Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

Las 'monjas' de la marihuana

Conocidas como 'Hermanas del Valle', estas activistas elaboran productos medicinales a partir de sus plantas, que luego venden en internet

  • Las 'Hermanas del Valle' son una organización activista y espiritual. No pertenecen a una orden católica oficialmente. En la imagen, Christine Meeusen (derecha) y la hermana Eevee fuman en su jardín, cerca de Merced, en California.
    1Las 'Hermanas del Valle' son una organización activista y espiritual. No pertenecen a una orden católica oficialmente. En la imagen, Christine Meeusen (derecha) y la hermana Eevee fuman en su jardín, cerca de Merced, en California. REUTERS
  • 'Hermanas del valle' es también el nombre de su negocio, que elabora productos medicinales a partir de sus plantas. En la imagen, Christine Meeusen, conocida como Hermana Kate, mira el inventario de bálsamo de cannabidiol.
    2'Hermanas del valle' es también el nombre de su negocio, que elabora productos medicinales a partir de sus plantas. En la imagen, Christine Meeusen, conocida como Hermana Kate, mira el inventario de bálsamo de cannabidiol. REUTERS
  • Christine Meeusen es una activista que se autoproclamó monja durante el movimiento 'Ocuppy Wall Street', en 2011, para denunciar la falta de religiosos en las luchas sociales. Es la fundadora de la organización. En la imagen, posa para un retrato.
    3Christine Meeusen es una activista que se autoproclamó monja durante el movimiento 'Ocuppy Wall Street', en 2011, para denunciar la falta de religiosos en las luchas sociales. Es la fundadora de la organización. En la imagen, posa para un retrato. REUTERS
  • Sus votos están basados en la conexión con la naturaleza y las plantas. En la imagen, las hermanas recortan el cáñamo en su cocina.
    4Sus votos están basados en la conexión con la naturaleza y las plantas. En la imagen, las hermanas recortan el cáñamo en su cocina. REUTERS
  • Entre sus productos de elaboración artesanal hay aceites, jabones o pomadas. En la imagen, la Hermana Freya vierte un bálsamo hecho de cáñamo, durante un momento de la elaboración.
    5Entre sus productos de elaboración artesanal hay aceites, jabones o pomadas. En la imagen, la Hermana Freya vierte un bálsamo hecho de cáñamo, durante un momento de la elaboración. REUTERS
  • La Hermana Freya revuelve un bálsamo hecho de cáñamo en la cocina de la organización.
    6La Hermana Freya revuelve un bálsamo hecho de cáñamo en la cocina de la organización. REUTERS
  • Una de las hermanas sostiene un jabón artesanal fabricado con cáñamo. Las hermanas usan CBD, un principio activo que a diferencia del THC no es psicotrópico.
    7Una de las hermanas sostiene un jabón artesanal fabricado con cáñamo. Las hermanas usan CBD, un principio activo que a diferencia del THC no es psicotrópico. REUTERS
  • La hermana Kate y la hermana Eevee comprueban el cáñamo en proceso de secado en su abadía en La Merced, California.
    8La hermana Kate y la hermana Eevee comprueban el cáñamo en proceso de secado en su abadía en La Merced, California. REUTERS
  • El propósito principal de esta congregación es poder aliviar el dolor a traves de sus elaboraciones. En la imagen, la hermana Kate porta cáñamo.
    9El propósito principal de esta congregación es poder aliviar el dolor a traves de sus elaboraciones. En la imagen, la hermana Kate porta cáñamo. REUTERS
  • La hermana Kate, la Hermana Freya y la Hermana Eevee, observan sus plantas durante el proceso de secado, en la casa de su organización, donde elaboran sus derivados de cáñamo.
    10La hermana Kate, la Hermana Freya y la Hermana Eevee, observan sus plantas durante el proceso de secado, en la casa de su organización, donde elaboran sus derivados de cáñamo. REUTERS
  • La hermana Kate huele las plantas en la cocina de la abadía.
    11La hermana Kate huele las plantas en la cocina de la abadía. REUTERS
  • La Hermana Freya poda el cáñamo en su cocina en Merced, California.
    12La Hermana Freya poda el cáñamo en su cocina en Merced, California. REUTERS
  • Christine Meeusen, autoproclamada monja, en el jardín de la organización.
    13Christine Meeusen, autoproclamada monja, en el jardín de la organización. REUTERS