Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

Bronca en la Asamblea de Madrid por el agua

La presidenta prohibe a los diputados que tengan botellas en sus escaños y hasta Aguirre contraviene sus órdenes

El pleno de la Asamblea ha comenzado este jueves por la tarde con una trifulca surrealista de 15 minutos entre los diputados y la presidenta de la Cámara, Elvira Rodríguez (PP), por la decisión de ésta de prohibirles que tengan botellas de agua en sus escaños para evitar que se derrame y bloquee el sistema de votación electrónica. En la discusión, la presidenta de la Comunidad, Esperanza Aguirre, se ha puesto de parte de los que pedían tener agua, incluso ha salido del hemiciclo a por una botella, que ha introducido en la sala, contraviniendo las indicaciones de Rodríguez, de su propio partido.

La bronca ha comenzado cuando, al entrar en el hemiciclo de la cámara de Vallecas, Aguirre ha visto que no disponía de agua en su escaño como en las demás ocasiones. La presidenta de la Asamblea ha explicado a Aguirre que, en la última Junta de Portavoces, se acordó que los diputados sólo tuvieran agua durante los plenos en la tribuna de oradores y que el resto, si quería beber, tendría botellas a su disposición fuera del hemiciclo, "exactamente igual que en el Congreso de los Diputados".

"¡Queremos agua!", han gritado desde sus escaños algunos diputados del PSOE, a lo que Aguirre ha replicado con su botella en la mano: "¡Y yo no la puedo beber hasta que no autoricen a sus señorías!". Aguirre ha protestado enérgicamente y se ha levantado para dirigirse a los escaños de la izquierda para pedirles a las portavoces del PSOE, Maru Menéndez, y de Izquierda Unida, Inés Sabanés, que acordaran levantar esta decisión.

"El agua estropea el sistema de megafonía"

"Si todos los portavoces están de acuerdo en tener agua, deberían tenerla", ha intercedido Aguirre. "Lo lamento, pero el agua estropea el sistema de megafonía y el otro día nos abortó una votación. En la Junta de Portavoces se decidió que, cuando alguien necesite beber agua, la va a tener fuera a su disposición. Perdone, señora presidenta, pero esto es un problema de ordenación del pleno de hoy. Me exigieron que garantizara el derecho al voto de los diputados y eso no se garantiza repitiendo las votaciones", ha contestado Elvira Rodríguez en medio de un gran revuelo.

Ante esta situación, la jefa del Ejecutivo ha salido a coger un vaso de agua, que sin embargo no ha tomado por las quejas demás diputados, que protestaban por que fuera precisamente la presidenta de la Comunidad la que se saltara la norma acordada por los grupos parlamentarios. Finalmente, ante las protestas, Rodríguez ha dicho que accedía a que tuvieran agua bajo la advertencia de que no iba a repetirse ninguna votación, si el circuito electrónico se estropeaba, como ha ocurrido en repetidas ocasiones, entre ellas en el pleno del 18 de marzo, cuando se votó el dictamen que exculpaba a la Comunidad de Madrid del supuesto espionaje a políticos del PP. "Creo que era mejor solución tener el agua fuera, igual que en el Congreso de los Diputados. En todo caso, aquí no se van a repetir más votaciones", ha zanjado la presidenta de la Cámara.

La portavoz del PSOE, Maru Menéndez, ha expresado su "queja por el espectáculo lamentable" que, a su juicio, ha originado una vez más una decisión que la Junta de Portavoces adoptó con el "voto contrario" de su grupo. Menéndez ha aseverado que es una "medida absurda dejar sin agua a los diputados" pero que "no puede ser rectificada por una decisión de la presidenta", lo que pone de nuevo de manifiesto que "las decisiones las toma Esperanza Aguirre por imposición". Todo ha terminado cuando Rodríguez ha pedido a los servicios de la cámara que repusieran las botellas a los diputados que así lo pidieran. El agua ha vuelto a su cauce y la sesión de control al Gobierno regional ha podido comenzar.