Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

Tita Cervera vende Villa Favorita

Tras años de negociaciones, la propiedad, que albergó hace años la gran colección de los Thyssen, pasa a manos de un grupo italiano

El barón Thyssen con su mujer Tita Cervera, en 1989, mostrando uno de los cuadros de la colección, 'El arlequín del espejo' de Picasso, en su casa de Lugano (Suiza).
El barón Thyssen con su mujer Tita Cervera, en 1989, mostrando uno de los cuadros de la colección, 'El arlequín del espejo' de Picasso, en su casa de Lugano (Suiza).

La baronesa Thyssen ha vendido Villa Favorita, la mansión que heredó de su marido Heini Thyssen-Bornemisza y que en su día acogió la gran colección pictórica de la familia. Tras meses de rumores, Carmen Cervera ha confirmado que firmó la operación el pasado viernes tras largas negociaciones. El comprador, según ha informado la prensa suiza, es una sociedad perteneciente a los herederos de Giovanni Invernizzi, un famoso empresario italiano dedicado al negocio del queso. Estas mismas fuentes aseguran que la operación se ha cerrado por alrededor de 60 millones de euros, 20 menos del precio inicial de venta.

Villa Favorita es uno de los lugares más turísticos de Lugano (Suiza). La finca supera los 35.000 metros cuadrados y se compone de varias edificaciones. La propiedad, rodeada de un enorme parque de casi un kilómetro de largo, ubicada a orillas del lago Lugano y con vistas a la montaña de San Salvador, es uno de los principales atractivos de la zona. El edificio principal fue construido por el barón Heinrich Thyssen-Bornemisza, padre de Heini. El barón murió en su residencia de Saint Feliu de Guíxols (Girona) a los 81 años a causa de una insuficiencia cardiorespiratoria. Dueño de una inmensa fortuna valorada en el momento de su muerte en más de 3.100 millones de euros, hizo del arte la gran pasión de su vida. En Villa Favorita estuvo su gran colección de arte hasta que los barones llegaron a un acuerdo en 1993 con el Gobierno español y trasladaron las obras a España. La baronesa Thyssen, que tiene nacionalidad suiza, pasaba allí largas temporadas y celebró en esa propiedad algunos acontecimientos familiares, como el bautizo de su primer nieto Sacha.

Carmen Cervera se ha mostrado siempre como una mujer práctica a la hora de manejar su patrimonio. En julio de 2012, y ante su necesidad de "conseguir liquidez", Carmen Thyssen vendió en una subasta celebrada en Londres, por 27,89 millones de euros, el cuadro La esclusa (The lock) de John Constable, una de las joyas de su colección privada. Según los términos del acuerdo de préstamo, la baronesa tiene derecho a vender un 10% del valor total de la colección, fijado en 800 millones de euros, y la venta del constable supuso menos del 5%.

Más información