ahí estamos todos. O estuvimos. O estaremos.rnLa técnica narrativa de Antonio Altarriba (Yo, asesino), estructurada en dos niveles de relato -los textos de apoyo y los propios bocadillos- fluye y conmociona obrando el milagro: arrobas de sentido poético, ausencia de estridencia y adorno. Los dibujos de Kim (Martínez el Facha) alternan el realismo descarnado como espejo irremediable de la Guerra Civil, con una vis simbólica y fantástica de lo más inquietante. El arte de volar. Aún duele su lectura. BORJA HERMOSO
    11. ‘El arte de volar’, de Antonio Altarriba y Kim (Ediciones de Ponent, 2009) Antonio Altarriba Lope saltó por la ventana de la residencia de ancianos de Lardero (La Rioja) en 2001... pero su vuelo no ha terminado. Aquel viejo anarquista, perdedor en la guerra y en la vida, sobrecoge aún hoy las almas de miles de personas: son los lectores de 'El arte de volar', novela gráfica escrita por su hijo Antonio Altarriba e ilustrada por Kim, Premio Nacional de Cómic en 2010. Metáfora visual, poesía, emoción, humor, tragedia, amor y guerra… todo cabe en esta obra maestra de la historieta española que, a cada nueva lectura, ofrece nuevos horizontes. Es un libro que se eleva de la anécdota a la categoría sin esfuerzo aparente, un arte al alcance de pocos contadores de historias: desde lo anecdótico de una dramática y concreta experiencia personal y familiar, Kim y Altarriba acceden a lo categórico para contarnos que ahí podríamos estar todos, mejor dicho, que ahí estamos todos. O estuvimos. O estaremos. La técnica narrativa de Antonio Altarriba (Yo, asesino), estructurada en dos niveles de relato -los textos de apoyo y los propios bocadillos- fluye y conmociona obrando el milagro: arrobas de sentido poético, ausencia de estridencia y adorno. Los dibujos de Kim (Martínez el Facha) alternan el realismo descarnado como espejo irremediable de la Guerra Civil, con una vis simbólica y fantástica de lo más inquietante. El arte de volar. Aún duele su lectura. BORJA HERMOSO
  • 'Las meninas' es una obra maestra porque no se parece a ninguna obra maestra. Javier Olivares y Santiago García saben encontrar en cada página las palabras, los dibujos, los estilos y las estrategias narrativas adecuados para narrar, en paralelo, la biografía de Velázquez y la recepción de su gran cuadro. Dialogan, también simultáneamente, con la historia de la pintura (Goya, Picasso) y con la de las ideas (pues ideas son, mutando en el tiempo, el honor, la política, la crítica o el museo). El resultado es el mejor cómic en español que yo he leído. Y uno de los mejores que he leído en cualquier idioma. JORGE CARRIÓN
    22. ‘Las meninas’, de Santiago García y Javier Olivares (Astiberri, 2014) 'Las meninas' es una obra maestra porque no se parece a ninguna obra maestra. Javier Olivares y Santiago García saben encontrar en cada página las palabras, los dibujos, los estilos y las estrategias narrativas adecuados para narrar, en paralelo, la biografía de Velázquez y la recepción de su gran cuadro. Dialogan, también simultáneamente, con la historia de la pintura (Goya, Picasso) y con la de las ideas (pues ideas son, mutando en el tiempo, el honor, la política, la crítica o el museo). El resultado es el mejor cómic en español que yo he leído. Y uno de los mejores que he leído en cualquier idioma. JORGE CARRIÓN
  • 'Los surcos del azar' son los caminos de los que perdieron todo. No llevan a ninguna parte en concreto. No existe la posibilidad de volver atrás, porque son los caminos de la Historia, que no se detiene nunca. Los rostros que Paco Roca dibuja aquí pertenecen a gente que sufrió tres derrotas: la de la Guerra Civil, la del exilio y la de la memoria. Una guerra que ya terminó no se puede ganar, y tampoco se puede regresar a un país que ya no existe; pero la memoria todavía está ahí, se puede recuperar y se puede compartir. ALFONSO ZAPICO
