_
_
_
_

El Ejército trabaja intensamente para recuperar los cuerpos de los militares fallecidos en Haití

El mando de operaciones sostiene que el helicóptero que se estrelló estaba en "perfecto estado".- Los restos de los soldados serán trasladados al buque 'Castilla' y después repatriados a la base de Rota

El Ejército continúa trabajando en la recuperación de los cuerpos de los cuatro militares españoles fallecidos en Haití al estrellarse el helicóptero en el que viajaban, según ha confirmado este sábado el general Jaime Domínguez Buj, comandante del mando de operaciones, en una rueda de prensa en Madrid. Según Defensa, "durante toda la noche" tras el siniestro se intentó recuperar los cadáveres y se espera que el rescate pueda concluirse en las próximas horas. Los trabajos se centran en situar los cuatro cuerpos en un punto desde el que puedan ser introducidos en helicópteros.

Domínguez Buj confirmó tajantemente que el helicóptero siniestrado estaba "en perfecto estado", que "había pasado todas las revisiones y que son mantenidos por un equipo a bordo del buque Castilla". Según Buj, el helicóptero se encontraba en condiciones para volar y en el Castilla se "encontraban todos los repuestos necesarios" para su mantenimiento. A la espera de los resultados del informe técnico, la primera hipótesis apunta a que el accidente se produjo por falta de visibilidad.

Más información
160 militares españoles muertos en misiones de paz

Defensa confirma, además, que los militares conocían bien la zona del siniestro puesto que la recorrían con cierta periodicidad. A la zona se han desplazado un equipo médico y técnico de Infantería marina. La ministra de Defensa, Carme Chacón, viajará esta noche a Haití y, si es posible, regresará a España en el mismo vuelo en el que serán repatriados los cuerpos y que aterrizará en la base naval de Rota (Cádiz).

El aparato, un Augusta Bell 212 del contingente del buque Castilla, colisionó hacia las 10.30 de este viernes (17.30, hora peninsular) en la ladera de un monte de Fond Verrettes, en el sureste del país caribeño, cuando regresaba desde República Dominicana de recoger un envío logístico procedente de España.

El general Domínguez Buj ha confirmado la identidad de los fallecidos. Son Luis Fernando Torija Sagospe, comandante de Intendencia, de 44 años, natural de Madrid, casado y con dos hijos; Francisco Forne Calderón, teniente de Infantería de Marina, de 37 años, natural de Barcelona, casado y con tres hijos; Manuel Dormido Garrosa, alférez de navío, de 35 años, natural de Valencia, casado y con un hijo, y Eusebio Villatoro Costa, cabo mayor de Infantería de Marina, de 41 años, natural de Cádiz, casado y sin hijos.

Los 440 militares del buque Castilla que trabajan en misión humanitaria en Haití han vivido este sábado una jornada de luto y consternación por la pérdida sus compañeros. El capitán de navío Francisco Peñuelas, comandante de la nave, se dirigió a sus hombres nada más conocer la noticia del accidente y dijo que se sentía "como si hubiera perdido un trozo de su ser". "Anoche lloramos su pérdida", señaló este sábado, "pero es nuestra obligación seguir trabajando como lo hemos hecho hasta ahora".

Una zona montañosa de difícil acceso

El helicóptero siniestrado estaba acompañado en la misión por otro, pero perdió contacto con él por la baja visibilidad, por lo que se puso en marcha un dispositivo de búsqueda que avistó la aeronave accidentada en una ladera de una montaña de difícil acceso. Expertos de la policía judicial se desplazarán a primera hora de este domingo a la zona del suceso para trabajar en el levantamiento de los cadáveres junto al personal del buque Castilla que logró llegar al lugar.

