Las aulas de Infantil podrán admitir 3.000 alumnos más el próximo curso

La consejera explica el polémico Decreto de Mínimos contra el que hoy se han presentado 40.000 firmas

La Comunidad de Madrid incrementará el curso 2008-2009 el número de niños por aula en la red pública de escuelas infantiles, lo que permitirá incrementar en más de 3.000 (un 16% más) el número de plazas de cero a tres años. Así lo establece el polémico Decreto de Mínimos de las Escuelas Infantiles de la Comunidad de Madrid que hoy ha explicado la consejera Lucía Figar y que ha sido aprobado, según el Gobierno regional, porque así "lo manda la Ley Orgánica de Educación (LOE)". Figar ha defendido el documento, que garantiza, por ejemplo, cada bebé gozará de un espacio mínimo de dos metros cuadrados.

La consejera ha puntualizado que el Decreto que establece las enseñanzas y regula los requisitos mínimos de Educación Infantil es "básicamente continuísta" (el 95% se basa en la orden ya existente), por lo que, además de elevar su rango a decreto, "se simplifican algunas cuestiones y se adaptan otras a lo que mandaba la LOE". Respecto al incremento de las ratios (número de alumnos por aula), ha explicado que el decreto "mantiene" los máximos de 8, 14 y 20 alumnos por aula para niños de 0 a 1 año, de 1 a 2 y de 2 a 3, respectivamente, que recogía la orden, aunque en la red pública madrileña se aplicarán unos máximos de 8, 13 y 20 niños por unidad.

Estas ratios, ha dicho Figar, los aplican 13 de las 17 comunidades autónomas, "los establece el Ministerio de Educación" para otorgar financiación a las escuelas infantiles y son los adecuados para hacer frente a la actual demanda de plazas infantiles en la región. Así, a partir del curso 2008-2009 la red pública de escuelas infantiles acogerá a un 16% más de niños (unos 3.000) y para sufragar los gastos que de ello se deriven el Gobierno regional inyectará 1,8 millones de euros anuales adicionales. Respecto a los espacios de las escuelas infantiles, la consejera ha explicado que el decreto "mantiene" con carácter general las aulas de 30 metros cuadrados como mínimo, y amplía a dos metros cuadrados por niño (antes fijaba 1,5 m2) el espacio de las clases en las escuelas con menos de tres unidades.

En pie de guerra contra el decreto

También "mantiene" el decreto los 70 metros cuadrados fijados para el tamaño del patio, y "con carácter excepcional" contempla que éste pueda estar ubicado en terreno público -un parque- "siempre y cuando no haya una vía de circulación entre la escuela y el parque". En cuanto a los contenidos educativos para el primer ciclo de enseñanza, ha dicho que la nueva normativa regula "los que consideramos más adecuados y oportunos" para niños de hasta tres años y en consonancia con lo regulado por otras regiones. Respecto a las titulaciones necesarias para impartir educación en las escuelas infantiles, ha asegurado que el decreto garantiza que "seguirán trabajando los mismos profesionales que hasta ahora" ya que la titulación requerida no varía. La consejera ha dicho que no entiende las críticas y las movilizaciones que han surgido en la Comunidad de Madrid por una decisión "vigente" en el resto de España.

A pesar de las explicaciones de Figar, para hoy están previstas varias concentraciones en protesta por la medida.A las 12.00, miembros de la Junta de Portavoces de Escuelas Infantiles y Casas de Niños de la Red Pública de la Comunidad de Madrid han entregado en el Registro de la Consejería de Educación, acompañados de padres y madres de escolares, más de 40.000 firmas para exigir al Gobierno de Esperanza Aguirre que retire el decreto. A las 18.00, una manifestación ha recorrido la calle Alcalá contra "la privatización de la educación".

Municipios madrileños como Fuenlabrada, Leganés, Getafe y Parla, gobernados por el PSOE, o Rivas Vaciamadrid, en manos de IU, se han mostrado "en pie de guerra" contra el decretoporque, a su juicio, supone un "ataque frontal" a la calidad de la enseñanza y tiene como único propósito privatizar la Educación Infantil. Según estos pueblos, el decreto de mínimos reduce el espacio destinado a los niños, aumenta el número de alumnos por clase, permite la existencia de escuelas infantiles sin patio, rebaja las exigencias de titulación de los educadores y reduce el número de profesionales de apoyo.

Lo más visto en...

Top 50