    33. ‘Los surcos del azar’, de Paco Roca (Astiberri, 2013) 'Los surcos del azar' son los caminos de los que perdieron todo. No llevan a ninguna parte en concreto. No existe la posibilidad de volver atrás, porque son los caminos de la Historia, que no se detiene nunca. Los rostros que Paco Roca dibuja aquí pertenecen a gente que sufrió tres derrotas: la de la Guerra Civil, la del exilio y la de la memoria. Una guerra que ya terminó no se puede ganar, y tampoco se puede regresar a un país que ya no existe; pero la memoria todavía está ahí, se puede recuperar y se puede compartir. ALFONSO ZAPICO
  • No fue casualidad, imagino, que el mismo año salieran 'Arrugas' y 'María y yo'. De pronto los lectores descubrieron que, con el cómic, se podían contar historias diferentes de forma diferente. No era importante que una historia partiera de la realidad y la otra fueran historias ficcionadas. Al final siempre acabamos cambiando la verdad cuando la contamos. Lo maravilloso es que si lo reducimos a lo básico, unos dibujos con personajes en un papel, consiguen emocionarnos y transmitir un mensaje como si se tratara de personas reales.Y eso es lo que hace Arrugas desde el primer momento, suspender el principio de realidad y sumergirnos en la historia de Emilio y sus amigos. MIGUEL GALLARDO
    44. ‘Arrugas’, de Paco Roca (Astiberri, 2007) No fue casualidad, imagino, que el mismo año salieran 'Arrugas' y 'María y yo'. De pronto los lectores descubrieron que, con el cómic, se podían contar historias diferentes de forma diferente. No era importante que una historia partiera de la realidad y la otra fueran historias ficcionadas. Al final siempre acabamos cambiando la verdad cuando la contamos. Lo maravilloso es que si lo reducimos a lo básico, unos dibujos con personajes en un papel, consiguen emocionarnos y transmitir un mensaje como si se tratara de personas reales.Y eso es lo que hace Arrugas desde el primer momento, suspender el principio de realidad y sumergirnos en la historia de Emilio y sus amigos. MIGUEL GALLARDO
  • Max es un clásico. Ha unido la excelencia gráfica a una heterodoxia temática que trasciende los límites de la historieta, de la tradicional y de la que se lleva —de la que en gran medida ha sido pionero—, y ha conquistado a un tipo de lector a la fuerza diferente. Todo eso está en Vapor. Nicodemo existe porque lo hemos soñado. Al final solo el sueño parece real. Mientras tanto, viñetas cuya sencillez traiciona su perfección. Además alegra ver que aún queda un dibujante que rotula sus textos a mano..., pues ¿qué es la escritura sino un dibujo? GEMMA SESAR
    55. ‘Vapor’, de Max (La Cúpula, 2012) Max es un clásico. Ha unido la excelencia gráfica a una heterodoxia temática que trasciende los límites de la historieta, de la tradicional y de la que se lleva —de la que en gran medida ha sido pionero—, y ha conquistado a un tipo de lector a la fuerza diferente. Todo eso está en Vapor. Nicodemo existe porque lo hemos soñado. Al final solo el sueño parece real. Mientras tanto, viñetas cuya sencillez traiciona su perfección. Además alegra ver que aún queda un dibujante que rotula sus textos a mano..., pues ¿qué es la escritura sino un dibujo? GEMMA SESAR
  • Miguel Gallardo (Lleida, 1955), creador de uno de los personajes clásicos del underground comiquero, Makoki, decidió contar la historia de su hija autista, María. El resultado es algo más que una de las obras maestras del tebeo español, es también una reflexión sobre la diferencia y la solidaridad, sobre el amor paterno, un cómic escrito con enorme libertad. Publicado a la vez que Arrugas, en el que Paco Roca retrata el alzhéimer del padre de un amigo, 'María y yo', que firma a medias con su hija, abrió nuevos caminos en el tebeo español y demostró que las barreras no tienen sentido. Y no sólo en el tebeo. GUILLERMO ALTARES
