Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

Siete drones que marcan tendencia

Estos aparatos no tripulados reúnen las últimas novedades del mercado: imágenes en 4K, visión "en primera persona" o un aspecto 'customizable'

  • Los drones que incluyen las últimas novedades del mercado varían mucho en tamaño, precio y utilidad. Pero tienen en común que reunen las características más novedosas. El Yuneec’s Q500 Typhoon 4K es uno de ellos. Se trata de un dron de tamaño medio que está pensado sobre todo para usuarios de Android: su control remoto funciona con este sistema operativo, ya que tiene una pantalla externa con la que monitorizar el vuelo. Este diseño, que trabaja en función del sistema operativo y no del modelo de móvil, evita la presión de que se quede anticuado: basta con actualizar Android. A nivel visual, graba vídeos en 4K. No es tan ágil volando como otros, pero ofrece herramientas de navegación muy útiles, como Waypoints y Follow Me. Su cámara se puede cambiar fácilmente lo que, según los expertos, supone un bonus si se estropea o si sacan un nuevo modelo del dron. Cuesta 955 euros.
    1Los drones que incluyen las últimas novedades del mercado varían mucho en tamaño, precio y utilidad. Pero tienen en común que reunen las características más novedosas. El Yuneec’s Q500 Typhoon 4K es uno de ellos. Se trata de un dron de tamaño medio que está pensado sobre todo para usuarios de Android: su control remoto funciona con este sistema operativo, ya que tiene una pantalla externa con la que monitorizar el vuelo. Este diseño, que trabaja en función del sistema operativo y no del modelo de móvil, evita la presión de que se quede anticuado: basta con actualizar Android. A nivel visual, graba vídeos en 4K. No es tan ágil volando como otros, pero ofrece herramientas de navegación muy útiles, como Waypoints y Follow Me. Su cámara se puede cambiar fácilmente lo que, según los expertos, supone un bonus si se estropea o si sacan un nuevo modelo del dron. Cuesta 955 euros.
  • El dron Phantom 3 Advanced tiene más de 18 minutos de tiempo de vuelo usando una cámara de alta calidad de 1080p de resolución. También incorpora una aplicación para el móvil que permite previsualizar las imágenes que graba en primera persona. Los usuarios cuentan que para sacarle el máximo partido es necesario un 'smartphone' o una tableta que aproveche todas sus herramientas en 'streaming'. Es un dron fácil de manejar: la imagen apenas se distorsiona porque incluye un estabilizador. Además de ser fácil de volar, el Phantom 3 Advanced ofrece una cámara con baja distorsión y con estabilizador de imagen. Viene con controles de vuelo preprogramados para principiantes. Su tiempo de vuelo está en torno a los 23 minutos e incluye unos ajustes de seguridad que le permiten volver al lugar de donde despegó o a donde se encuentra el piloto si pierde la conexión con el transmisor de radio. Cuesta 890 euros.
    2El dron Phantom 3 Advanced tiene más de 18 minutos de tiempo de vuelo usando una cámara de alta calidad de 1080p de resolución. También incorpora una aplicación para el móvil que permite previsualizar las imágenes que graba en primera persona. Los usuarios cuentan que para sacarle el máximo partido es necesario un 'smartphone' o una tableta que aproveche todas sus herramientas en 'streaming'. Es un dron fácil de manejar: la imagen apenas se distorsiona porque incluye un estabilizador. Además de ser fácil de volar, el Phantom 3 Advanced ofrece una cámara con baja distorsión y con estabilizador de imagen. Viene con controles de vuelo preprogramados para principiantes. Su tiempo de vuelo está en torno a los 23 minutos e incluye unos ajustes de seguridad que le permiten volver al lugar de donde despegó o a donde se encuentra el piloto si pierde la conexión con el transmisor de radio. Cuesta 890 euros.
  • El Blade Nano QX está pensado para aquellos usuarios que no estén familiarizados con los vuelos de drones o para aquellos que quieran mantener y entrenar sus habilidades, sin ir más allá. Se trata de un dron más barato, que cabe en la palma de una mano. Aunque le falta una cámara y un asistente GPS, es el mejor dron de entrenamiento que vuela lo más parecido posible a un dron grande y de verdad, según el experto Eric Cheng de Skypixel. Cuesta 91 euros.
    3El Blade Nano QX está pensado para aquellos usuarios que no estén familiarizados con los vuelos de drones o para aquellos que quieran mantener y entrenar sus habilidades, sin ir más allá. Se trata de un dron más barato, que cabe en la palma de una mano. Aunque le falta una cámara y un asistente GPS, es el mejor dron de entrenamiento que vuela lo más parecido posible a un dron grande y de verdad, según el experto Eric Cheng de Skypixel. Cuesta 91 euros.
  • El DJI Phantom 3 Professional es una versión mejorada del Advanced. Graba vídeos en 4K y está preparado para una actividad de vuelo frenética: carga su batería más rápido que en su versión anterior, pero es un poco más caro: cuesta algo más de 1.000 euros. Los usuarios cuentan que tiene un manejo y un vuelo muy flexible si ya se tiene experiencia manejando drones. Esta versión también se vende con un cargador que puede cargar la batería en la mtiad de tiempo que la versión anterior.
