Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra
lo que hay que ver

La política nos da igual; quién nos gobierne, no

A solo unos días, -apenas unas horas- de las elecciones generales, miles de personas están haciendo campaña… por unos ideales y no por unos partidos ¿Qué co… está pasando?

Ilustración de Guerrilla Gráfica 20D

A un sesgo importante de la generación X no le interesa la política. Conocieron el grunge, siguen llevando All Star y jugando a la play aunque sean padres, se apañan muy bien con las tecnologías pese a no ser nativos digitales, Spielberg podría ser su padre espiritual, el desencanto conforma su ideario y fueron la primera generación en divorciarse del catolicismo.

Una amplia mayoría de adultos piterpanescos han crecido en el descrédito político, en el consumo y el bienestar, y en un país que un día pareció boyante pero acabó sumido en la crisis.

Y son estos mismos muchachos quienes quieren tomarse la política por su mano. Como lo único que pueden hacer es votar, han decidido crear conciencia de ello. Sin siglas, sin líderes y sin partidos siquiera. Son los creadores de las campañas políticas espontáneas y sentimentales más efectivas y baratas de todos los tiempos.

La cosa se ha puesto relativamente emocionante en España por varios motivos. Primero, la pérdida del estado de bienestar y la toma de conciencia de los indignados, que han conseguido que la gente se cuestione el sistema en el que vivimos, y sobre todo reaccione contra la corrupción. Por otra parte, el surgimiento de los llamados partidos emergentes ha reconfigurado el panorama político de España. Existen altas previsiones de participación. La gente, cada vez se toma más en serio la democracia y el gobierno que le va a tocar padecer en los siguientes cuatro años, pero cada vez cree menos en los políticos y sus artimañas.

De ahí que surjan iniciativas con forma despolitizada (aunque derivan el voto hacia uno u otro lado), con lenguaje visual, social, cercano, pero desvinculadas de las campañas oficiales y los líderes políticos.

#RescataMiVoto

La Ley Electoral de 2011, estableció el sistema de voto rogado para los españoles residentes en el extranjero. Esto se traduce en un marasmo de trámites burocráticos que imposibilitan acercarse a las urnas según esta campaña al 94% de ellos, lo que supondría la nada desdeñable cifra de 1,7 millones de votos.

Dado que la mayoría de los españoles que viven fuera son jóvenes que han tenido que emigrar por no tener las condiciones mínimas de dignidad laboral y salarial en España, es fácil creer que son votos para todos los partidos salvo para el Partido Popular, que al estar en el Gobierno ha frenado el acceso al trabajo y ahora también al voto.

Se trata de un intercambio entre un residente en España que vaya a abstenerse de votar y un residente en el extranjero que no puede ejercer su derecho al voto. Su lema es “Tú puedes votar y no quieres, yo quiero votar y no puedo” y pretenden poner en contacto a ciudadanos de una misma comunidad autónoma para que uno vote por el otro. La marea granate, que es su nombre oficial, es una forma directa, espontánea y solidaria de aprovechar al máximo el voto de todos los españoles. Aseguran que el voto es secreto y solo se ocupan de poner en contacto a unos y otros. En ningún momento esta campaña se adscribe a ningún partido. Ni siquiera a ideología alguna. Ahora bien, es predecible que estarán más cercanos al centro-izquierda que a la derecha. En las últimas horas se están recibiendo quejas porque la demanda (quienes viven fuera) es muy superior a la oferta (indecisos o pasotas residentes).

#Novotesmachismo

De forma espontánea integrantes del colectivo ZAS (Zero Agresiones Sexistas) y activistas del feminismo han dado forma a una campaña horizontal y abierta de concienciación sobre las propuestas políticas que concurren a las urnas, señalando directamente las conductas, actitudes y mensajes machistas de cada grupo político. En uno de sus manifiestos dicen “Ni la campaña No Votes Machismo ni ninguna de sus integrantes estamos vinculadas a ningún partido político. La iniciativa surgió desde el principio para recordar quiénes han sido los que han relegado a la mujeres a un segundo plano con actitudes e ideas machistas y misóginas. Han pretendido legislar sobre nuestros cuerpos y nuestras sexualidades, nos han dejado desprotegidas ante sus violencias económicas y sociales, y realmente no han movido ni un dedo para evitar que nos maten”. Sus acciones, que van desde activismo en redes sociales hasta una multitudinaria fiesta en Madrid, han sido absorbidas masivamente por personajes públicos, una mareante cifra de anónimos, y hasta los propios partidos, que han querido agenciarse el slogan “No votes machismo” como suyos. (El PSC, Partido Socialista Catalán, incluso ha hecho pasar como propio un vídeo viral de señalamiento y concienciación). La airada respuesta no se ha hecho esperar: “ (…) Con sus declaraciones y políticas han intentado arrebatarnos las conquistas que han logrado los feminismos estos años. Nuestra campaña demuestra que estas actitudes están muy arraigadas en los partidos políticos que pretenden representarnos. Nos hemos centrado en los más peligrosos y machistas, pero tenemos a absolutamente todos en el punto de mira”.