    66. ‘María y yo’, de Miguel Gallardo (Astiberri, 2007) Miguel Gallardo (Lleida, 1955), creador de uno de los personajes clásicos del underground comiquero, Makoki, decidió contar la historia de su hija autista, María. El resultado es algo más que una de las obras maestras del tebeo español, es también una reflexión sobre la diferencia y la solidaridad, sobre el amor paterno, un cómic escrito con enorme libertad. Publicado a la vez que Arrugas, en el que Paco Roca retrata el alzhéimer del padre de un amigo, 'María y yo', que firma a medias con su hija, abrió nuevos caminos en el tebeo español y demostró que las barreras no tienen sentido. Y no sólo en el tebeo. GUILLERMO ALTARES
  • Hace 10 años Max nos dejaba atónitos con este cómic, recopilatorio de historietas que habían aparecido aquí y allá. Lo mejor de 'Bardín' no es la creación de su tozudo y “cabezón” protagonista, bebedor de coñac, sino esos maravillosos homenajes de los que está cargado, ese surrealismo que ya leemos en el título, las citas eruditas y de baja cultura. Gráficamente es deslumbrante. Solo Max es capaz de rejuvenecer su estilo y adaptarlo al momento actual (Chris Ware, Daniel Clowes) sin perder su esencia (empezó a hacer cómic en los 70), además de sumergirnos en mundos que beben de fuentes tan dispares como Max Ernst, Chirico, Füssli, los tankas orientales o Bruguera. FERNANDO VICENTE
    77. ‘Bardín el Superrealista’, de Max (La Cúpula, 2006) Hace 10 años Max nos dejaba atónitos con este cómic, recopilatorio de historietas que habían aparecido aquí y allá. Lo mejor de 'Bardín' no es la creación de su tozudo y “cabezón” protagonista, bebedor de coñac, sino esos maravillosos homenajes de los que está cargado, ese surrealismo que ya leemos en el título, las citas eruditas y de baja cultura. Gráficamente es deslumbrante. Solo Max es capaz de rejuvenecer su estilo y adaptarlo al momento actual (Chris Ware, Daniel Clowes) sin perder su esencia (empezó a hacer cómic en los 70), además de sumergirnos en mundos que beben de fuentes tan dispares como Max Ernst, Chirico, Füssli, los tankas orientales o Bruguera. FERNANDO VICENTE
  • En el mundo mágico de 'Ardalén' las ballenas procesionan entre eucaliptos y los peces se deslizan junto a un piano. En el mundo real de 'Ardalén', el viejo Fidel vive más fuera que dentro de la consciencia y la deprimida Sabela vive más cerca del pasado que del presente. La fantasía, el misterio, el desamor, la pasión, la memoria y la amnesia se entrecruzan con caracolas marinas, documentos históricos, vientos destemplados, viajes en el tiempo y rencores apocalípticos para construir una obra que recibió el Premio Nacional de Cómic en 2012. Un vendaval creativo, tan intenso como los vientos que soplan sobre sus protagonistas. TEREIXA CONSTENLA
    88. ‘Ardalén’, de Miguelanxo Prado (Norma Editorial, 2012) En el mundo mágico de 'Ardalén' las ballenas procesionan entre eucaliptos y los peces se deslizan junto a un piano. En el mundo real de 'Ardalén', el viejo Fidel vive más fuera que dentro de la consciencia y la deprimida Sabela vive más cerca del pasado que del presente. La fantasía, el misterio, el desamor, la pasión, la memoria y la amnesia se entrecruzan con caracolas marinas, documentos históricos, vientos destemplados, viajes en el tiempo y rencores apocalípticos para construir una obra que recibió el Premio Nacional de Cómic en 2012. Un vendaval creativo, tan intenso como los vientos que soplan sobre sus protagonistas. TEREIXA CONSTENLA
  • 'Historias del barrio' de Tomeu Segí y Gabi Beltrán es ante todo una obra valiente. Un duro retrato sobre esos años iniciáticos de la adolescencia y el reflejo de una década que marcaría a España. Desde la primera línea muestra ese grandísimo ejercicio de desnudez para exorcizar las realidades del pasado. Es una obra sobre la vida, las frustraciones, las expectativas, el conocimiento del mundo, pero a su vez, sobre el desconocimiento del mismo. En definitiva, un libro con una potencia narrativa y visual que hace de ella una de las grandes obras de autores españoles publicadas durante la presente década. CATALINA MEJÍA
