Selecciona Edición
Selecciona Edición
Tamaño letra

Un colegio de Torrelodones clausura su piscina por una posible intoxicación

Seis alumnos de entre 15 y 16 años se marearon al acabar la clase de natación.- Tres siguen ingresados por precaución.- Se pensó que era una intoxicación por cloro, pero los Bomberos lo han descartado

Seis alumnos del colegio privado Los Sauces, en Torrelodones, han sido trasladados hoy a diferentes hospitales de la región por lo que al principio se creyó que era una intoxicación por cloro. Los seis adolescentes, de entre 15 y 16 años, se marearon esta mañana al salir de la piscina en la que acababan de terminar la clase de natación. Al centro acudieron el Summa y los Bomberos de la Comunidad de Madrid, que tomaron muestras y descartaron que el problema fueran los altos niveles de cloro. La Consejería de Sanidad también ha realizado análisis, según explicó la directora del centro, Elena Franganillo, tanto del agua como pruebas ambientales en busca de fugas. "Todo ha salido negativo", añadió.

Pese a que Sanidad no ha ordenado clausurar la piscina, el propio centro ha decidido hacerlo hasta que la empresa privada que lleva el mantenimiento de la instalación tenga los resultados de las muestras que ha tomado. "Nos han dicho que lo sabrán en 72 horas y hasta entonces vamos a tener la piscina cerrada".

Tres de los alumnos, los que el Summa trasladó al hospital Puerta de Hierro, ya han sido dados de alta. Los otros tres siguen ingresados "por protocolo", según la directora. Estarán en observación en el Ramón y Cajal y la Fundación Jiménez Díaz. Sus síntomas, en cualquier caso, son leves. Se empezaron a encontrar mal al salir del agua, pero solo seis de los 24 que formaban parte de la clase de natación que se imparte una vez cada 15 días. El médico del colegio estaba presente y los examinó. Ninguno perdió el conocimiento, según la directora. El colegio se llenó de bomberos, sanitarios del Summa, inspectores de Sanidad y hasta de policías judiciales que trataban de saber qué había provocado el mareo de los alumnos.

Emergencias 112 consideró desde el primer momento que se trataba de una intoxicación por cloro. También los hospitales a los que fueron trasladados los adolescentes los clasificaron así. Los chicos presentaban "síntomas leves: mareo, somnolencia y las pupilas un poco dilatadas", explicó un portavoz de Emergencias 112.

Los Bomberos descartaron que el problema estuviera en el agua de la piscina. Solo encontraron "un poco alto el nivel de PH", añadió el portavoz, que concluyó: "No hay una causa externa aparente que pueda explicar los síntomas". Lo mismo asegura la directora del centro, que afirma también que los padres están tranquilos y los chicos, en perfecto estado. "No sabemos la causa", concluyó.