Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra
Elecciones municipales

Griñán, contrario a un congreso extraordinario del PSOE

Mantiene que sería un "error de libro"

El secretario general del PSOE de Andalucía, José Antonio Griñán, mantiene su oposición a la celebración de un congreso extraordinario del PSOE federal para elegir a un nuevo líder en sustitución de José Luis Rodríguez Zapatero. Fuentes próximas al presidente de la Junta han afirmado que es "momento de pensar en los ciudadanos y no en nosotros mismos". Más o menos con estas palabras se pronunció ayer cuando tras la reunión del pleno de la ejecutiva regional analizó los resultados de las elecciones municipales que han supuesto la mayor debacle de los socialistas en unas elecciones.

"Todo lo que sea solucionar nuestros problemas internos antes de afrontar los problemas de los andaluces es un error de libro", dijo el lunes cuando se le preguntó por la celebración de un congreso extraordinario. Según varias fuentes, el parecer de Griñán no ha sido consensuado con los secretarios generales provinciales, a los que todavía no ha citado para examinar los resultados del pasado domingo. La posición de Andalucía en los congresos federales casi siempre ha sido muy determinante, ya que su militancia representa aproximadamente el 25% del total.

Habrá que esperar para saber si algún secretario general provincial discrepa de la posición del líder del PSOE andaluz, un hecho que es bastante infrecuente. El día anterior, el alcalde de Dos Hermanas, Francisco Toscano, fue el primer dirigente socialista en reclamar la elección de nueva ejecutiva federal. Toscano, que volvió a ganar por mayoría absoluta, dijo a EL PAÍS el lunes: "Hay que rearmarse en un congreso, que encierra un debate ideológico, con un liderazgo nuevo y una nueva dirección. Las primarias no resolverán la situación. La respuesta no puede ser la de taparse la cabeza".

Griñán también mostró reparos a la celebración de unas primarias con varios candidatos con el argumento de que ahora hay que centrarse en resolver los problemas de los ciudadanos.

La secretaria general del PSOE de Granada, Teresa Jiménez, también se opuso a un congreso. "No estamos en un momento para mirarnos el ombligo. Nuestros órganos están perfectamente legitimados. Tenemos que proponer medidas y trabajar para la gente".