    99. ‘Historias del barrio’, de Gabi Beltrán y Bartolomé Seguí (Astiberri, 2016) 'Historias del barrio' de Tomeu Segí y Gabi Beltrán es ante todo una obra valiente. Un duro retrato sobre esos años iniciáticos de la adolescencia y el reflejo de una década que marcaría a España. Desde la primera línea muestra ese grandísimo ejercicio de desnudez para exorcizar las realidades del pasado. Es una obra sobre la vida, las frustraciones, las expectativas, el conocimiento del mundo, pero a su vez, sobre el desconocimiento del mismo. En definitiva, un libro con una potencia narrativa y visual que hace de ella una de las grandes obras de autores españoles publicadas durante la presente década. CATALINA MEJÍA
  • Conocí la obra de Álvaro a raíz de 'Cenizas' y nunca más he podido dejar de seguir su trabajo, de esperar cada nuevo libro. Uno suele estar siempre con el radar puesto intentando pillar los giros y los trucos de guion que todos usamos para evitar que el lector abandone. Una buena narración, para mí, tiene algo que, por encima de todo, te atrapa. Los personajes de 'Cenizas' lo consiguen. Cuando estás más pendiente de la historia que de cómo está hecha, es que hay magia detrás. Cuando esto pasa (y pasa poco) no puedo evitar sufrir un pequeño escalofrío y que se me escape una pequeña sonrisa cómplice. Cenizas es uno de esos libros con magia. MIGUEL ÁNGEL GINER BOU
    1010. 'Cenizas', de Álvaro Ortiz (Astiberri, 2012) Conocí la obra de Álvaro a raíz de 'Cenizas' y nunca más he podido dejar de seguir su trabajo, de esperar cada nuevo libro. Uno suele estar siempre con el radar puesto intentando pillar los giros y los trucos de guion que todos usamos para evitar que el lector abandone. Una buena narración, para mí, tiene algo que, por encima de todo, te atrapa. Los personajes de 'Cenizas' lo consiguen. Cuando estás más pendiente de la historia que de cómo está hecha, es que hay magia detrás. Cuando esto pasa (y pasa poco) no puedo evitar sufrir un pequeño escalofrío y que se me escape una pequeña sonrisa cómplice. Cenizas es uno de esos libros con magia. MIGUEL ÁNGEL GINER BOU
  • 'El ala rota' es un cómic en el que se esconde la memoria de nuestras abuelas, la historia de la generación que vivió y creció con una Guerra Civil a cuestas. Este es el cuento de una mujer, o de miles de ellas, de todas aquellas que sin medios consiguieron salir adelante para ofrecerle lo mejor a los hombres que se cruzaron en su vida. Un retrato bello, conmovedor y sin anestesia, lleno de imágenes en los que no hay contemplaciones. Viñetas llenas de detalles que describen la historia maternal de Antonio Altarriba y que se vuelven barrocas en manos de Kim. CARLA BERROCAL
    1111. ‘El ala rota', de Antonio Altarriba y Kim (Norma Editorial, 2016) 'El ala rota' es un cómic en el que se esconde la memoria de nuestras abuelas, la historia de la generación que vivió y creció con una Guerra Civil a cuestas. Este es el cuento de una mujer, o de miles de ellas, de todas aquellas que sin medios consiguieron salir adelante para ofrecerle lo mejor a los hombres que se cruzaron en su vida. Un retrato bello, conmovedor y sin anestesia, lleno de imágenes en los que no hay contemplaciones. Viñetas llenas de detalles que describen la historia maternal de Antonio Altarriba y que se vuelven barrocas en manos de Kim. CARLA BERROCAL
  • Este volumen demuestra la potencia que tiene el cómic como medio para narrar historias que en (la) realidad son duras de manera amable y cuidadosa. Me gusta por los grandes valores que transmite —que transmiten Cristina y Miguel Ángel—, porque trata temas como la maternidad, la paternidad, la lactancia, la discapacidad intelectual y la diversidad funcional, la aceptación y la normalización desde una perspectiva positiva, valiente y cariñosa. También me gusta porque es una historia de los dos, a cuatro manos, y sus emociones se mezclan. Recomiendo este cómic por eso, porque derrocha cariño, valentía y amor hacia el cómic. SUSANNA MARTÍN
