Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

Montilla exige al PSOE más compromiso para reconocer la singularidad catalana

El presidente de la Generalitat dice que el PSC tendrá que tomar decisiones valientes "cuando llegue el momento de plantear una reforma constitucional que refleje el cambio de cultura política que proponemos"

El presidente catalán, José Montilla, ha exigido hoy al PSOE mayor "compromiso" para reconocer la singularidad de Cataluña en una futura reforma de la Constitución y hacer efectivo su proyecto federalista de la "España plural". Montilla ha hecho el llamado durante su intervención en un encuentro organizado por la asociación socialista Nou Cicle en Vilopriu (Girona). Nou Cicle es un colectivo que agrupa a los militantes del PSC pertencientes a la denominada 'ala catalanista'.

Montilla ha advertido de que desde el PSC serán necesarios "gestos y decisiones valientes para hacer reaccionar a un socialismo español que tiene que hacer suya, más claramente, la concepción de una España plural y que debe comprometerse a impulsar un proyecto federal". "Lo tendremos que hacer cuando llegue el momento de plantear una reforma constitucional que refleje el cambio de cultura política que proponemos", ha añadido.

Según Montilla, "quizá ha llegado la hora de que los socialistas catalanes planteemos la España federal no como una propuesta amable sino como un compromiso y una necesidad mutuas. Una necesidad para hacer viable el único proyecto de futuro en el que nos sentimos verdaderamente implicados y cómodos con el conjunto de los socialistas españoles".

Castells estuvo en el acto

El consejero de Economía y Finanzas, Antoni Castells, ha hecho en Vilopriu su primera aparición en un acto del PSC tras anunciar que no volvería a presentarse a las listas a las elecciones catalanas. En el acto también se han hecho presentes los consejeros Marina Geli (Salud), Joaquim Nadal (Política Territorial y Obras Públicas) y Montserrat Tura (Justicia).

El acto de Vilopriu se celebra en el patio de la casa de veraneo del ex senador y ex diputado Lluís Maria de Puig, y tradicionalmente, marca el inicio de curso político por parte de los socialistas catalanes.