Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

Daniel de Suecia habla de sus problemas de salud

Por primera vez el marido de la princesa heredera Victoria cuenta el trasplante de riñón que sufrió

Victoria y Daniel de Suecia, príncipes herederos.
Victoria y Daniel de Suecia, príncipes herederos. CORDON PRESS

Daniel de Suecia, marido de la princesa heredera Victoria, ha hablado por primera vez de sus problemas de salud que comenzaron poco después de comprometerse en 2009. El por entonces entrenador personal y propietario de varios gimnasios en Suecia tuvo que someterse primero a tratamiento de diálisis y después a un trasplante de riñón. Fue su propio padre, Olle Westling, quien donó el nuevo órgano. Han transcurrido seis años de aquello, pero no ha sido hasta ahora cuando el príncipe ha hablado públicamente acerca de su salud y de aquel episodio de su vida. Lo ha hecho en una entrevista a la revista de su país Dagens Industri. "Cuando los riñones no funcionan correctamente, la sangre se envenena", declaró. "Sólo unas horas después del trasplante, me sentí tan limpio y depurado, fue increíble".

Y luego añade: "Al principio consideraba que no era algo tan agradable de lo que hablar y lo sentía como algo íntimo, pero me he dado cuenta de que necesito poder contribuir de la manera que pueda". Para concluir: "Mi mensaje es que si usted está dispuesto a recibir un órgano para sí mismo o para un familiar, entonces usted debe también estar dispuesto a darlo. En realidad, es así de simple".

La pareja se conoció cuando Victoria luchaba contra la anorexia. Él era su entrenador. Ocho años tardó Victoria de Suecia en convencer a su padre de que Daniel Westling, además de ser el hombre de su vida, sería un buen consorte el día en que le corresponda a ella ser reina de los suecos. Carlos Gustavo ha sido un padre severo y un rey aún más inflexible con las normas de la realeza, y le costó dar la autorización a la boda. Victoria y Daniel son padres de una niña, Estela, y están esperando su segundo hijo.