    1212. ‘Una posibilidad entre mil’, de Cristina Durán y Miguel Ángel Giner (Sins Entido, 2009) Este volumen demuestra la potencia que tiene el cómic como medio para narrar historias que en (la) realidad son duras de manera amable y cuidadosa. Me gusta por los grandes valores que transmite —que transmiten Cristina y Miguel Ángel—, porque trata temas como la maternidad, la paternidad, la lactancia, la discapacidad intelectual y la diversidad funcional, la aceptación y la normalización desde una perspectiva positiva, valiente y cariñosa. También me gusta porque es una historia de los dos, a cuatro manos, y sus emociones se mezclan. Recomiendo este cómic por eso, porque derrocha cariño, valentía y amor hacia el cómic. SUSANNA MARTÍN
  • 'Paracuellos' cambió mi visión de lo que podía ser un cómic. Hasta ese momento todo lo que había leído en viñetas eran grandes epopeyas: las aventuras de Tintín, llenas de acción y lugares exóticos; los superhéroes como Spiderman o 'Los cuatro fantásticos', donde en cada entrega había supervillanos, viajes en el tiempo o invasiones alienígenas. Eso para mí era el cómic hasta que leí aquellas historias sobre unos niños en un orfanato y descubrí que el cómic podía tratar de lo corriente, de lo insignificante, de lo cotidiano. Aunque, en definitiva, Paracuellos hablaba de la mayor de las epopeyas, la de la vida. PACO ROCA
    1313. 'Paracuellos', de Carlos Giménez (Varias editoriales, 1977, 2016)) 'Paracuellos' cambió mi visión de lo que podía ser un cómic. Hasta ese momento todo lo que había leído en viñetas eran grandes epopeyas: las aventuras de Tintín, llenas de acción y lugares exóticos; los superhéroes como Spiderman o 'Los cuatro fantásticos', donde en cada entrega había supervillanos, viajes en el tiempo o invasiones alienígenas. Eso para mí era el cómic hasta que leí aquellas historias sobre unos niños en un orfanato y descubrí que el cómic podía tratar de lo corriente, de lo insignificante, de lo cotidiano. Aunque, en definitiva, Paracuellos hablaba de la mayor de las epopeyas, la de la vida. PACO ROCA
  • 'La casa', de Paco Roca, es uno de los proyectos más íntimos del dibujante valenciano, un homenaje a la generación de sus padres, una crónica de las aspiraciones de quienes creyeron que el progreso era una línea recta. Una novela gráfica narrada con una sencillez y una delicadeza que te sumergen en la historia, basada en el perdón, la comprensión y el encuentro con el pasado, el presente y el futuro, papá es frío, papá no para, papá no deja que estemos quietos. Un recuerdo que con el paso de los años va cogiendo una forma totalmente distinta. Necesitamos crecer y madurar para entendernos y entender. Precioso. MERITXELL BOSCH
    14‘La casa’, de Paco Roca (Astiberri, 2015) 'La casa', de Paco Roca, es uno de los proyectos más íntimos del dibujante valenciano, un homenaje a la generación de sus padres, una crónica de las aspiraciones de quienes creyeron que el progreso era una línea recta. Una novela gráfica narrada con una sencillez y una delicadeza que te sumergen en la historia, basada en el perdón, la comprensión y el encuentro con el pasado, el presente y el futuro, papá es frío, papá no para, papá no deja que estemos quietos. Un recuerdo que con el paso de los años va cogiendo una forma totalmente distinta. Necesitamos crecer y madurar para entendernos y entender. Precioso. MERITXELL BOSCH
  • La trayectoria de 'Dinero' desde el fanzine a una gran editorial bastaría para explicar las dinámicas gentrificadoras del cómic español en los últimos años. Irónicamente, la obra de Brieva es un artefacto crítico incapaz de ser apaciguado, ni por la industria cultural ni por un público hambriento de imágenes que abracen. Dinero es más urgente que nunca por su rabia contenida y la lucidez premonitoria de unas imágenes y argumentos que, con el tiempo, han devenido sello identitario del autor. Sorprende, mirando atrás, la claridad de las ideas de Brieva desde sus comienzos, mucho antes de que estallaran todas las burbujas. ELISA MCCAUSLAND
