21 agentes de la policía de Barcelona resultaron heridos al actuar contra vendedores ambulantes

Según la Guardia Urbana cada vez es más frecuente que manteros y lateros se resistan a la policía y agredan a los guardias

Hasta 21 agentes de la Guardia Urbana de Barcelona han causado baja por lesiones tras diversos enfrentamientos con vendedores ambulantes. El máximo dirigente del cuerpo informó ayer a los grupos de la oposición que cada vez es más frecuente que manteros y lateros se resistan a la policía y agredan a los guardias. Ningúnconcejal de la oposición se interesó por saber el alcance de estas agresiones.

En lo que va de año, explicó más tarde un portavoz del cuerpo, se han producido 40.000 actuaciones frente a vendedores ambulantes y han sido decomisadas hasta 288.000 latas de bebidas. Pero en 48 ocasiones se produjo una respuesta violenta por parte de los vendedores y a consecuencia de ello 21 agentes tuvieron que causar baja.

Mordiscos y pedradas

Las principales agresiones fueron mordiscos, golpes con palos, pedradas y puñetazos dirigidos a la cara de los guardias, cuando éstos intentaban hacerse con la mercancía o con el dinero de la venta supuestamente ilegal.

La mayoría de los enfrentameintos se produjeron en punto de alta afluencia turística: paseo de Gràcia, paseo de Colom, Rambla y el puerto de Barcelona.

Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS