Selecciona Edición
Selecciona Edición
Tamaño letra

Lara Álvarez: “No imaginé un susto como ese”

Lucha por mantener su carrera al margen de su noviazgo con Fernando Alonso. Estos días prepara su próximo reto: presentar un programa de entretenimiento de máxima audiencia, pero todos le pregunta por el piloto

Fernando Alonso y Lara Álvarez tras el accidente del piloto.
Fernando Alonso y Lara Álvarez tras el accidente del piloto. EUROPA PRESS

La compañera de profesión, la chica de los deportes en televisión, ahora tiene representante y cualquier contacto con ella debe ser tramitado por el departamento de comunicación de Telecinco, la cadena que la ha fichado para presentar junto a Jorge Javier Vázquez su próximo gran proyecto, el reality Supervivientes. Pero cuando por fin se accede a la conversación con Lara Álvarez (Gijón, 1986), lo primero que hace es disculparse por el estrés de los días previos al estreno del programa, un “no parar de entrevistas y sesiones de fotos”, a la vez que confirma que es más que una presentadora: “Cuando hice el mundial de motociclismo también tuvimos una promoción muy potente, pero en cuanto a solicitudes de periodistas nunca había vivido algo así”.

El interés por la joven se ha desbocado a raíz de su relación desde hace pocos meses con Fernando Alonso, y a la actualidad que ha rodeado al piloto desde su accidente en el circuito de Montmeló hace menos de un mes y a dos semanas de comenzar la temporada de competición. Lara, que estuvo junto a su novio en los peores momentos, cambia el tono al hablar del percance. Es consciente de los peligros de conducir un Fórmula 1, “pero no puedes imaginar un susto como ese. Sé que es un deportista de élite y claro que hay riesgos, pero no piensas que algo así va a suceder”. Con voz triste zanja un asunto que resucita los peores recuerdos: “Prefiero no hablar de ello”.

La periodista Lara Álvarez.
La periodista Lara Álvarez. TELECINCO

La pareja acaba de volver a España después de pasar unos días de descanso en Dubái, pero Lara no va a tener mucho más tiempo de disfrutar de Fernando totalmente recuperado. El 1 de abril se marcha a Honduras, escenario del concurso donde la asturiana permanecerá tres meses. “Tengo vértigo, pero muchísima ilusión. Siempre quise hacer entretenimiento, y después de tantos años dedicándome a la información por fin me ha llegado la oportunidad”. Un trimestre lejos de su familia —aunque espera que su madre pueda ir a visitarla un par de veces— y también de Alonso. Se ríe ante la pregunta de si ha pedido consejo sobre cómo evitar que su relación se enfríe por la distancia. “Cuando dos personas se quieren y son felices, la distancia no importa. Nos toca separarnos, pero me han ofrecido un programa de prime time que van a ver millones de personas, con un equipo del que me hablan maravillas, cogiendo el testigo de una profesional increíble como Raquel Sánchez-Silva… ¿Cómo iba a rechazarlo?”.

No es la primera vez que Lara Álvarez decide seguir apostando por su carrera pese a tener un novio rico y famoso. Mantuvo una relación intermitente con el jugador del Real Madrid Sergio Ramos durante dos años que terminó en 2012, justo cuando el futbolista se marchó a Polonia para jugar la Eurocopa y ella comenzaba a despuntar en televisión con la retransmisión de las motos. Entonces la joven descubrió lo que significa convertirse en un personaje de la prensa social. Una realidad que ha vuelto a raíz de su relación con Alonso y que ella vive con normalidad. “La vida de cada uno es la vida de cada uno. Al final todos tenemos una vida. Ellos son compañeros y hacen su trabajo”, dice sobre los fotógrafos que persiguen sus pasos.

Fernando Alonso y Lara Alvarez llegando a Jerez.
Fernando Alonso y Lara Alvarez llegando a Jerez. Cordon Press

Lara quiere seguir ejerciendo de periodista. Se licenció en Ciencias de la Información y desde que acabó la facultad no ha parado de trabajar para hacerse un hueco en el mundo de la televisión. No tiene miedo a ser conocida como la “novia de” por tener compañeros sentimentales tan mediáticos. “Todo es cuestión de trabajo, si haces un buen trabajo se te conocerá por eso. Eso es lo que queda al final”. Y añade: “Me voy tres meses a un paraíso, a pasar todo el día en chanclas, disfrutando de paisajes y playas. Echaré de menos a los míos, pero a nadie le amarga un dulce”. Eso sí, estará en contacto permanente con Fernando Alonso y pendiente en su retorno a las pistas en el próximo Gran Premio de Malasia. “En Honduras tendré televisión y teléfono móvil. Soy la presentadora, no una superviviente”.