    1515. ‘Dinero’, de Miguel Brieva (Reservoir Books, 2008) La trayectoria de 'Dinero' desde el fanzine a una gran editorial bastaría para explicar las dinámicas gentrificadoras del cómic español en los últimos años. Irónicamente, la obra de Brieva es un artefacto crítico incapaz de ser apaciguado, ni por la industria cultural ni por un público hambriento de imágenes que abracen. Dinero es más urgente que nunca por su rabia contenida y la lucidez premonitoria de unas imágenes y argumentos que, con el tiempo, han devenido sello identitario del autor. Sorprende, mirando atrás, la claridad de las ideas de Brieva desde sus comienzos, mucho antes de que estallaran todas las burbujas. ELISA MCCAUSLAND
  • 16. GRAN BOLA DE HELADO, de Conxita Herrero (Apa Apa Cómics, 2016)rnrn17. BLACKSAD, de Juan Díaz Canales y Juanjo Guarnido (Norma, 2000-2013)rnrn18. DUELO DE CARACOLES, de Sonia Pulido y Pere Joan (Sins Entido, 2010)rnrn19. EL PARAÍSO PERDIDO, de Pablo Auladell (Sexto Piso, 2015)rnrn20. SANGRE DE MI SANGRE, de Lola Lorente (Astiberri, 2011)rnrn21. MIÉRCOLES, de Juan Berrio (Sins Entido, 2012)rnrn22. DR. URIEL, de Sento (Sins Entido, Salamandra Graphic y Astiberri, 2011-17)rnrn23. YO, ASESINO, de Keko y Altarriba (Norma, 2015)rnrn24. NELA, de Rayco Pulido (Astiberri, 2013)rnrn25. CUATRO BOTAS. Keko (De Ponent, 2008)
    16Del 16 al 25 16. GRAN BOLA DE HELADO, de Conxita Herrero (Apa Apa Cómics, 2016) 17. BLACKSAD, de Juan Díaz Canales y Juanjo Guarnido (Norma, 2000-2013) 18. DUELO DE CARACOLES, de Sonia Pulido y Pere Joan (Sins Entido, 2010) 19. EL PARAÍSO PERDIDO, de Pablo Auladell (Sexto Piso, 2015) 20. SANGRE DE MI SANGRE, de Lola Lorente (Astiberri, 2011) 21. MIÉRCOLES, de Juan Berrio (Sins Entido, 2012) 22. DR. URIEL, de Sento (Sins Entido, Salamandra Graphic y Astiberri, 2011-17) 23. YO, ASESINO, de Keko y Altarriba (Norma, 2015) 24. NELA, de Rayco Pulido (Astiberri, 2013) 25. CUATRO BOTAS. Keko (De Ponent, 2008)
  • Marta Alonso Berná, autorarnGuillermo Altares, periodistarnAntonio Altarriba, autorrnAnapurna, autorarnPablo Auladell, autorrnKoldo Azpitarte, crítico y autorrnJuan Berrio, autorrnCarla Berrocal, autorarnYahvé M. de la Cavada, críticornFrancesc Capdevila, Max, autorrnJorge Carrión, ensayista y autorrnElizabeth Casillas, periodistarnTereixa Constenla, periodistarnIrene Costa, críticarnCristina Durán, autorarnRicardo Esteban, editorrnMiguel Gallardo, autorrnSantiago García, autor y ensayistarnMiguel Ángel Giner, autorrnHéloïse Guerrier, editora y autorarnAntoni Guiral, críticornSento Llobell, autorrnSusanna Martín, autorarnElena Masarah, ensayistarnElisa McCausland, ensayistarnCatalina Mejía, editorarnVíctor Moreno, librerornNatalia Mosquera, editorarnMireia Pérez, autorarnPepo Pérez, autorrnLaura Pérez Vernetti, autorarnÁlvaro Pons, críticornMiguelanxo Prado, autorrnEmma Ríos, autorarnPaco Roca, autorrnJosé Antonio Serrano, críticornGemma Sesar, editora y autorarnMontserrat Terrones, traductora y agenternFerran Velasco, librerornFernando Vicente, ilustradorrnGerardo Vilches, críticornAlfonso Zapico, autor
    17El jurado Marta Alonso Berná, autora Guillermo Altares, periodista Antonio Altarriba, autor Anapurna, autora Pablo Auladell, autor Koldo Azpitarte, crítico y autor Juan Berrio, autor Carla Berrocal, autora Yahvé M. de la Cavada, crítico Francesc Capdevila, Max, autor Jorge Carrión, ensayista y autor Elizabeth Casillas, periodista Tereixa Constenla, periodista Irene Costa, crítica Cristina Durán, autora Ricardo Esteban, editor Miguel Gallardo, autor Santiago García, autor y ensayista Miguel Ángel Giner, autor Héloïse Guerrier, editora y autora Antoni Guiral, crítico Sento Llobell, autor Susanna Martín, autora Elena Masarah, ensayista Elisa McCausland, ensayista Catalina Mejía, editora Víctor Moreno, librero Natalia Mosquera, editora Mireia Pérez, autora Pepo Pérez, autor Laura Pérez Vernetti, autora Álvaro Pons, crítico Miguelanxo Prado, autor Emma Ríos, autora Paco Roca, autor José Antonio Serrano, crítico Gemma Sesar, editora y autora Montserrat Terrones, traductora y agente Ferran Velasco, librero Fernando Vicente, ilustrador Gerardo Vilches, crítico Alfonso Zapico, autor
  • Jurado:
    18Jurado:

Más información