Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

ETA hace estallar cuatro artefactos en Cantabria sin causar heridos

Una llamada en nombre de la organización terrorista a los bomberos de Trápaga (Vizcaya) había avisado de las explosiones en las localidades de Laredo y Noja. -Los lugares amenzados han sido desalojados

ETA ha hecho explotar cuatro artefactos en Cantabria, dos en la playa de de Laredo y dos en la localidad de Noja, sin causar heridos. Ambas playas habían sido desalojadas a partir de las 11.00 tras una llamada a los bomberos de Trápaga (Vizcaya) avisando en nombre de ETA de la colocación de cuatro artefactos en estas localidades de la costa cántabra.

El primer artefacto ha explotado sobre las 12.14 en el Paseo Marítimo de Laredo (Cantabria) sin causar ningún herido, según han informado testigos presenciales. La detonación se ha escuchado en toda la localidad, uno de los principales puntos turísticos de Cantabria, y ha provocado una columna de humo de unos 25 metros.

El artefacto estaba colocado junto a la barandilla que separa el Paseo Marítimo de la playa, que había sido desalojada unos 45 minutos antes por la Guardia Civil. El desalojo ha sido rápido puesto que el día ha amanecido lluvioso en Laredo y no había demasiada gente en la playa.

ELPAIS.com ha podido confirmar con una empleada del Hotel Cosmopol del Paseo Marítimo de Laredo que la zona ha sido acordonada por agentes de la Guardia Civil en torno a las 10.45 horas. Muchos de los turistas han tenido que abandonar la Playa de la Salvé y refugiarse en las cafeterías y hoteles de los alrededores. La Delegación de Gobierno de Cantabria ha informado de que se han producido algunos daños en los cristales de los edificios cercanos al lugar de la explosión.

Tres explosiones más

Aproximadamente 40 minutos después de la primera explosión, se ha producido una segunda en la playa de Noja, a 30 kilómetros de Laredo. La Delegación de Gobierno ha informado de que la Playa de Ris también había sido desalojada sobre las 11.00. Según una empleada del Hotel Ris consultada por este medio, el explosivo ha causado "un gran ruido" pero la gente está "muy tranquila".

A las 14.05 ha hecho explosión un tercer artefacto en la playa de Laredo, a unos 300 metros del lugar donde estalló la primera bomba. En esta ocasión, el explosivo estaba situado en una caseta de la cruz roja y sólo provocado algunos daños materiales. La cuarta explosión se ha producido 45 minutos después en un campo de golf de Noja.

Llamada a los bomberos de Trápaga

Una llamada, en nombre de ETA, a los Bomberos de Trápaga (Vizcaya) había avisado de la explosión a partir del mediodía de cuatro artefactos en Cantabria, en las playas de Laredo, del Ris en Noja y en el campo de golf de esta última localidad. La Delegación de Gobierno en Cantabria ha asegurado que, tras verificar la credibilidad de la llamada, se ha procedido al desalojo de los lugares amenazados y se ha desplegado el dispositivo necesario para minimizar los daños que pudieran causar las explosiones.

Según han confirmado fuentes del cuerpo de Bomberos de la localidad vizcaína, la llamada avisaba de que las explosiones se iban a producir entre las 12.00 y las 15.00. La comunicación en nombre de ETA se ha producido sobre las 10.30 a través de una grabación, en la que se oía la voz distorsionada de una mujer.

30 años de 'campañas de verano'

Con la explosión de los artefactos en Laredo y Noya, ETA ha retomado su habitual campaña de verano, que mantiene desde hace casi 30 años. La detonación de artefactos de ETA en zonas turísticas es habitual desde 1979 y se ha saldado con la muerte de seis personas (tres en 1991, una en 2001 y dos en 2002) además de provocar un número elevado de heridos. No obstante, en la mayor parte de los casos, los explosiones solo han provocado daños materiales -además del perjuicio a un sector económico clave en España- ya que han sido anunciadas previamnete por la banda terrorista.

Más información