Lo que pretenden (nada más y nada menos) es que los votantes tengan muy en cuenta qué papeletas meten en el sobre el 20 de Diciembre, que sepan cómo unos y otros han perpetuado estereotipos -e incluso insultos- sexistas desde el poder.

#PurpleRain20D

Purple Rain es un temón de Prince y también el nombre de su sexto álbum reeditado además recientemente. Esta lluvia morada ha servido de punto de partida inspiracional para profesionales del diseño, la publicidad y la comunicación que apoyaron en su día la candidatura de Manuela Carmena a la alcaldía madrileña y hoy vuelven a la carga. Esta vez para apoyar el programa del partido morado, Podemos. Sin embargo no hacen referencia al partido en sí, ni desacreditan al resto… porque es una campaña ante todo positiva, centrada en la esperanza, la ilusión, el optimismo y la sonrisa.

De hecho vinculan toda una lluvia morada de carteles, imágenes, y memes al espíritu conciliador y amable de la navidad. No hay una dirección específica ni demasiadas consignas, se trata de una campaña artesanal, desde Twitter, Facebook, Instagram y Tumblr, que también está organizando convocatorias festivas. Y todo acometido -con una solvencia impecable- por los propios votantes.

#Guerrillagrafica20D

En paralelo a #PurpleRain los diseñadores gráficos e ilustradores que también participaron en la campaña de Ahora Madrid para el 24 de Mayo, se han organizado para realizar una campaña visual y cercana vinculada igualmente al partido de Pablo Iglesias. Prevalece el espíritu del 15M, que ven representado en la candidatura de Podemos; y repiten consignas y metodología que aupó a Manuela Carmena y que se convirtió en objeto de estudio en todo el mundo.

Estos también dejan bien claro que “No formamos parte del equipo de Podemos ni pertenecemos a ninguna formación política. Somos individuos que se reúnen y comunican de forma espontánea. Nos mueve el bien común, el optimismo y las ganas de cambio”.

#SpainWars

La marea morada también es el motor de SpainWars, individuos que espontáneamente han confluido (palabra que les encanta) apoyando un mismo proyecto electoral. En su caso, están utilizando la campaña del próximo estreno de la saga de La Guerra de las Galaxias (El 18 de Diciembre) para "colar" sus proclamas en dibujos, trailers, y hashtags. Una ciberacción digna de algún reputadísimo estudio de publicidad. Porque manejan con auténtica maestría la comunicación viral, el apropiacionismo sentimental y por supuesto el humor (Ver a Pablo Iglesias como un Jedi y a Monedero como propietario del Halcón Milenario, es cuanto menos, risible).

Todas estas iniciativas surgen de forma más o menos espontánea en la ciudadanía, simplemente por adhesión a ciertas ideas. Rechazan el liderazgo, se mueven de forma muy activa y anónima gracias a los soportes tecnólogicos que nos brinda esta época. Y por supuesto, de forma gratuita. Una de las activistas señala divertida: “Trabajamos en publicidad, comunicación e ilustración. Estamos acostumbrados a que no nos paguen”.

Los partidos políticos-absolutamente todos- cuentan con un abultado presupuesto para hacer campaña antes de las Generales. Para ellos es toda una inversión la tradicional pegada de carteles o los spots propagandísticos. Sin embargo muy pocos han hecho un uso renovado de la la comunicación y la imaginación. Sorprende que quien más se haya acercado sea el Partido Popular, que en un inesperado viraje al ingenio creó un polémico vídeo con un hipster, -arquetipo de la juventud consumista- para arañar votos indecisos. Sin embargo la estrategia les salió por la culata porque el nivel de parodia llegó a cotas tan altas que con toda probabilidad habrá servido para que el voto juvenil se ponga en su contra.

Alberto Garzón, candidato de Izquierda Unida, ha dado muestras de fina ironía y humor desde twitter. Sin duda, algo sabe de cómo convencer a un electorado hastiado, que pasa de política, que detesta a los políticos, pero que pretende hacer uso de la democracia.

En las últimas horas la campaña política se recrudece, se airea, se queman los últimos cartuchos, y los políticos recurren a nichos de población impensables para captar el voto (Rajoy se ha posicionado con los celiacos, así está el nivel. España. En serio.)

Todavía desconocen el potencial humano de sus votantes. No tienen ni idea del poder de la masa: del pueblo descreído de políticos pero con ideales. Gente que no va a los mítines, tiene alergia a los líderes y detesta el (sucio) ejercicio del poder que hacen los partidos. A ver si para dentro de cuatro años aprenden de la sociedad conciencia y luchadora que pretenden gobernar.

Puedes seguir Tentaciones en Facebook, Twitter, Instagram,o suscribirte aquí a la Newsletter.