Selecciona Edición
Entra en EL PAÍS
Conéctate ¿No estás registrado? Crea tu cuenta Suscríbete
Selecciona Edición
Tamaño letra

Los ediles de Benidorm aliados con un tránsfuga del PP se van del PSOE

"La marcha es lo mejor para el PSOE y para la ciudad", asegura el hasta ahora portavoz socialista.- Pajín había anunciado la expulsión de los implicados "sean quienes sean".- Rajoy cree que los ediles repetirán candidatura con el PSOE

Los 12 concejales del grupo socialista del Ayuntamiento de Benidorm (Alicante) y el tránsfuga del PP, José Bañuls, se han reunido este jueves por la mañana para firmar la moción de censura que desalojará de la alcaldía al popular Manuel Pérez Fenoll. El texto ha sido presentado por los ediles Agustín Navarro y Jaime Llinares, junto con el tránsfuga. Navarro ha anunciado que se darán de baja antes de que la dirección del partido tome alguna decisión contra ellos. En su opinión, la moción es "constructiva, no va contra nadie y busca una solución a la gobernabilidad".

Con esta decisión, que choca con la línea marcada por la dirección del PSOE, los socialistas pretendían recuperar el gobierno municipal que perdieron en 1991. Pero tras salir del partido, accederán al poder como independientes. El pleno de la moción se celebrará el próximo día 22.

Pajín había anunciado que se tramitaría la expulsión de los implicados, fuesen quienes fuensen

PP: "Es un asalto a la alcaldía en toda regla donde los socialistas rompen y roban la voluntad popular"

"La decisión es lo mejor para el PSOE y la ciudad", ha asegurado Navarro. "Somos serenos y fieles a las convicciones de las siglas. Nos hemos visto entre la gobernabilidad y una situación que no contempla una situación difícil entre el partido y la gobernabilidad", ha añadido el edil socialista, quien ha diferenciado la situación de ahora con la de 1991, cuando Eduardo Zaplana llegó al Consistorio, porque "no se han comprado votos".

Bañuls, el tránsfuga del PP que ha posibilitado la moción, ha asegurado que la decisión es "en favor de la ciudad" y la ha calificado como "la única herramienta para desbloquear una situación insoportable de paralización de servicios". Bañuls achaca la moción a la división en el seno del PP. "Ha sido imposible cualquier acuerdo en los últimos tres meses", ha asegurado.

"Repetirán con el PSOE"

Por su parte, el PP, a través de su portavoz, Antoni Pérez, ha asegurado se trata de "un asalto a la alcaldía en toda regla donde los socialistas rompen y roban la voluntad popular". "Se trata de un periplo infumable, la crónica de un acto anunciado y el fin de un sainete", ha asegurado Pérez, que se ha mostrado "convencido" de que los socialistas "no tramitarán la baja" de los ediles porque "lo han hecho para salvar la cara de sus dirigentes". El presidente del PP, Mariano Rajoy, ha ido más lejos y ha augurado que los concejales volverán a presentarse en la candidatura socialista. "Ya verá cómo la mitad repite en las próximas listas con el PSOE", ha asegurado.

Preguntada en una entrevista en RNE por la decisión que tomará el partido, la secretaria de Organización, Leire Pajín, ha afirmado que se adoptarán las medidas disciplinarias contra estos militantes "sean quienes sean", en referencia a su madre, Maite Iraola, que se encuentra entre el grupo de ediles de la localidad alicantina. "Los militantes saben que no cumplir el pacto antitransfuguismo tiene consecuencias y eso afecta a todos. No puedo decir lo mismo del PP que desde que se firmó el pacto lo ha incumplido", ha afirmado. Sin embargo, al darse de baja, el PSOE no tendrá que sancionar a los concejales.

Expulsión del partido

El pacto antitransfuguismo, firmado por PSOE y PP en 1998, prohíbe las mociones de censura en los ayuntamientos con el apoyo de concejales tránsfugas. Pajín ha mostrado siempre su apoyo a la iniciativa del secretario general del PSPV, Jorge Alarte, de no llevar adelante la moción. Los estatutos del PSOE contemplan incluso la expulsión para los concejales que no respeten el pacto.

El grupo socialista de la Diputación de Alicante ha acusado este jueves al PP de ser "el único responsable" de la moción de censura. En opinión, del portavoz socialista en la institución provincial, Antonio Amorós, "quien más se ha beneficiado de la moción ha sido el presidente provincial del PP, José Joaquín Ripoll", ya que mantiene así "un pulso de poder con el presidente regional, Francisco Camps".

Por su parte, el secretario general de los socialistas valencianos, Jorge Alarte, ha indicado hoy que "quien vota una moción de censura con el apoyo de un tránsfuga deja de ser militante del PSOE", informa Eva Batalla. Alarte, que asiste a unas jornadas parlamentarias en Gandia, indicó que el PSPV-PSOE seguirá los procedimientos que correspondan frente a una moción de censura que ha sido desautorizada claramente, tanto en Valencia como en Madrid. "El PSOE desautoriza claramente esta moción de censura e insto a los concejales (de Benidorm) que se abstengan de votar", ha asegurado.