Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

Valérie Trierweiler evita aclarar si volvería con Hollande

La ex primera dama le desea suerte al presidente francés en los tres años que le quedan

La periodista da su primera entrevista desde la ruptura con su expareja

Valérie Trierweiler. Ampliar foto
Valérie Trierweiler.

Coincidiendo con el segundo aniversario del complicado mandato del presidente francés, François Hollande, su expareja, la periodista Valérie Trierweiler ha concedido su primera entrevista desde la separación oficial. Al mismo tiempo que Hollande era el invitado de una radio privada en un nuevo intento por recuperar la confianza de los franceses y explicar la política actual del gobierno, Trierweiler copaba la antena en una radio competidora desde la que deseó “suerte”, sin mucho entusiasmo, al mandatario en los tres años de presidencia que le quedan por delante. La ex primera dama, ahora “mucho más fuerte”, solo se negó a contestar a una pregunta: si sigue viendo a Hollande, tal y como afirman varias publicaciones.

Recién aterrizada en Haití, donde se encuentra de misión humanitaria para el Socorro Popular, la periodista y madrina de la asociación respondía a las preguntas de la radio Europe 1. “Le deseo suerte en los tres años que quedan”, dijo, cuando le preguntaron por su valoración del primer período de la presidencia de Hollande. “No se puede juzgar un quinquenio en dos años, hay que esperar a los cinco”, declaró con voz neutra. Cuando el entrevistador le preguntó si seguía apoyando políticamente al presidente, hundido en los sondeos, se quedó un momento en blanco, antes de añadir: “Soy periodista. Ya no doy opiniones políticas. Pero claro que quiero que tenga éxito, por que entonces será Francia quien tenga éxito”.

En su primera gran intervención desde su salida del Elíseo, Trierweiler ha hecho un pequeño balance de su propio tiempo en el palacio presidencial en el que “algunas cosas las haría de otra forma” y se implicaría más en labores humanitarias, y de la que ha salido “mucho más fuerte”. Más de tres meses después de su ingreso por “fatiga extrema” tras revelarse el affaire de su entonces pareja con la actriz Julie Gayet y de la consecuente ruptura, la ex primera dama dice estar “bien”. Y explica: "A pesar de que la cantidad de cosas que se dicen y se escriben sobre mí, mucha de las cuales son falsas”.

Preguntada en particular sobre el libro recién publicado de la periodista Elise Karlin, El presidente que quería vivir sus vidas, en el que retrata a una Trierweiler celosa y autoritaria, la aludida asegura tomar ahora distancia de este tipo de escritos. “En los extractos que he leído, no veo mucha verdad”, relató. “Como periodista que soy me gustan los trabajos periodísticos, y creo que este libro entra más bien en la categoría de novela”, zanjó. El libro de Karlin, aparte de la descripción del carácter de Trierweiler, se hace eco sobre todo de los reencuentros de la periodista con Hollande. Sobre este tema sin embargo respondió con un simple: “es mi vida privada, me pertenece a mí, es lo único que diré”.

En cuanto a su futuro profesional, la periodista que sigue trabajando para la revista Paris Match donde escribe tribunas culturales, reiteró que nunca volverá al periodismo político, aunque no descartó volver a la televisión.