Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

"¡Llevo 10 años esperando este momento!"

El abuelo de Nieves Galindo, señalado por los falangistas como 'el maestro rojo', está enterrado en la misma fosa que García Lorca

"¡Estoy tan contenta! ¡Llevo 10 años esperando este momento!". Nieves Galindo apenas puede contener la euforia por la autorización del juez de la Audiencia Nacional Baltasar Garzón para abrir la fosa donde yace su abuelo, el maestro republicano Dióscoro Galindo, enterrado con los banderilleros Joaquín Arcollas y Francisco Galadí, y el poeta Federico García Lorca. "Sólo siento que mi padre se lo esté perdiendo. Le hubiese gustado mucho oír esta noticia. Se murió con mucho miedo", explica.

Dióscoro Galindo, señalado por los falangistas de Pulianas como el maestro rojo, fue fusilado la madrugada del 18 de agosto de 1936. Su hijo, el hombre que no ha llegado a tiempo para escuchar la buena noticia, fue amenazado de muerte por intentar acompañarle al Gobierno Civil.

La asociación granadina para la Recuperación de la Memoria Histórica y Nieves Galindo solicitaron al juez Garzón que autorizara la apertura de la fosa el pasado 12 de septiembre. En su denuncia presentaban, además, estudios sobre otra ubicación de los restos, distinta a la descubierta por el escritor Ian Gibson en 1971, tras años de investigaciones. Gibson localizó la fosa después de que Manuel Castilla, el hombre al que obligaron a enterrar los cuerpos del poeta, el maestro y los dos banderilleros cuando tenía 18 años, le señalara el lugar, hoy convertido en el Parque Federico García Lorca.

Una vez abierta la fosa, la identificación de los cuerpos sería muy sencilla ya que al maestro le faltaba una pierna y uno de los banderilleros era cojo.