Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

Vetements: La moda que pide guerrilla

Con motivo del desfile de Balenciaga que se celebra hoy durante la Fashion Week de París, diseccionamos a su directivo y cabeza visible de Vetements, Demna Gvasalia

  • Pedimos con insistencia una playlist a su director creativo —que nos diera una entrevista en plena colección de Balenciaga sería pedir peras al olmo— y nos revela a Rammstein, Psychic TV o Sisters of Mercy como música de cabecera. La selección, atípica para el chic parisino que ha desmontado durante el último año, resulta coherente: el rock industrial es el motor estético que mueve al nuevo mesías de la moda. La cruzada de Demna Gvasalia (Georgia, 1981) es tan corta como intensa en el tiempo. En 2013 creaba la firma Vetements como un colectivo anónimo de siete diseñadores, basado en un organigrama democrático y celebrando sus desfiles en restaurantes chinos y clubes gays. Los popes de la moda, en vez de llevarse las manos a la cabeza, aplaudieron su irreverencia en los premios LVMH y pusieron a Gvasalia al frente de Balenciaga. Ahora quién les dice que la moda peca de viejuna.rnrnEn la imagen, de izquierda a derecha:  Loïk Gomez, , Demna Gvasalia, Lotta Volkova y Adrian John.
    1Pedimos con insistencia una playlist a su director creativo —que nos diera una entrevista en plena colección de Balenciaga sería pedir peras al olmo— y nos revela a Rammstein, Psychic TV o Sisters of Mercy como música de cabecera. La selección, atípica para el chic parisino que ha desmontado durante el último año, resulta coherente: el rock industrial es el motor estético que mueve al nuevo mesías de la moda. La cruzada de Demna Gvasalia (Georgia, 1981) es tan corta como intensa en el tiempo. En 2013 creaba la firma Vetements como un colectivo anónimo de siete diseñadores, basado en un organigrama democrático y celebrando sus desfiles en restaurantes chinos y clubes gays. Los popes de la moda, en vez de llevarse las manos a la cabeza, aplaudieron su irreverencia en los premios LVMH y pusieron a Gvasalia al frente de Balenciaga. Ahora quién les dice que la moda peca de viejuna. En la imagen, de izquierda a derecha: Loïk Gomez, , Demna Gvasalia, Lotta Volkova y Adrian John.
  • Así le describieron en esta marca para la que trabajó tres años. Comparte con el diseñador sin rostro el gusto por el reciclaje, los materiales industriales y la deconstrucción absoluta.
    2Así le describieron en esta marca para la que trabajó tres años. Comparte con el diseñador sin rostro el gusto por el reciclaje, los materiales industriales y la deconstrucción absoluta.
  • Que su envoltorio urbano no nos confunda: Vetements son maestros en el patronaje. Tanto, como para que Balenciaga nombrara a Demna su nuevo director creativo.
    3Que su envoltorio urbano no nos confunda: Vetements son maestros en el patronaje. Tanto, como para que Balenciaga nombrara a Demna su nuevo director creativo.
  • El producto musical y Rihanna son partícipes de su éxito mediático. Ambos se han dejado ver con esta sudadera oversize (agotadísima, por cierto).
    4El producto musical y Rihanna son partícipes de su éxito mediático. Ambos se han dejado ver con esta sudadera oversize (agotadísima, por cierto).
  • Grandes locuras marketinianas ha cometido la moda, pero conseguir que una camiseta con el logo de DHL se agote por 235 euros tiene mucho mérito.
    5Grandes locuras marketinianas ha cometido la moda, pero conseguir que una camiseta con el logo de DHL se agote por 235 euros tiene mucho mérito.
  • Sus dos primeras colecciones mostraban a Vetements como una etiqueta sin nombre. Demna es ahora la cara visible del colectivo.
    6Sus dos primeras colecciones mostraban a Vetements como una etiqueta sin nombre. Demna es ahora la cara visible del colectivo.
  • Desde su cuenta de IG con casi 70k nutre a la modernidad de esa estética post soviética. Es la mano derecha de Demna: con ella selecciona a los modelos anónimos de sus desfiles.
    7Desde su cuenta de IG con casi 70k nutre a la modernidad de esa estética post soviética. Es la mano derecha de Demna: con ella selecciona a los modelos anónimos de sus desfiles.
  • Se dice que beben del normcore pero su silueta unisex —tan callejera como inaccesible— es más compleja de lo que pensamos.
    8Se dice que beben del normcore pero su silueta unisex —tan callejera como inaccesible— es más compleja de lo que pensamos.
  • Ellos diseñan prendas individualistas que, mezcladas por el propio individuo, genera un sinfín de estilos nuevos.
    9Ellos diseñan prendas individualistas que, mezcladas por el propio individuo, genera un sinfín de estilos nuevos.