Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

Las entrañas de la tierra

El monumento natural Cerro del Hierro está ubicado en plena Sierra Norte de Sevilla, entre Constantina y San Nicolás del Puerto. Ofrece un espectacular paisaje kárstico caracterizado por la formación de los llamados lapiaces o 'agujas' de roca. Hasta los años ochenta, la zona fue explotada como mina al ser rica en minerales de hierro. Tras el cierre del yacimiento son varias las infraestructuras que se mantienen en pie, como varias viviendas y una iglesia anglicana. En la actualidad, la zona es un reclamo para senderistas y escaladores.

  • Un simple paseo por el monumento natural Cerro del Hierro, en la provincia de Sevilla, permite al visitante adentrarse en un espectacular paisaje kárstico caracterizado por la formación de los llamados lapiaces o 'agujas' de roca.
    1Un simple paseo por el monumento natural Cerro del Hierro, en la provincia de Sevilla, permite al visitante adentrarse en un espectacular paisaje kárstico caracterizado por la formación de los llamados lapiaces o 'agujas' de roca.
  • La presencia de hierro en la zona fue el origen del aprovechamiento minero, dejando al descubierto un paisaje de formas y colores únicos. Cañones, desfiladeros y oquedades bajo los que se situaban los terrenos de la explotación.
    2La presencia de hierro en la zona fue el origen del aprovechamiento minero, dejando al descubierto un paisaje de formas y colores únicos. Cañones, desfiladeros y oquedades bajo los que se situaban los terrenos de la explotación.
  • Durante el paseo, existen zonas habilitadas para el descanso del senderista.
    3Durante el paseo, existen zonas habilitadas para el descanso del senderista.
  • En Cerro del Hierro, ubicado en plena Sierra Norte de Sevilla, no solo es importante el relieve kárstico también su flora, formada principalmente por especies autóctonas como la jara, el jaguarzo prieto, la lacayuela y la aulaga.
    4En Cerro del Hierro, ubicado en plena Sierra Norte de Sevilla, no solo es importante el relieve kárstico también su flora, formada principalmente por especies autóctonas como la jara, el jaguarzo prieto, la lacayuela y la aulaga.
  • Aún pueden observarse parte de las entradas a las galerías.
    5Aún pueden observarse parte de las entradas a las galerías.
  • El camino habilitado pasa junto a restos de las distintas instalaciones de la mina.
    6El camino habilitado pasa junto a restos de las distintas instalaciones de la mina.
  • Diferentes carteles a lo largo del paseo recuerdan la prohibición de recoger minerales y rocas de la zona.
    7Diferentes carteles a lo largo del paseo recuerdan la prohibición de recoger minerales y rocas de la zona.
  • Detalle de una ventana, aún con la reja intacta, de una de las construcciones cercanas a la antigua mina.
    8Detalle de una ventana, aún con la reja intacta, de una de las construcciones cercanas a la antigua mina.
  • Todavía permanecen en pie, a duras penas, algunas infraestructuras que recuerdan el pasado minero de la zona.
    9Todavía permanecen en pie, a duras penas, algunas infraestructuras que recuerdan el pasado minero de la zona.
  • Entrada de una de las galerías de la mina, en la que se aprecia su techo semicircular.
    10Entrada de una de las galerías de la mina, en la que se aprecia su techo semicircular.
  • En las cercanías de la mina, está la iglesia anglicana del poblado, de forma cruciforme.
    11En las cercanías de la mina, está la iglesia anglicana del poblado, de forma cruciforme.
  • Casas de los ingleses, antigua residencia de los ingenieros y del director de la mina, construidas en piedra caliza procedente del yacimiento.
    12Casas de los ingleses, antigua residencia de los ingenieros y del director de la mina, construidas en piedra caliza procedente del yacimiento.
  • Muy cerca de los terrenos de la explotación, pueden verse los restos de naves que servían de apoyo a la mina.
    13Muy cerca de los terrenos de la explotación, pueden verse los restos de naves que servían de apoyo a la mina.
  • 14