Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

Eddie Murphy recibe el 2008 casándose en una isla privada

El actor celebra su segundo matrimonio, con Tracey Edmonds, en la Polinesia francesa

Los Ángeles (EE UU)

El comienzo del año es para muchos el momento de marcarse buenos propósitos. El actor Eddie Murphy inició 2008 con uno importante, al casarse con su novia Tracey Edmonds en una isla privada de la Polinesia francesa. La ceremonia, ante tan sólo 25 personas, supone el segundo matrimonio del actor y deja atrás un año en el que algunas encuestas le tacharon de mal actor y la ''spice girl'' Melanie Brown le obligó a reconocer que compartía con ella la paternidad de su hijo, que en un primer momento negó.

Murphy se prometió con Edmonds, productora de cine, en julio, tras meses de relación. Este compromiso, el segundo para ambos, se llevó a la práctica el día de Año Nuevo y tuvo como escenario una isla privada cercana a Bora Bora, en la Polinesia. La exclusiva, dada a conocer por la edición digital de la revista People, fue desvelada por el representante del intérprete de Dr. Doolittle a la publicación, a buen seguro uno de los 25 privilegiados que asistieron a la ceremonia nupcial.

La romántica celebración tuvo lugar al atardecer y a ella acudió la novia vestida con un traje de los diseñadores Sugia Nazel y Jill Baracci. La productora, de 40 años, subió descalza al altar al tiempo que sonaban los acordes de ''Makings of you'', de Gladys Kight''s. Por su parte, Murphy, de 46 años, llevaba un traje color crema que dejaba asomar un pañuelo blanco. El diseño de la cuidada escenografía, con un sorprendente comedor compuesto por 6.000 conchas incluido, corrió a cargo del organizador de eventos Colin Cowie, mientras que los invitados bailaron tras la exclusiva cena al ritmo marcado por el DJ Darrin Ebron.

Un 2007 de altibajos

Murphy parece haberse propuesto este año pasar página e iniciar una nueva vida al lado de Tracey Edmonds, quizás para olvidar un año no del todo bueno. Como actor, y aunque inició el año recibiendo elogios con su reciente papel en Dreamgirls, que le valió un Globo de Oro y una nominación al Oscar, no pudo mantener este nivel. De hecho, una reciente encuesta del portal de internet Moviefone lo sitúa como peor intérprete de 2007 por la comedia Norit, un dudoso honor que comparte con la omnipresente Lindsay Lohan en el apartado femenino.

En el ámbito personal, el sobresalto le llegó de parte de la spice Melanie Brown, quien estuvo a punto de llevarle a los tribunales en agosto para obligarle a reconocer la paternidad de su hijo, después de que el actor negase cualquier vínculo. Sin embargo, terminó por admitir ser el padre después de la presión pública. Se trataba del sexto hijo de Murphy, quien ya contaba con cinco más fruto de su relación con la modelo y actriz Mitchell Murphy, con quien estuvo casado 13 años hasta divorciarse en 2006.