    4El DJI Phantom 3 Professional es una versión mejorada del Advanced. Graba vídeos en 4K y está preparado para una actividad de vuelo frenética: carga su batería más rápido que en su versión anterior, pero es un poco más caro: cuesta algo más de 1.000 euros. Los usuarios cuentan que tiene un manejo y un vuelo muy flexible si ya se tiene experiencia manejando drones. Esta versión también se vende con un cargador que puede cargar la batería en la mtiad de tiempo que la versión anterior.
  • Lo primero que dejan claro los expertos sobre el Lumenier QAV250 es que no está hecho para principiantes. Es un dron que viene con un kit base y que puede 'customizarse' añadiendo y quitando partes. Se pueden hacer modificaciones en la equipación para adaptarlo a las necesidades del usuario, de una forma parecida al lego. Dependiendo del tipo de vuelo que se quiera hacer, se pueden comprar diferentes partes o componentes. También tiene distintos soportes para la cámara. El kit base cuesta unos 120 euros. Una versión casi preparada para volar, puede costar 285 euros y uno totalmente armado, 480. Los usuarios dicen que es muy duradero y que sigue volando incluso después de varios aterrizajes forzosos.
    5Lo primero que dejan claro los expertos sobre el Lumenier QAV250 es que no está hecho para principiantes. Es un dron que viene con un kit base y que puede 'customizarse' añadiendo y quitando partes. Se pueden hacer modificaciones en la equipación para adaptarlo a las necesidades del usuario, de una forma parecida al lego. Dependiendo del tipo de vuelo que se quiera hacer, se pueden comprar diferentes partes o componentes. También tiene distintos soportes para la cámara. El kit base cuesta unos 120 euros. Una versión casi preparada para volar, puede costar 285 euros y uno totalmente armado, 480. Los usuarios dicen que es muy duradero y que sigue volando incluso después de varios aterrizajes forzosos.
  • El DJI Phantom 2 Vision + tampoco es un dron hecho para principiantes. Los expertos destacan la duración de su batería (una media hora de vuelo), su estabilidad y el soporte para poner el teléfono y poder ver así lo que ve el dron, en una vista de primera persona. También sus videos grabados en alta definición. Cuesta poco más de 1.000 euros y viene con una batería extra para extender el tiempo de vuelo. Una versión anterior cuesta unos 704 euros. Los dos modelos tienen, al menos, 30 minutos de vuelo con la primera batería. Los usuarios destacan la estabilidad de la cámara y la calidad de las imágenes, además de que puede enviar fotos al 'smartphone' nada más aterrizar a través de una red wifi y que no requiere 'customización'.
    6El DJI Phantom 2 Vision + tampoco es un dron hecho para principiantes. Los expertos destacan la duración de su batería (una media hora de vuelo), su estabilidad y el soporte para poner el teléfono y poder ver así lo que ve el dron, en una vista de primera persona. También sus videos grabados en alta definición. Cuesta poco más de 1.000 euros y viene con una batería extra para extender el tiempo de vuelo. Una versión anterior cuesta unos 704 euros. Los dos modelos tienen, al menos, 30 minutos de vuelo con la primera batería. Los usuarios destacan la estabilidad de la cámara y la calidad de las imágenes, además de que puede enviar fotos al 'smartphone' nada más aterrizar a través de una red wifi y que no requiere 'customización'.
  • Parrot Bebop es un dron de tamaño medio con una cámara integrada, versátil y fácil de manejar. También ofrece visión en primera persona y un soporte para incorporar una tableta o un teléfono. Es lo suficientemente pequeño para volar dentro de un recinto y los expertos destacan su cámara integrada de 14 megapíxeles, que tiene ojo de pez y captura fácilmente los detalles de los sitios que sobrevuela. Cuesta unos 458 euros y se vende listo para utilizar. A pesar del precio, los usuarios lo consideran un punto intermedio perfecto entre los más profesionales y los drones de plástico para principiantes. Durante una emergencia, el dron puede aterrizar automáticamente y se desactiva cuando tiene algún golpe fuerte.
    7Parrot Bebop es un dron de tamaño medio con una cámara integrada, versátil y fácil de manejar. También ofrece visión en primera persona y un soporte para incorporar una tableta o un teléfono. Es lo suficientemente pequeño para volar dentro de un recinto y los expertos destacan su cámara integrada de 14 megapíxeles, que tiene ojo de pez y captura fácilmente los detalles de los sitios que sobrevuela. Cuesta unos 458 euros y se vende listo para utilizar. A pesar del precio, los usuarios lo consideran un punto intermedio perfecto entre los más profesionales y los drones de plástico para principiantes. Durante una emergencia, el dron puede aterrizar automáticamente y se desactiva cuando tiene algún golpe fuerte.