Nubes de tormenta

Su origen está en las de tipo cumulus. Son las que están aisladas y que parecen una bola blanca de algodón

Faro de Punta Nati en Menorca.
Faro de Punta Nati en Menorca.CARLOS HERNÁNDEZ (CORBIS)

Las nubes se forman básicamente por un proceso de ascenso, enfriamiento y condensación del vapor de agua. Su clasificación depende de su origen, naturaleza, movilidad, forma o nivel atmosférico que ocupan. Por ejemplo, según su altura se dividen en cuatro familias principales: nubes bajas, medias, altas y de crecimiento vertical. Hoy me gustaría hablar sobre estas últimas, las de crecimiento vertical, las que más admiración y respeto causan.

Su origen está en unas nubes tipo cumulus. Son esas inofensivas nubes aisladas que parecen una bola blanca de algodón. Generalmente van asociadas a buen tiempo (cumulus humilis) y tienen la base plana, con la parte superior como una coliflor o espuma espesa. Eso sí, su crecimiento estará en función del grado de inestabilidad que presente el aire en ese momento. Si las condiciones son favorables para ello, seguirá creciendo verticalmente y se transformará en un cumulus congestus. En este momento su forma tendrá más desarrollo vertical que horizontal, como una nube más amontonada. Es el paso previo a la formación de un cumulonimbus,el emperador de las nubes. Algo se está cociendo. Llegados a este punto, las cumulonimbus son esas enormes torres, con una fase de desarrollo vertical considerable, base muy oscura pero aún sin precipitación. Si continúa creciendo, su parte superior será redondeada y formará como una pequeña calva (cumulonimbus calvus). Ahora sí van asociadas a enormes trombas de agua, pero sin aparato eléctrico. Cuando aparecen los rayos y truenos, habremos llegado a la fase madura de la tormenta. Hablamos de los cumulonimbus capillatus. Su parte superior se asemeja a una capilla o yunque, es decir, la tormenta en estado puro.

Normas

Archivado En

Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS