Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

En 2009 murieron 1.897 personas en carretera, por primera vez debajo de 2.000

Han perdido la vida en las carreteras 283 personas menos que en 2008

La cifra de muertos en accidentes de tráfico en las carreteras españolas durante 2009 fue de 1.897, lo que supone 283 menos que en 2008 (una disminución del 13%) y la primera vez que se cierra un año con menos de 2.000 fallecidos, ha anunciado el ministrio del Interior, Alfredo Pérez Rubalcaba. El total de accidentes mortales ha sido de 1690 (por 1928 en 2008).

"Se trata de una tendencia de descenso clarísima y absolutamente evidente y consistente", ha dicho el titular de Interior, que ha destacado que "por primera vez en la historia" ha habido cinco días a lo largo de un año entero en que no ha habido ninguna víctima mortal. "Era muy infrecuente que no hubiera un sólo día en que no muriera alguien en la carretera", ha dicho. Desde 1993 sólo se habían registrado otros cuatro: en los años 2003, 2006, 2007 y 2008 hubo un día en que no hubo ninguna víctima.

El dato, el más bajo desde 1964, supone que han muerto 283 personas menos que el año pasado (cuando murieron 2180 personas) y se suma a la tónica de reducción de la mortalidad en las carreteras por sexto año consecutivo, según recoge el Balance de Seguridad Vial de 2009 presentado por el ministro y el director general de Tráfico, Pere Navarro. La cifra corresponde a los fallecidos en el momento del siniestro o en las 24 horas siguientes y no incluye a los muertos entre uno y 30 días después del accidente ni a las víctimas mortales en vías urbanas.

Desde 2003 ha habido una reducción del 52,5% de muertes en carretera. De esta forma, España ha cumplido con el objetivo de la Unión Europea de reducir en un 50% la cifra de víctimas mortales. Desde 2003, los grupos de edad que más han descendido son el de "hasta 14 años" con un 68,6% y el de jóvenes "entre 15 y 24" años con un 64,6%.

El ministro ha señalado que "las mayores reducciones se consiguieron en los tramos más jóvenes", entre 14 y 35 años, en los que la siniestralidad se ha reducido en torno al 60%. "Este dato demuestra que los jóvenes son más sensibles a los temas de seguridad vial", ha señalado Rubalcaba, quien ha apuntado a la educación como una de las posibles causas de este descenso.

Motoristas y alcoholemia

Uno de los datos más destacados por Rubalcaba ha sido el del descenso del número de motoristas fallecidos en las carreteras. En 2009 han perdido la vida 283 motoristas, 24 menos que en 2008. El porcentaje de conductores y pasajeros de motocicleta que no usaban casco ha pasado del 11% en 2003 al 3% en 2009. El número de motoristas muertos que no hacían uso del caso ha sido de 8%.

En 2003 hubo un 4,2% de conductores que dieron positivo en los controles de alocholemia. En 2009 la cifra se redució al 1,8%. Los vehículos detectados por los radares que circulaban a más de 140 kilómetros por hora se ha reducido del 6,8% en 2005 al 0,4% en 2009.

No obstante, a pesar de estos datos, a juicio del ministro, "todavía son muchos" los conductores que pierden la vida en las carreteras españolas, por lo que las campañas irán dirigidas a reducir la siniestralidad "por velocidad, alcohol o el uso del cinturón de seguridad". Sin embargo, ha reconocido que un alto número de accidentes mortales se debe a distracciones y no a infracciones, por lo que han puesto ya en marcha algunas campañas en esta dirección.

En este sentido, ha anunciado que el próximo años se seguirá trabajando también para mejorar los sistemas de emergencias para mejorar los tiempos de respuesta de los medios sanitarios. "Valoramos extraordinariamente la experiencia francesa en esta materia", ha afirmado. Del mismo modo, Rubalcaba ha mostrado su confianza en la Ley de Tráfico que entrará en vigor el próximo mes de mayo y en el trabajo que, desde el Ministerio, se está llevando a cabo con los ayuntamientos para que cada uno de ellos tenga su propio plan de seguridad vial.

Principales medidas aprobadas en 2009

- Reforma de la Ley de Seguridad Vial. Se aprobó a finales de octubre y entrará en vigor en mayo, con el objetivo de cobrar todas las multas y evitar que algunos conductores puedan seguir al volante con hasta 20.000 euros pendientes de pago. La ley establece que lo recaudado por la DGT irá destinado a la seguridad vial y a las víctimas. Es la principal baza de Tráfico para intentar que se mantenga el descenso de muertos y de heridos en 2010.

- Control por tramos. A finales de año se ultimaban los preparativos para poner en marcha el control de velocidad media en trayectos de unos cinco kilómetros.

- Reforma del Reglamento de Conductores. Se aumentaron los plazos para la renovación de carnés y se endureció el acceso a las motos más potentes.

- Pago 'online' de multas. Desde antes del verano se pueden pagar las multas en la web de la DGT y recibir las denuncias por e-mail y SMS.

- Puntos negros. Interior y Fomento acordaron señalizar los puntos con más accidentes de las vías, como primer paso para su eliminación.

Más información