Efectivos del Ejército de Estados Unidos localizaron los cuerpos sin vida de los militares. España ha desplazado hasta allí un equipo médico y personal de Infantería marina, a la espera de que puedan ser trasladados al Castilla. El lugar donde se ha producido el accidente, al sur de la localidad fronteriza de Jimaní (República Dominicana), es un área muy montañosa, sin prácticamente vegetación, y de difícil acceso. Esa misma zona fue escenario de un terrible accidente el pasado 10 de noviembre que causó la muerte de 11 efectivos de la Minustah, seis uruguayos y cinco jordanos.

Un helicóptero chileno de la Misión de la ONU en Haití (Minustah) fue el que dio la voz de alarma tras localizar el lugar del siniestro, pero no a los ocupantes del aparato español. Este helicóptero no pudo aterrizar en el lugar del accidente, pero sí informó inmediatamente a la Minustah de su ubicación.

El contingente español, que no pertenece a la Minustah, se desplazó a Haití en el buque Castilla tras el seísmo del 12 de enero. Cuenta con 450 militares bajo el mando del capitán de navío Francisco Pañuelas. Los militares españoles, desplegados en Petit Goave, a 70 kilómetros de la capital Puerto Príncipe, están llevando a cabo desde el pasado 4 de febrero labores de reconstrucción y ayuda, sobre todo sanitarias y de distribución y producción de agua potable, así como trabajos de desescombro en las calles. Se prevé que la misión regrese a bordo del buque Castilla a la base de Rota (Cádiz) el próximo 20 de mayo.

Con la muerte de estos cuatro soldados son ya 160 los efectivos fallecidos en misiones de paz en el extranjero desde 1987. El último de ellos ocurrió en junio de 2008, cuando cuatro militares españoles y alemanes fallecieron al estrellarse el helicóptero del Ejército de Tierra español que tripulaban al mediodía a unos 20 kilómetros al norte de la localidad de Travnic, en la zona central de Bosnia Herzegovina.

La mayor tragedia de las Fuerzas Armadas se produjo en el marco de la Fuerza Internacional de Asistencia a la Seguridad (ISAF) el 26 de mayo de 2003, cuando un avión Yak-42D se estrelló en Trebisonda (Turquía) y dejó sin vida a 62 militares españoles que regresaban del país asiático. También en 2003 se produjo otro importante accidente en Herat (Afganistán), en el que perdieron la vida 17 militares.

Lugar en el que ha tenido lugar el siniestro que ha causado la muerte de cuatro militares españoles
Lugar en el que ha tenido lugar el siniestro que ha causado la muerte de cuatro militares españoles
Los cuatro militares muertos en Haití.
Los cuatro militares muertos en Haití.EFE
El Rey de España, Don Juan Carlos, saluda al féretro de uno de los soldados muertos en Haití, después de imponerle la Medalla al Merito Naval con distintivo amarillo durante los funerales oficiados en la Base Aeronaval de Rota (Cadiz).
El Rey de España, Don Juan Carlos, saluda al féretro de uno de los soldados muertos en Haití, después de imponerle la Medalla al Merito Naval con distintivo amarillo durante los funerales oficiados en la Base Aeronaval de Rota (Cadiz).REUTERS
Un marino de la Armada británica mira a los pasajeros mientras suben al buque HMS Albion en Santander. Londres ha movilizado a su Armada para transportar a los británicos que se han quedado retenido en Santander por el cierre del espacio aéreo.
Un marino de la Armada británica mira a los pasajeros mientras suben al buque HMS Albion en Santander. Londres ha movilizado a su Armada para transportar a los británicos que se han quedado retenido en Santander por el cierre del espacio aéreo.REUTERS

Chacón viaja a la zona del accidente

La ministra de Defensa, Carme Chacón, viajará este sábado a Haití para conocer de primera mano los detalles del accidente. La ministra, que ya visitó el pasado 22 de marzo al contingente de tropas españolas allí destacadas, viajará acompañada del Jefe del Estado Mayor de la Defensa (JEMAD), general José Julio Rodríguez.

Regístrate gratis para seguir leyendo

Si tienes cuenta en EL PAÍS, puedes utilizarla para identificarte
_

Archivado En

Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS
_
_