Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

El PSOE saca la corrupción del PP en la campaña del 22-M

Los socialistas lanzan un vídeo en el que señalan los "espejos en los que se mira Rajoy": Camps, Matas y Fabra, todos ellos implicados en casos de corrupción

A pocas horas del comienzo oficial de la campaña electoral, irrumpe la corrupción. Los socialistas acaban de lanzar un vídeo en el que muestran lo que consideran "los espejos en los que se mira" el presidente del PP, Mariano Rajoy. En las imágenes del corto se suceden pasajes en los que el líder del principal partido de la oposición alaba y pone como ejemplo a tres de sus destacados dirigentes, todos ellos implicados en casos de corrupción. El primero, Jaume Matas.

El expresidente balear se encuentra imputado en el caso Palma Arena. Entre los delitos que se le imputan están los de malversación de caudales públicos, falsedad documental, prevaricación administrativa, fraude a la administración, blanqueo de capitales, delito electoral y contra la Hacienda Pública. Matas está en libertad después de haber pagado tres millones de euros de fianza. En el corto se pueden leer las siguientes declaraciones de Rajoy: "Quiero para España lo que Matas ha hecho en Baleares".

A Carlos Fabra, presidente de la Diputación de Castellón, imputado en varias causas, también le ha dedicado el líder del PP palabras de aliento y apoyo públicos en momentos en los que arreciaban las informaciones sobre sus negocios poco claros: "Nadie ha dicho, al menos que yo conozca, en ningún tribunal, nada de la persona a la que acaba usted de citar [Fabra], que como es evidente tiene la presunción de inocencia y para nosotros es un ciudadano y un político ejemplar".

La siguiente imagen muestra a uno de los principales cabecillas de la trama Gürtel, Álvaro Pérez, El Bigotes, dándole un efusivo apretón de manos al presidente de la Comunidad Valenciana, Francisco Camps, sobre el escenario durante un acto electoral. El dirigente popular valenciano está a un paso de sentarse en el banquillo al haber recibido supuestamente trajes y regalos por valor de miles de euros de la trama corrupta. La relación de Camps con El Bigotes hizo célebre la frase de "Amiguito del alma, te quiero un huevo", intervenida en las conversaciones entre ambos.

Los socialistas ponen el acento en el continuo apoyo del líder del PP al presidente valenciano, que fue uno de sus mayores valedores en los momentos más bajos de la carrera de Rajoy, especialmente en junio de 2008, cuando su liderazgo fue puesto en entredicho por un sector del partido, poco antes del Congreso en el que finalmente revalidó su cargo como presidente del PP. La complicidad entre ambos no se resintió ni siquiera cuando trascendió que Camps se encontraba ya enredado en la madeja judicial del caso Gürtel. "Paco, estamos contigo, como siempre, y la historia será una historia feliz, y yo siempre estaré detrás de ti o delante o al lado, me es igual", jaleó Rajoy a Camps en un mitin en mayo de 2009, cuando el líder de los populares mantenía sin ningún pudor el apoyo al presidente imputado.