Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

Assange se queda sin contactos en su agenda VIP

El grupo de intelectuales y famoso que apoyó económicamente al ‘exhacker’ le da la espalda

Ampliar foto
Julian Assange. PA Wire/Press Association Images /Cordon Press

A Julian Assange nunca le ha faltado el apoyo de simpatizantes famosos. Desde que en 2010, el fundador de Wikileaks fue reclamado por la justicia sueca tras ser denunciado por dos mujeres por violación y abuso sexual, ha recibido ayuda de intelectuales, aristócratas y personalidades prominentes de la sociedad británica que le garantizaron alrededor de un total de 250.000 euros como fianza para evitar su encarcelamiento durante el proceso.

Sin embargo, desde que el exhacker australiano solicitó asilo en la Embajada de Ecuador en Londres, sus partidarios, entre los que se encuentran el director de cine Ken Loach, el editor Felix Dennis o Jemima Khan, millonaria exmujer del conocido jugador de cricket paquistaní y ex novia del actor Hugh Grant, Imra Khan, se exponen a perder la suma que ya habían entregado como garantía a pesar de que ya se sabía que Assange no había cumplido las condiciones fijadas para su libertad bajo fianza.

Pero aquí no acaba la historia. Otros de sus patrocinadores, entre los que se cuentan dos miembros de la aristocracia, un ganador del premio Nobel y un importante académico, se enteraron ayer en un juzgado de Londres de que aún tienen un mes para intentar salvar su dinero. Este grupo prometió abonar 176.000 euros a la justicia en el caso de que Assange no se entregase. Y ese no ha sido el caso.

ampliar foto
El director Ken Loach y la socialité Jemima Kahn cuando le dieron su apoyo a Julian Assange.

En ese plazo de tiempo este colectivo de intelectuales debe encontrar argumentos suficientes para convencer al juez de que tienen derecho a retirar su apoyo económico a Assange, ya que su decisión de buscar refugio en la embajada ecuatoriana, contraria a los términos de la fianza, era “completamente imprevisible” cuando ellos decidieron ayudarlo. Fue en diciembre de 2010.

En la próxima vista que se celebrará en Londres en octubre, el tribunal decidirá si estos patrocinadores deben pagar pese a todo la cantidad acordada. Entre ellos se encuentra la académica Tricia David, el biólogo y premio Nobel Sir John Sulston, el periodista Philip Kinightley, Lady Caroline Evans, esposa de un exministro laborista, la marquesa, exactriz y activista ecológica Tracy Worcester y el capitán Vaughan Smith, quien ofreció su mansión en Norfolk como domicilio durante la libertad bajo fianza de Assange.

Jemima Khan, hija del millonario Sir James Goldmsith, ha sido una de las famosas que más vehementemente han demostrado su apoyo al australiano. Sin embargo, recientemente se ha distanciado de su posición, desmarcándose de otros simpatizantes que mostraban su apoyo incondicional y aceptaban la pérdida del dinero.

Khan se resiste a pronunciarse de manera rotunda ante las últimas noticias, pero sí ha declarado que considera que las supuestas víctimas del exhacker también merecen justicia. “Personalmente me gustaría ver a Assange enfrentarse a las acusaciones de violación. Esas mujeres tienen derecho a una respuesta”, ha publicado en Twitter después de que el fundador de Wikileaks pidiera asilo y de que supiera, ella que había perdido su dinero. En cambio sigue contando con el apoyo de Bianca Jagger, otra célebre partidaria del australiano, pero que no ha contribuido a pagar la fianza. “Se ha visto forzado a pedir asilo”, tuiteó. Assange permanece en la embajada de Ecuador en el barrio de Knighstbridge y se enfrenta a un arresto si abandona el edificio.