Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

Sarah Palin sube las ventas de... caretas de látex

Los disfraces de políticos son lo más vendido durante las vísperas de Halloween este año en Estados Unidos

La tradición de disfrazarse de fantasma, zombie o cualquier terrorífica figura que recuerde la noche de los muertos en Halloween parece haberse olvidado este año en Estados Unidos. Y es que, con los pocos días que separan la celebración de las elecciones, la gente no piensa en otra cosa que no sea la política.

Tanto es así, que las tiendas de disfraces estadounidenses, que típicamente suben sus ventas más que nunca en el año durante estas fechas, han tenido que cambiar su stock de aterradoras máscaras de monstruos y fantasmas por las caretas de Obama, Palin y McCain.

Jeff Russell es el encargado de una tienda de disfraces en New Haven, Connecticut, desde 1980, y reconoce que este año ya se le han agostado las caretas de Palin, las más vendidas. Sin embargo, su experiencia le dice que las ventas de sus mascaras suelen ser inversamente proporcionales a los votos que después reciben los candidatos.

"Tradicionalmente, la careta que más se vende es la del candidato que pierde", ha declarado al periódico Connecticut Post. "La gente se burla de los que no quieren que ganen, por eso compran sus máscaras, que son caricaturas de los verdaderos políticos".

Howard Beige, gerente de la tienda Rubie's Costumes, ubicada en el barrio de Queens, en Nueva York, pensó en el arrastre que tendrían las caretas de Palin con bastante antelación, y las puso a la venta justo después de la Convención Republicana, a principios de septiembre.

"Produjimos las máscaras de látex en cuatro días. Pero nunca vi un disfraz de ningún político venderse tan rápidamente", ha declarado Beige, en cuya tienda también se venden pelucas de Palin, gafas, trajes y todo tipo de accesorios para disfrazarse al completo de la candidata a vicepresidenta

Comprueba cómo ha subido la popularidad de Sarah Palin (lalistaWIP)

La peluquera de Palin, la mejor pagada de la campaña republicana

La persona mejor pagada de la campaña republicana no es el encargado de política exterior, Randy Scheuneumann, ni Nicolle Wallace, su jefa de comunicación. Es Amy Strozzy, según el nuevo registro de la Comisión Federal para las Elecciones. Strozzy, nominada a un Emma por el programa So you think you can dance?, viaja junto a la gobernadora de Alaska y por su trabajo las dos primeras semanas de octubre recibió, según el New York Times, 22.800 dólares (17.779 euros), según el registro. En esa misma quincena, Schneumann sólo recibió 12.500 dólares (9.747 euros) y Wallace 12.000 dólares (9.357 euros).

Pero los gastos en el aspecto de la candidata a la vicepresidencia. Angela Lew, que se encarga del carcterístico peinado de Palin, recibió 10.000 dólares (7.797 euros) por "consultas de comunicación", la primera mitad de octubre. Lew fue recomendada a la senadora por la candidata a primera dama, ya que la peluquera habitual de Cindy McCain trabaja en el mismo salón de belleza que ella.

Más información